Statcounter

viernes, 29 de mayo de 2009

Quien roba a la SGAE tiene cien años de perdón

L a SGAE, un socio, ha solicitado quince mil euros a IU por una frase (“a por ellos”) incluida en un vídeo electoral. Seamos comprensivos, los chicos han gastado mucho últimamente, tienen déficit y no pagan lo suficiente a sus socios. Cree la SGAE (el ladrón) que todos son de su condición. Uy! ¿Un refrán pagará derechos?

Imagino esos socios comprometidos con la causa - que puesto que ya no escriben, cantan o crean, tienen tiempo libre - caminando por bodas y bautizos, campos de futbol, botellones y demás concentraciones - apuntando a quien osa pronunciar verso, canción o música sin la oportuna licencia para que Ramoncín y el Bautista de turno, denuncien y engrosen la hucha para construirse palacios, por cierto ilegalmente hipotecados.

Ya no basta con que paguemos como delincuentes preventivos que somos ese magnífico canon. Ahora resultará que cualquiera que use expresiones hechas pueblo, que alguna vez no lo fueron, debe, igualmente, pasar por las arcas de nuestros voraces e insaciables autores a pagar por refranes o dichos.

Los Villancicos en Navidad, las Albadas que se cantan en fiestas, las músicas que se exhibe en los conciertos locales interpretadas por escolares, las jotas cantadas en las bodas, los conciertos benéficos. Nada es suficiente para calmar el insaciable apetito recaudatorio de este negocio de Autor que beneficia a todo el mundo menos a la mayoría de los autores, que desearían una ayuda en momentos de tribulación antes que notables y exquisitos palacios.

“Mientras que hay autores que pasan serias dificultades económicas, la SGAE se dedica a abrir sedes majestuosas en Nueva York y crear un trama empresarial para hacer negocios". Pues eso; uno de los del negocio ha caído ahora sobre un video electoral de IU que usa una frase (a por ellos) que se grita en campos y batallas deportivas: atención Florentino, que tendrás que poner una sobretasa a las entradas para pagarle una cuota a la SGAE.

Por cierto, quien será el autor del RA-RA- RA de mis jóvenes días de futbolero. Hacemos una demanda retroactiiva y nos forramos.

En fin, quien roba a un ladrón (la SGAE) tiene cien años de perdón. ¿Alguien sabe si este refrán tiene autor?

jueves, 28 de mayo de 2009

Canto que ha sido valiente siempre será canción nueva.

Victor Jara, casi 36 años después: sus asesinos han sido detenidos. Un par de hijos de puta cuyo nombre no conocemos, y que no pienso aprender nunca, segaron a balazos su vida, tras romper sus muñecas, el 16 de Septiembre del 73. Lenta es la justicia y lento el camino de la libertad.

Conocí su muerte, un día después, el 17. Lo recuerdo porque era lunes sombrío, andaba por Moncloa, con mis colegas, preparándonos para empezar la “uni” y por el Decanato de la Complutense, y nos dieron nuestros primeros porrazos los grises a caballo. Con Jara morían para nosotros las ilusiones de que todo volviera atrás Supimos, con la fiereza de los cabreados, que odiaríamos siempre a Nixon y a Pinochet.

Sabíamos de Él que su madre se llamaba Amanda y su padre Manuel, sabíamos todas sus canciones y sus compromisos. Sabíamos de sus conversaciones de cafetín con Violeta Parra y, desde luego, sabíamos que su canto, el de Neruda, el de tantos otros formarían parte de nuestra educación como gente que ama la libertad.

Escribió en la clandestinidad del Estadio de Santiago, horas antes de su muerte, su último poema: “El silencio y los gritos son el final de mi canción”. Casi 36 años después los culpables de su silencio serán llevados a un tribunal que quizá decida que su delito ha prescrito, o quizá no. Lo dramático es que sus asesinos eran unos críos que, en lugar de perder la mañana en Moncloa o en las grandes alamedas de Santiago, cargaban fusiles americanos para “matar a su hermano”.

Muchos años después, el grupo Clash cantó: “Por favor, recuerda a Victor Jara en el estado de Santiago; es verdad, las balas de Washington de nuevo”. (Washington Bullets).

Y uno se siente convocado al odio retroactivo hacia aquellos asesinos. El mayor error de los que olvidan es creer que los olvidados harán lo mismo, versos de Daganzo que otra vez os he escrito, y que me vienen a la memoria al pensar en los asesinos de Victor Jara.

Compañero Victor Jara, ¡Presente! Se gritaba aquellos días. Si; suena a viejo pero “Canto que ha sido valiente siempre será canción nueva”.

miércoles, 27 de mayo de 2009

“Pakistanies de la Web” o periodistas sin calidad.

Periodistas “low cost” o los “pakistaníes de la WEB”. Así se refieren en Francia a los periodistas que se alinean en las redacciones de los periódicos frente a las pantallas. Jóvenes, con pinta de “frikis”, contrato temporal, cobrando por pieza, asumiendo que el periodismo on line es un territorio sin derechos.

Con condiciones sociales indignas en las redacciones, tanto de los sitios web como en las salas del papel, los editores siguen predicando, cada vez con menos éxito, el periodismo de calidad.

Recuerdo, a principios de los ochenta, mis primeras experiencias con los medios. Un grupo de jóvenes periodistas, en Zaragoza, buscaban bajo las piedras (o sea, en mi despacho) información sobre los créditos irregulares de La Caja de Ahorros. Incluso un notable periodista de El País, cuando el periódico aún no era el faro y guía de occidente, se desplazaba a Zaragoza porque un jovenzuelo parecía saber algo de la crisis de una empresa llamada Hidronitro.

Tiempos donde el periodismo era de investigación porque los lectores pedíamos noticias. Ningún medio ha investigado, seguido o alertado sobre los dudosos créditos de Caja Castilla La Mancha (seguimos esperando autocrítica y los próximos escándalos que andan en los rumores y no en los periódicos). No lo han hecho por que han vivido de la burbuja, sometidos a sus líderes, pero, también, porque no ponen a los periodistas en su sitio.

Los gestores de los medios los quieren en las pantallas, sin salir a la calle, sin conocer una fuente, sin hablar con nadie, buceando en las redes sociales, transmitiendo lo que ocurre sin datos o verificación. Hay más preocupación por los contenedores que por los contenidos.

