Statcounter

viernes, 30 de octubre de 2009

Una hipoteca de ná…y como me pongo

Es que no sabéis pedir dineros; por eso andáis apuntados a cualquier sindicatucho de esos y no en organizaciones serias como, por ejemplo, la patronal. Bueno, seria, seria, no; pero bueno a lo que iba: a ver si me llamáis ahora mismo a la Salgado para que os mande un “facilitador” de esos que ha inventado, inmediatamente.

Al Presidente de la Patronal le han concedido una hipoteca, mediante tasación a doble de mercado – eso es una subprime y lo demás tonterías- y a cinco años. De lo que se deduce que las Cajas, al borde de la catalepsia financiera, y oxigenadas por dinero público, han vuelto a la vida para oxigenar el mercado, faltaría más.

Mis colegas autónomos y yo queremos una hipoteca al doble de valor de mercado. Vale; naturalmente, mis colegas autónomos y yo hemos sido reiteradamente favorecidos por las medidas del gobierno que nos ha llenado de dineros; de hecho, damos las gracias a Pepiño que nos ha hecho ricos con apenas unas declaraciones veraniegas y una subidita de impuestos. Así estamos nosotros y nosotras: mimados mientras el pobre Presidente de la Patronal esta discriminado, totalmente.

A ver si os creéis que a tan notable personaje van a ir