Con el pretexto de las nuevas tecnologías, los editores, más preocupados por el contenedor que por el contenido, descubrieron el mundo de los periodistas mal pagados y la facilidad de administrar lectores complacientes que seguían comprando periódicos para leer, de nuevo, lo que ya sabían por internet: las noticias de ayer.

La información de calidad que tanto se predica no es otra que recuperar la relación con los lectores y lectoras.Y nosotros queremos algo distinto: queremos historias

Eliminar papel y periodistas no es un modelo de negocio. El modelo de negocio en los medios, como en cualquier otro, se basa en la inteligenia de los recursos humanos. Pero,cielos, esto hay que pagarlo.

martes, 26 de mayo de 2009

Un Clio amarillo es lo que se lleva ahora…y un “ordenata pal niño”: cambiando el modelo.

Habiendo ya reconocido en otro momento que los pobres y yo hemos formado la burbuja inmobiliaria, os convoco a que protagonicemos el cambio: “un ordenata pal niño y un Clio pa ti”. Siendo que yo, especulador, me desgravé la vivienda y los pobres, especuladores, querían casas a troche y moche, debemos cambiar el modelo nosotros, por culpables.

Me ha costado reconocer que las leyes del suelo y su monetarización municipal, la ausencia de disciplina en la costa, el predominio de la vivienda libre, la permisividad crediticia a promotores, no eran culpables; pero, nada, ya he entendido que la culpa fue mía y de los pobres.

Por eso, si los bancos vuelven a chupar pela pública, aplaudiré porque, como soy de izquierda, no puedo oponerme a tamaño progresismo y, menos aún, coincidir con la derecha antipatriota.

Le he contado a Liber mi fervor patriótico y me dice que de comprar un ordenata nada y que lo del coche, tampoco, porque, primero, tenemos que pagar el otro. Le he dicho que Sebastián pide que nos compremos un Clio – porque Esperanza sólo ayuda a los ricos- , y me dice que pasar del Opel Astra al Clio será muy patriota pero que lo del seiscientos era de mi infancia. Que digo yo que no tenía porque llegar a esos extremos tan humillantes- lo que tenemos que sufrir los progresistas-; pero claro es que Liber es de IU y ya se sabe.

Como mi ministro de industria favorito me conminó a consumir español me he puesto a mirar que fabricante de ordenadores o de vehículos español tengo a mano y, cielos, no hay ni uno. Pero si Sebastián dice que lo progre ahora es lo otro, yo a ser un patriota progre y a lo que me mande.

No acabo de pillar que coche y combustible, por muy moderno que sea el Clio, sean la base del nuevo modelo sostenible. Tampoco pillo eso de que la sociedad del conocimiento sea un ordenador – ayudaría eso sí lo de la extensión de la banda ancha y la reducción del precio de conexión-.

Pero nada; si Jose Luis y Sebastián dicen que el cambio sostenible empieza y lo lidera Andalucía, yo me lo creo. ¿Os parece una tomadura de pelo? Si ya os veía yo cara del nazi del video. ¡A comprar un ordenata y un Clio, ahora mismo!, pandilla reaccionarios.

lunes, 25 de mayo de 2009

Intolerable: desaparece la primera clase.

De todas las malditas cosas que produce esta crisis, la desaparición del paraíso de la primera clase es la más notable. La internacional hecha cabina de avión, donde los dioses y los tribunos se mezclarán con campesinos y obreros, en un sindicato popular indistinguible. Desaparece, no ya la más acrisolada de las tradiciones de la aviación comercial, sino todas esas sutiles barreras que distinguían los educados de los oficinistas.

La “Top Class” de British Airways será abolida. Anuncio que los ejecutivos de la Airwais han hecho antes de anunciar los peores resultados económicos de su historia. El pasado año perdieron un fascal de libras (401 millones) y al año que viene seguirán perdiendo dinero.

Mirad si es grave el asunto que el Director General ha decidido dejar de cobrar...un mes. Humillante, intolerable, y vosotros y vosotras sugiriendo que deben dimitir por siempre los responsables.

El ruido de la cortina azul al cerrarse al inicio del vuelo; la silueta del carrito de las viandas de calidad, que sólo podía entreverse en la clase común, el vaso de güisqui sobre la mesa ejecutiva; el Herald Tribune en las mesitas reclinables…la azafata y azafato más altos, todos estos distinguidos símbolos al garete por esta maldita crisis que no se basa en la explotación sino en esta insoportable nacionalización estética.

Mirad si el asunto es dramático que en el vuelo Heathrow-Las Vegas, dice el The Guardian, que solo usan la gente muy rica que se desplaza al Casino americano, tampoco tendrá primera clase. Imaginad a cualquiera de ellos y ellas mezclados con los viejecitos del Imserso; mezclando a los que cierran los hoteles para ellos solos con cualquier ludópata de máquina tragaperras…demasiado, demasiado.

Los pobres sois vengativos, crueles. No; no os basta ver el insoportable sufrimiento de los banqueros, exigir en las plazas que se reduzcan los salarios de los Consejeros de empresas y bancos, dejar en la pobreza a Teddy Bautista y Ramoncín.

No; no es eso los que queréis, buscáis la humillación, la derrota final: ahora, en Inglaterra, la compañía bandera suprime la primera clase, cual será vuestro siguiente paso, que puede ser mas malvado que viajar, así, mezclados, en clase turista … inaceptable.

sábado, 23 de mayo de 2009

Ahora saben que copias de la wiki, pandilla de traidores…

Siempre supimos que los programadores y expertos en informática eran seres malvados y demoniacos. Podíamos tontear con ellos de vez en cuando, pero siempre hemos sabido que no dejan heridos, que no son compañeros para las trincheras. Una vez más lo han hecho: ya existe un software para que estudiantes y redactores no puedan copiar de internet.

A partir de ahora resulta difícil hacer los deberes y trabajos a base de copia, corta y pega. Lo siento muchachos y muchachas: la wiki ha fenecido; hasta los blogs mueren como fuente del conocimiento académico. Que sepan mis lectores estudiantes que deseo que mis múltiples y afamados conocimientos sean copiados, multicopiados, y todos los “ados” que hagan falta. Son ellos, profesores y programadores los que se oponen

Los traidores, los felones, los torturadores intelectuales, proceden de la empresa catalana Symmetric que ha desarrollado el programa Approbo, que compara archivos on line y detecta si un párrafo, o todos, de un documento coincide con otros. Y además, para consumar su inexplicable traición, lo hacen gratis, sin premio alguno, lo que sólo revela su excelsa y notable maldad.

La herramienta, que también es útil para conocer la difusión de un texto en la red o saber si ha sido publicado sin permiso, da la opción de seleccionar párrafos y ver exactamente en qué webs o blogs aparecen las mismas frases exactas, según dicen sus creadores.

Que elegantes y finos estos cómplices de la SGAE, de los profesores. Organicemos la revolución, establezcamos mecanismos de defensa; rebelémonos contra estos guardianes del orden académico establecido y de las plataformas de los derechos de propiedad. Denunciemos a los traidores que le devuelven con el software el poder a los de siempre.

Ved como el conocimiento y la brillantez, a veces, carece de encanto. Brillante descubrimiento, sí; pero que soso.

viernes, 22 de mayo de 2009

Os dejaré en herencia mi vida digital: por fastidiar

Esto de internet no sólo nos ha cambiado la vida sino, también, la muerte. En la lectura de la herencia ya no sólo nos humillarán constatando que no hay bienes que repartir sino que el abogado experto pondrá cara de pena y dirá: en realidad tenía pocos amigos en el “feisbuk”, señal de que nos iremos a la tumba con una reputación digital de pena.

¿Por qué digo esto? Veréis: hace unos meses, en Linkedin, un colega de uno de los grupos preguntó: ¿Qué ocurrirá con tu vida digital el día que te mueras? El más avispado comentario apuntó: “alguien podría crear un negocio y hacer dinero con este asunto; al fin y al cabo, esto es América”.

A lo mejor pensáis que este era un comentario malvado. Pues he aquí que no: acabo de descubrir que un bufete de abogados se ha especializado en gestionar la vida digital de uno tras la muerte y, especialmente, de organizar testamentos donde uno diga quién debe heredar sus recursos “on line”: contactos, contraseñas, pedidos digitales, etcétera.

Claro es que el asunto es grave. Imaginad que os habéis comprado algo por internet, una camisa por un poner, y no os la podéis poner el día del funeral porque no os habéis preocupado del asunto. O que tenéis unos ahorrillos dispuestos en alguna cuenta en un paraíso digital y vuestra pareja no está al corriente de la contraseña. Veis, a qué no habíais caído.

Es que son cosas que hay que prever muchachos y muchachas. Que eso de que el muerto al hoyo era para antes, cuando no teníamos vida digital, y ya se encargaba la familia de rastrear la libretilla de ahorros y las escrituras entre los papeles

En mi caso, mi vida digital se reduce a este blog, al facebook, Linquedin y a un montón de contraseñas y contactos de email y de teléfono móvil.

Los comentarios y tontunas aquí pueden quedarse hasta que el patrón del hospedaje lo retire. Las contraseñas, las contraseñas, pues nada, que en realidad no esconden secreto alguno y de ahorrillos y esas cosas, como bien señalará Liber, no me ocupo, que soy de los que, con Elena e Itziar, nos lo gastamos. Las deudas, que crecen últimamente, os las podéis quedar sin problema.

Así que lo que haré será dejaros en herencia mis contactos, los del correo, los del “linquedí”, los del “feisbuk”, y los del “tuiter” – que esta Lidia muy pesada con que me haga yo de eso-. Ya estáis empezando a quejaros, que si “pa” que quiero yo tus contactos, que vaya rollo. Pensad un poquito: igual podéis hacer una campaña viral para vender mis obras completas o vuestro libro, mis contactos son gente muy leída y culta, hasta la tercera cerveza, claro…

O igual, os tenéis que pasar tres días avisando a los contactos de que el pájaro ha muerto. Qué risa: quedáis nombrados herederos, por fastidiar.

jueves, 21 de mayo de 2009

Si Papá no es bueno te quito el ordenador.

Eso. Y Papá no fue bueno; se hinchó a enmendar al prócer y listo: el niño sin ordenador. Y mira que la propuesta ya era chunga; de hecho sonaba a truco del almendruco, como muchos han denunciado. Pero ha durado 72 horas.

Luego me reñiréis porque digo que hay días que no sé si soy de los nuestros. Mira que ha habido Debates de la Nación chungos; incluso, promesas incumplidas o medidas más calculadas. Pero propuestas solemnes que a los tres días desaparecen, por un quítame allá unos votos que, además, no son vinculantes es una tomadura de pelo.

Ah; que la derecha dice lo mismo que yo pienso: esto no puede ser. Albricias, gran decisión, mucho ha tardado Jose Luis en retirarlas, faltaría más.

Nada, nada, a ver si me van a confundir con cualquier reaccionario por decir que poner la mano derecha en la reforma laboral y la izquierda en el sistema de empleo es una felonía. A ver si me van a llamar derechoso por decir que ha desaparecido la supresión de impuestos a las Pyme.

Muy bien puesto y quitado todo, faltaría más, viva Jose Luis, Pepiño, Salgado y el secretario de Estado liberal que quiere bajar los salarios, que, seguro, segurísimo, es cosa progre y moderna.

Este nuevo plan anticrisis que iba a cambiar el modelo productivo español, de modo tan eficaz como milagroso, se ha desvanecido, es hoy un fantasma que navega por las páginas de taquígrafas y taquígrafos, que ponen diego donde dije digo, con la firmeza que se supone a estos avezados técnicos.

Cabildeos de palacio, cosas para espetar al contrario eso de que la banda de mi calle es más grande que la tuya; para que todo sea bonito y las mayorías del día a día acampen en el Parlamento; para que todo el mundo pueda decir a mí me aprobaron una y, a los demás que nos zurzan, ignorando que narices se ha aprobado y que tiene que ver lo que se ha aprobado con medidas anticrisis.


En fin; que los de quinto tendrán que comprarse el ordenador sin los 50 euros del gobierno; que lo de la vivienda ya se lo quitarán a alguien, aunque no sabemos a quién; que los impuestos de las pymes se quedan como están; que en unos sitios se comprarán coches y en otros no. Pero, nada, nada, yo aplaudiendo no sea cosa que digan que soy de derechas.

Me vais a perdonar. Pareciéndome todo esto una auténtica patochada, tengo que desmentir que forme parte de las tramas de Gürtel; no tuve nada que ver con el accidente del YAK42 y, además por si alguien duda, no soy el cura homófobo del PP que sale en el vídeo de los sociatas.

miércoles, 20 de mayo de 2009

“blogueros, monos con ordenata”.

Hacía tiempo que buscaba yo la forma fina, elegante y literaria de deciros lo que sois. Y aquí está, naturalmente robada a un fino y elegante literato: “Los blogueros, monos con ordenata, campean a sus anchas como piratas de Somalia. Entran a las páginas no a escuchar la música de las palabras, sino a robarlas”.

Pues no; no lo ha dicho ni escrito la SGAE sino Raúl del Pozo a quien, imagino, Teddy Bautista le ofrecerá habitación en el Palacio de Boadilla, pagada con el canon que me cobraron por mi ordenata, mi cámara, mi teléfono, mis Cds y todos esos artilugios por los que me cobran, a modo de castigo preventivo.

Yo ya sé que a casi nadie os intranquiliza tal opinión; a mí tampoco. Sé que hay quien lo considera un simple desahogo de “cierta vieja guardia de nuestras redacciones”. Pues es probable que tenga razón pero me mueve a pena e irritación esta acusación de robar palabras, cuando las palabras, supongo, deben ser dichas y escritas para cruzar universos.

La cosa debe ser cuando no pagas la “gazzetta” (las sobras, el cambio, la última monedilla del cuerno de la abundancia, con las que en Venecia se compraba al gondolero el último chisme escrito).

Uno sabe que el primer comercio de ideas, que tenía en monjes y trovadores (los primeros contadores de chismes) a sus portavoces, produjo conocimiento. Ya veo yo a los monjes, subidos en sus históricos púlpitos y columnas, llenas de adjetivos, advirtiendo a monarcas y pueblo llano sobre la maldad de los trovadores.

Blogueros, nuevos bárbaros que deshacen el negocio y, mientras beben los monjes sus güisquis en las redacciones, escriben nuevas consignas con el único ánimo de morder al periodista de calidad, dueño de todas las palabras.

Debe preocuparles a los monjes que descienda el número de sillas disponibles en las comidas de los palacios; que desaparezcan las filas reservadas en los eventos de la corte; que los conventos (marcas) a los que representan se devalúen en un mercado sin oligopolistas. Mirándolo bien, igual tienen razón para tener miedo.

Debe preocuparles a los monjes que cualquier simio les robe la capacidad de analizar la verdad porque así los conventos, sus pregoneros y textos ya no orientarán los amaneceres y en la corte ya no serán útiles. Igual tienen razón para tener miedo.

Como no puedo elegir entre ser periodista o ser bloguero, lo tengo claro: soy un mono. Miraos lo vuestro

martes, 19 de mayo de 2009

Tortilla de silicona

Así se llama uno de los premios que será otorgado por Ecologistas en Acción al anuncio que transmite los peores valores culinarios y alimenticios. He escogido este título como podría haberlo hecho con cualquiera de los otros premios que se conceden en este premio para la publicidad sexista, falsa, o de valores negativos.

El pasado domingo, con el título “Desatino publicitario”, el diario El País, faro y guía de occidente, publicaba un atinado artículo sobre la manipulación publicitaria al hilo de la retirada de un medicamento que había recurrido a una imagen “machista y fanfarrona”, según el faro y guía de occidente.

Nada que objetar; al contrario la nota editorial debería ser repartida en el mercado publicitario por su alto contenido ético. De hecho, nada más leerla me fui a las páginas de anuncios por palabras del periódico convencido de que un giro radical se había producido en la publicidad española, impulsada por el imperativo ético del faro y guía de occidente.

He encontrado anuncios como “27 añitos, Sara, la reina del Griego” o “30 euros, Laura, 19 años” entre dos páginas enteras de oferta de sexo de pago, con peores lemas de los aquí escritos. Antes de llegar a la conclusión de que estos anuncios y el sexo de pago no son “machistas y fanfarrones” he decidido creer que, en realidad, estaba ante aquello de presumir de lo que se carece. Un ejemplo de cómo se gestiona la reputación del que tanto se habla en los medios del marketing.

No hablo aquí sobre los contenidos éticos de la publicidad sino del comportamiento ético de quien inserta la publicidad, su responsabilidad. Ciertamente, en estos tiempos donde la publicidad ha desaparecido de los periódicos y casi no es posible encontrar anuncios, ponerse exquisito es arriesgado. Ahora bien, uno tiene dos opciones: o predica o da trigo. Naturalmente, el faro y guía de occidente ha decidido predicar.

Obviamente, la responsabilidad de un anuncio es del anunciante. Pero los medios que los publican deben considerar el impacto social de sus anuncios y deben eliminar los impropios, y en todo caso los que atenten al ideario que dice defenderse,
Es una regla de oro que la publicidad en los periódicos no debe dañar la dignidad de sus páginas. Aunque claro, ¿podría pedirse al periódico que cerrara dos de sus páginas que anuncian sexo gratis? Quizá podríamos proponer al tal medio para el premio “Lavado Solidario” al lavado de cara corporativo más hipócrita

lunes, 18 de mayo de 2009

Los humanos se comieron a los Neandertales

Ya estáis pensando, malvados, que el titular es una metáfora con perversa intención. Pensáis que voy a escribir que algunos alegres muchachos han dado cuenta de una banda fascista; creéis que escribiré sobre alguna derrota política del Presidente del Milán. Algunos pensáis que se trata de que Rajoy haya acabado, finalmente, con Camps o, incluso, algún exagerado habrá creído que anuncio que los jueces turcos, que serán jueces europeos, han dejado de perseguir a escritores y periodistas.

No; si la culpa es mía por creer que escribir con fina ironía y metafórica mala uva hará que me entendáis. Pues, no; el titular es una afirmación científica de las que os traigo aquí pensando en mejorar vuestra vida. Esta mañana, haciendo mi recorrido por la prensa de calidad, que no todo van a ser blogs y cosas de esas impresentables, me he topado con tan transcendente noticia.

Un experto en fósiles. Fernando Rozzi, ha deducido de una mandíbula de Neandertal, encontrada en Les Rois, Francia, que los primeros humanos no sólo mantuvieron una guerra civil con los neandertales sino que se los comieron, en un ejercicio caníbal, y utilizaron sus dientes para hacer collares y sus cráneos como trofeos.

Y vosotros y vosotras os preguntaréis: ¿y esto cómo cambia nuestra vida? Pues de forma notable porque, en caso contrario, no os lo comunicaría en esta página que sólo suma informaciones transcendentes para vuestra vida cotidiana, como bien sabéis.

Dos cambios dramáticos pueden ser apuntados. Imaginad; Francia, la cuna de la politesse, la cortesía, la civilización, la “enciclopedí” y la “diplomací”, pasará a ser conocida como el sitio donde consta que los humanos se comían a los Neardentales. No hay imagen que soporte tamaña felonía histórica.

Cambio dramático, también, en los discursos estratégicos. Con lo bonito que quedaba decir que el cambio climático los había barrido de la Historia.

No; preparaos. Rajoy llamará a su primo; Aznar pronunciara conferencias anunciando la buena nueva: hordas de talibanes procedentes de África se comieron a los primeros europeos, en ausencia de un modelo de seguridad atlántico, naturalmente. Benedicto deberá reconocer que nuestro origen no viene del dedo de Dios o de un machote seducido por Eva sino de unos caníbales, en guerra civil pantagruélica, con los Neardentales.

Ahora sabéis que quiere decir eso de que todos tenemos un cadáver el armario. Mirad el de vuestros antepasados: si encontráis un collar de dientes estáis perdidos: se comieron un Neardental y vuestra vida ya no será la misma. A que ni os lo imaginabais.

sábado, 16 de mayo de 2009

Un Secretario de Estado de susto.

“Uno de los mejores economistas europeos de su generación” en palabras del Director General de la Escuela de Negocios de la Universidad de Navarra – institución cuya orientación ideológica suele intranquilizarme - ha sido nombrado Secretario de Estado de Economía. Nada que objetar al gobierno de los mejores pero apunto que me va a mosquear enseguida.

El ciudadano Campa no es que sea socialista; es que no lo veo yo ni progre. Cosa que por darme, me da igual, pero claro si un tipo con fama de liberal va a gobernar la refundación española del capitalismo pues, eso, que me mosqueo.

Campa es uno de los cien economistas que firmó la “propuesta para la reactivación laboral en España” que se ha convertido en la biblia de los liberales del lado de la burguesía educada, que dijo Keynes cuando se paso del liberalismo al laborismo. La propuesta defiende la reforma laboral, el cambio en la negociación colectiva y algunas otras cosas que suelen predicarse desde el Banco de España y los Think Tank de bancos y Cajas de Ahorro.

Era cosa de tiempo que uno de los cien acabara aupado al gobierno. No en balde la declaración se ha convertido en bandera de los modernos y liberales que no quieren mancharse con los de la patronal, no porque les parezcan reaccionarios o errados, sino por esas formas suyas tan de gritones.

Dice el ilustre economista, ahora secretario de estado, en uno de sus artículos, tras señalar que la reforma laboral es necesaria aunque lenta, que "más rápido aún es una reducción del salario real de los que trabajan, reducción que, a su vez, nos ayudaría a recuperar competitividad".

Brillante economista si que parece: las cosas hay que hacerlas rápido y no andarse con zarandajas. Recuperemos cuanto antes el excedente de las empresas, pobrecitas, y como lo de mejorar la productividad también debe ser lento, que compitan con salarios bajos, así a lo oriental, más o menos. Mira tú como se pasa de la peseta alemana al salario coreano en un par de burbujas financieras.

A ver, el secretario de Estado es el brazo armado de un ministro como se sabe. Así que, chicos y chicas, igual da un poco de miedo ¿no?

jueves, 14 de mayo de 2009

Europa se llena de muros.

Parece que se debate en Europa ¿de verdad? Algunos dudan seriamente de que ese debate sirva para movilizar a nadie y predicen un record de abstención. Una de las razones quiza sea que, mientras estos ilustres eurodiputados vocean lugares comunes, viene a resultar que la vida real insulta a la inteligencia de la mayoría.
Hoy, simplemente, os recomiendo un reportaje fotográfico aparecido en la revista digital Witnes que relata la vida de los inmigrantes que proceden del este y que son retenidos en Eslovaquia, país europeo del espacio Schengen que, como manda la ley europea, ha levantado un muro para evitar su entrada.
Hace unos días en italia se impedía que desembarcaran en Lampedusa inmigrantes extracomunitarios procedentes de Malta. Viajaban 66 en una barcaza y el Presidente del Milán decidió dejarlos morir en el Mediterráneo, que a este ritmo pasará de ser mar muerto a mar de muerte.
Las fronteras de la cómoda Europa se llenan de Centros de retorno, centros de la vergüenza, que son auténticos muros que nos separan de la pobreza, venga del este o del sur.
Es sorprendente la facilidad con la que el tema ha desaparecido de los medios, más sorprendente aún cómo la mayoría social aplaca su conciencia aceptando la calificación de “criminal” para mujeres, niños u hombres que se lanzan al Mediterraneo buscando las migajas del modelo social europeo.
Mientras los Ministros de Italia, de Malta y de Libia debatían, en las costas de Lampedusa, una chica embarazada de dieciocho años moría en la esquina de una barcaza. Una criminal menos, imagino.
Vayamos a predicar las caídas de otros muros y olvidemos los que se levantan en nuestras fronteras. Es más tranquilizador.

miércoles, 13 de mayo de 2009

Os pido perdón: yo monte la burbuja inmobiliaria.

Ya me había declarado cómplice antes, reconociendo mi defensa de los bajos tipos de interés. Esa defensa produjo que los pobres pidieran pisos y los promotores y banqueros tuvieron que ponerse a especular, por culpa de tanta presión popular

Pero, al final, no ha sido suficiente: Zapatero me ha descubierto. Fui yo, desgravándome en el IRPF la hipoteca de mí casa, quién montó la burbuja inmobiliaria, redimensionando el sector de la construcción por encima de lo razonable. Sólo me queda esperar que Garzón me mande un policía judicial o un sastre para imputarme por tamaña responsabilidad.

Menos mal que Zapatero está para resolver mi delito social y, a partir de ahora, los que ganen más de 24.000 euros, ni desgravación, ni nada, a pagar precio integro; nada de facilidades para comprar piso. Porque si; porque la sociedad del conocimiento es gastarse las pelas en comprar ordenadores baratitos para ponerlos en baratitos pisos de alquiler.

Me preguntaba yo no hace mucho por el interés este por joder a la clase media y a los propios votantes; creía que era cosa de radicales pero ahora entiendo que se trata de cosa de progres, en general.

A los banqueros se les da pasta por especular y a los compradores de vivienda se les quita para que no especulen. A los trabajadores de la construcción se les avisa para que abandonen el sector y a los promotores y banqueros se les regala créditos baratos. A los pobres se les penaliza por demandar bajos tipos de interés y a los banqueros se les baja el interés del dinero que se prestan entre ellos. Hay que evitar que os pongáis a provocar burbujas mientras promotores y banqueros trabajan para sacarnos de la crisis. A ver si lo entendéis de una vez.

Lo malo de los debates sobre el estado de la Nación es la obligación que tienen los protagonistas de ser ocurrentes. Porque las ocurrencias siempre caminan hacia el mismo lado: a joder a la inmensa mayoría y a buscar explicaciones absurdas para cosas elementales.

Nota: si compráis casa antes de que concluya el 2010 (o sea, si alguien os presta) os ahorraréis fiscalmente, calculado por encima, unos 30.000 euros. Los que os la compréis después a jorobaros.

martes, 12 de mayo de 2009

En España no hay piratas,

Tengo pensado, desde siempre, que la fiscalía española es fuente inagotable de magníficos chistes. El último: en España no existe el delito de piratería. Cuidado; nada de aprovecharse y levantarse en armas contra la SGAE; la fiscalía se refiere a lo de los piratas de toda la vida.

Ya veis; nuestra cultura ha crecido odiando al malvado Drake; defendiendo nuestra gloriosa flota de la afrenta inglesa, francesa o portuguesa; defendiendo nuestras costas y las barricas de Jerez del asalto de esos desalmados y, ahora, resulta que la cultura jurídica española ha barrido de nuestros códigos el delito de piratería. No puede ser tamaña afrenta.

Me imagino, el próximo verano, asaltando con nuestra modestísima chalupa, uno de esos magníficos yates mediterráneos con objeto de irnos a comer las sardinas veraniegas un poco más allá. Me imagino contándole a la Guardia Civil del Mar, siempre celosa de controlar toda clase de papeles, que soy pirata honrado porque aquí ese delito no existe. Unas risas.

Ocurre que el chiste tiene que ver con un ridículo jurídico notable, un conflicto entre estado, jurisdicciones, jueces y fiscales, incapaces de decidir qué hacer con unos piratas somalíes que, mire Usted por dónde, han sido apresados por los guardianes españoles de los mares (temblad malditos hemos vuelto los invencibles).

Cosas de leguleyos. Si entiendo bien el asunto puede aquí juzgarse a Pinochet, delincuentes internacionales, mandatarios genocidas del último rincón del planeta pero a una pandilla de piratas capturados debemos mandarlos a Kenya, que no acierto a imaginar que pinta en esto, por mucho que haya mar en una esquina del país.

Entiendo que un pirata somalí no produce “glamour” alguno para nuestros jueces y fiscales y, menos aún, para la Unión Europea llamada a mayores y más elevados cometidos como los de las mafias transfronterizas. Entiendo, también, que ante tontunas fiscales un juez debe poner en libertad a este personal y volverlos a detener cuando venga en gana, porque los jueces lo valen.

Lo que no entiendo es porque se nos toma el pelo, entretiene, y tres personas – el JEMAD, el Juez y el fiscal- son capaces de generar cuatro ideas al mismo tiempo. Y, menos aún, como se compadece en derecho el que se les deje “en libertad” haciendo su desembarco “compatible” con que los kenyanos se dispongan a hacerles pasar unos añitos en mazmorras; esto más que cosas de jueces o chiste de fiscal es una afrenta al derecho. O son o no son, pero las dos cosas a la vez…pero bueno ese es un chiste de jueces

sábado, 9 de mayo de 2009

De la Vega nos pone un impuesto para salvar a las privadas.

Es que Jose Luis y Maria Teresa son unos hippies; ahí lo tenéis: han expulsado al mercado de la televisión pública; con un par. Ahora tendremos una tele sin publicidad ( y sin futbol, sin motos, sin estrenos). Qué hermoso, una tele de calidad, ya que con el dinero público sólo se hará producción propia magnífica, entretenimiento creativo, naturalmente.

Estoy a punto de entusiasmarme; así que lo pensaré dos veces; mejor tres. Pasaremos del asunto ideológico: eso de que lo público perjudica a la iniciativa privada es pelín reaccionario; pero a estas alturas no vamos a escandalizarnos.

Pensemos un poco más: los quinientos millones de euros los tienen que poner las televisiones privadas y las operadoras telefónicas que ya han anunciado que lo cargarán en la factura. O sea; que lo pagamos los ciudadanos y ciudadanas consumidores de telefonía: oye; esto se parece a un impuesto indirecto o a un canon sobre nuestro consumo.

Se me ocurre que la desaparición del mercado de dos cadenas producirá una tendencia a la concentración de oferta y, según todas las leyes económicas, el encarecimiento de las tarifas publicitarias (con menor eficacia al reducirse los impactos), lo que tendrá, por una parte, el efecto de expulsión de buen número de empresas y, por otra, el de favorecer a un segmento del mercado.

Me surge una duda malvada. Si a la concentración de recursos apuntada se añaden la prohibición de usar los recursos del presupuesto de la cadena pública para la compra de retransmisiones deportivas, que las retrasmisiones fundamentales están en manos de la Sexta, que se observa que el gobierno ha impulsado un acuerdo sobre el futbol entre Mediapro y Sogecable y permitido una TDT deportiva, ilegal y de pago en la Sexta…¿No estará Doña Maria Teresa pensando en una fusión de la Sexta y Canal Plus?

Esto es; reflexionado tres veces el asunto vengo a creer que esto es un favor a las privadas como ya me temía yo. Lo que me viene a molestar es que vamos a arreglar el mercado privado de la tele, bastante maltrecho, con 500 millones al año que saldrán de nuestro bolsillo. Pues ya no me parecen tan hippies Jose Luis y Maria Teresa.

viernes, 8 de mayo de 2009

Oh, cielos lo han descubierto: las ciudades son de derechas.

Buscaba la exclusiva del día; algo propio del periodismo de calidad; por un poner: un sastre delator, un choricete declarando su amor a un imputado…incluso dispuesto a conformarme, que se yo, con algo amarillista o tendencioso: que, cual metalúrgicos explotados, los trabajadores del grupo Prisa se iban a manifestar en Madrid.
Pero el periodismo siempre triunfa y he encontrado la exclusiva. El País, faro y guía de Occidente, lo ha descubierto: las Ciudades son de derechas. Así; sin más, sin respetar a Gallardón; de derechas. Y vosotros y yo, amigas y amigos, sin caer en la cuenta durante años.

Hubo un tiempo, gobernando aún Felipe González, en que los socialistas españoles sólo lograron ser los más votados en cinco de las 52 capitales de provincia. Fue un duro golpe que no se ha repetido, pero lo cierto es que las ciudades españolas siguen siendo mayoritariamente de derechas.” Así empieza el artículo que especula sobre la vivienda, el envejecimiento, la inmigración e, incluso, el miedo como factor que lo justifique.

Hubo un tiempo, gobernando aún Felipe González, en que un ministro de economía, modificó la ley de arrendamientos e inició los catastrazos. Hubo un tiempo, gobernando aún Felipe González, en que otro ministro de economía, mantuvo que era buena la política de la “peseta alemana” y subió los tipos de interés hasta el 15 o 20 por ciento. O sea que la expulsión inmobiliaria no es tan reciente.

Hubo un tiempo, gobernando aún Felipe González, en que otro ministro de economía estableció los contratos de trabajo temporal y los salarios de porquería. En suma, hubo un tiempo, gobernando aún Felipe González, en que a los jóvenes y la clase media nos expulsaron de la Ciudad. Puesto que no olvido, no seré feliz, sugirió Truyol.
Esta es la novedad real del análisis que propone el faro y guía de occidente: el miedo y la inseguridad en la Ciudad. Ah, camaradas, si queréis recuperar las ciudades para la izquierda debéis poner policía, al modo de Chirac y Sarcozy, que reduzcan los niveles de criminalidad.

Rescatar la solidaridad, ampliar los espacios sociales en la Ciudad; rechazar que las políticas sociales se reduzcan a los ámbitos rurales del sur; penalizar con impuestos patrimoniales las expulsiones urbanas (vivienda vacía y cara); recuperar pedazos del centro para la gente del común sólo son ideas absurdas que empalidecen frente a un buen par de guardias urbanos.

El País, faro y guía de occidente, lo ha escrito: es que yo soy “crítico y exquisito”.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Pipi calzaslargas y yo cumplimos años.

Muchos eventos podrían hoy ser glosados pero ninguno tan relevante como el que encabeza esta página. Pippi Langstrump (la actriz Inger Nilson) ha cumplido años en las mismas fechas que uno, con una inapreciable diferencia, apenas tres años. O sea, que aquí donde me veis yo podría haber montado perfectamente a Pequeño tío o jugado con Mister Nilsson, el mono.

Pipilota era la protagonista de un cuento infantil tan importante en nuestras lejanas infancias como las aventuras de Salgari (Sandokan, ya sabéis). Inger Nilson, la rebelde sueca, era algo así como la hippie para niños de la época.

Es que en los cumpleaños siempre se retrocede a la infancia. Aquellos irresponsables días que sonaban a feriado, regalo y golosinas. Y, en ellos, mi padre siempre añadía un cuento.

Ahora, narrar historias (story telling) es el núcleo de la comunicación; entonces, sólo eran cosas de cuentista. Mi abuela que no acababa de ver claro que, a tan temprana edad, se acumularan libros en la habitación, susurraba a mi padre: menudos cuentistas los vas a hacer. Y el caso es que, la buena mujer, tenía razón.

Pero en fin, para entender aquellos libros no hacía falta saber geometría por lo que era cosa siempre bienvenida pasear por Mompracen, atacar la Hispaniola, viajar bajo el mar o montar a Pequeño Tío. A eso suenan los cumpleaños, a tiempos de crio y, supongo, por eso lo seguimos celebrando con regalos y golosinas.

Mi celebración, tras las múltiples llamadas y mensajes recibidos y el vinito de rigor al medio día, ha sido con Liber, con Elena e Itziar, y sus respectivos, Angel y Koke. Es que ya tengo edad de que las niñas tengan respectivos. También estaban Rubén y Blanca. He tenido mis golosinas y regalos (muchos y merecidísimos, obviamente). Hemos dado cuenta de un lomo al cava, digno de Pantagruel, cocinado (sorprendeos) por Liber.

martes, 5 de mayo de 2009

El ministro tiene un plan: Rumanos a Rumanía

Rectifico inmediatamente. Hace unos días me interrogaba aquí sobre la utilidad de un ministro, el de Trabajo, al que no se le conoce idea alguna. Hoy, el faro y guía de occidente, me desmiente: Corbacho tiene un plan. Que no se diga que en este Blog no se rectifica.

En el citado medio se da cuenta de la creatividad de Corbacho frente a la crisis; prepara una medida que reducirá, súbitamente, el desempleo: los rumanos a su casa.

Forma parte de la historia clásica de las crisis un doble movimiento: mientras se jode a la clase media con impuestos, restricciones de crédito, pérdida de empleo y negocios, se cede a sus pulsiones más reaccionarias. Rastrear las crisis y encontraréis, para pasmo socialista, numerosos ejemplos.

Pues nada; aprovechando que un país en bancarrota afirma necesitar trabajadores (a un salario medio de 321 euros y un salario mínimo es de 137 euros) nos ponemos a estudiar como enviarles a sus nacionales.

El hecho de que siendo europeos esto de la nacionalidad parece secundario no arredra al creativo ministro. Que la mayoría tengan los mismos derechos de los españoles o sus hijos los mismos derechos que nuestros hijos es cosa que no parece molestar al citado ministro. Que la mayoría de los trabajadores y trabajadoras rumanos haya financiado y financie nuestra Seguridad Social que, como todo el mundo sabe, tendrá superávit, tampoco.

Este debe ser el partido que, según Jáuregui, se juega en Europa y el modelo social que anuncia Aguilar: pasar parados de un país a otro. Es una gracia que el estado de derecho ponga los trenes para cruzar Europa en movilidad forzosa. (Una sutil maldad que no espero que Corbacho entienda).

En fin, una media creativa para ayudar a Jose Luis a reducir desempleo y demostrar que lo peor ha pasado: los ponemos en Bucarest y ya no computan. Hay que conceder a la xenofobia de toda crisis un poquito de carnaza.

Sebastián y Corbacho tienen un plan: consumamos productos españoles con parados españoles. Chulo, chulo, moderno, moderno. Este es el Partido que se la juega en Europa: que chungo, que chungo.

lunes, 4 de mayo de 2009

Astroturfing y sneakers o como parecer pobre con unas zapatillas de 540 dólares.

El “astroturfing” es, en general, la técnica que consiste en producir una impresión (falsa) de naturalidad e improvisación. Por ejemplo, cuando se planifica una respuesta masiva en un blog o una web. “Astroturfing” serán las prácticas de esas falanges de “ciberactivistas” a las que anima Don Ricardo al protagonizar acciones diversas y geográficamente distribuidas, tanto explícitas, como subliminales u ocultas, cuando, súbita y espontáneamente, decidan contar las bondades de sus ideas.

Antes de la comunicación electrónica, era un término usado en relaciones públicas o campañas, esencialmente políticas, para definir aquellas acciones que pretenden dar una impresión de espontaneidad, fruto de un comportamiento con base social. El nombre deviene de una marca norteamericana de césped artificial (AstroTurf).

Este ha sido un puente pródigo en “astroturfing”. Observando el cortejo del Uno de Mayo en Madrid pude evaluar la cantidad de cazadoras, con una década de antigüedad más o menos, y jerséis de pico, con más antigüedad aún, que portaban algunos sindicalistas. Ciertamente, es el Primero de Mayo día propio para que una vez al año, por pascua obrera, los sindicalistas luzcan galas de viejos y austeros luchadores.


Claro que hay quien lo lleva con mejor estilo que otros. Por ejemplo, nada que ver la naturalidad de las cazadoras de los sindicalistas con el estiramiento de las chaquetas de hilo de algún portavoz parlamentario, manifestándose contra su propio gobierno. Nada que ver el atildado “look” de caballero de Toxo con el desmadejado aspecto (que no se yo porque lo social supone tal cosa) de candidato europeo del PSOE manifestándose, supongo, contra el gobierno que gestiona cuatro millones de parados.

Pero el premio al “astroturfing” del puente, sin duda, corresponde a Michelle Obama. La Señora de Él se presentó con un cuidadísimo y adecuado aspecto “casual” en la reunión de una ONG que facilita alimentos a los pobres. Además de los muy naturales cárdigan y pantalones “capri” del diseñador de Chicago de cabecera, la primera dama se presentó en “sneakers” (deportivas), porque la señora se había levantado a las cinco y cuarto de la mañana a pasear al perro y atender a las niñas.

Y hay que entenderlo antes de formular ácidos comentarios: todas las mamás trabajadoras se levantan a las cinco y cuarto (eso es como las siete en España) y se ponen unas deportivas francesas, marca Lanvin, que cuestan 540 dólares, para pasear al perro y vestir a las niñas con deportivas a la moda.

Como puede observarse, ella estaba muy natural y, aún más, social. Quizá el asesor de turno, y la primera dama, debiera preguntarse si el “astroturfing” de chica natural, que lleva las niñas al cole y luego va a dar comida a los pobres, debiera acompañarse de algún elemento de coherencia como vestir algún calzado de coste más moderado.

Cosas mías; qué me escandalizo con frecuencia últimamente y no entiendo el mensaje progresista.

viernes, 1 de mayo de 2009

Ahora la Medusa Asesina: amenaza al capitalismo.

Ayer nos mataba el tocino; hoy la medusa: se nos rebela la granja, definitivamente; tomadlo como un aviso. El tocino era mejicano; la medusa portuguesa. Es que no hay nada como culpar a los bichos y ponerles nombres que molesten a alguien. La llamada “Carabela Portuguesa” es una medusa que gracias a una pequeña “vela” ha traspasado el estrecho – abandonando su casa- y se ha introducido en el Mediterráneo, como cualquier bañista de puente, a buscar calor.

El Instituto de Oceanografía advierte de que el riesgo es que se quede a vivir aquí, igual no tiene papeles, y crear prole; cosa que tendría, al parecer, graves efectos sobre especies de nuestro querido y vivísimo Mediterráneo que no parece estar ya para estos trotes.

El bicho es pequeño, unos treinta centímetros, pero sus tentáculos pueden llegar a tener unos 30 metros (no; no hablo de Itziar). Produce taquicardia, acentuación de la sudoración, espasmos musculares y dificutades respiratorias: o sea, como un derby. En definitiva, una joya de verano. Claro que si la “carabela portuguesa” viene es por diversas razones desde la ruptura de la cadena alimentaria ,ya no hay predadores que acaben con las medusas, gracias al abuso pesquero, hasta el cambio de temperatura de los mares y estas cosas que se saben.

Naturalmente hay sesudísimos estudios que certifican que esta rebelión de la naturaleza se debe a los desmanes contra ella cometidos. Pero empiezo yo a dudar si no será esto una parábola de las amenazas al refundado capitalismo: ignoradas, despreciadas o minúsculas entidades (sean tocinos o medusas) de cualquier arrabal de la globalización ponen en jaque a los sistemas del occidente civilizado.

Como argumento científico no se sostiene pero como parábola de víspera de Primero de Mayo reconocedme que no está mal. En fin. Advertidos quedáis si sois uno de esos cinco millones que se van al mar a pasar el puente o a navegar este verano..

Yo, aquí os dejo que tengo un apretado programa obrero: mañana, vermú después de que concluya el cortejo; el sabado, voy a mi “misa” anual (el clásico en el Bernabeu) y el domingo, habrá que descansar. Oyes, mientras la clase obrera me lleva al paraiso,algo habrá que hacer.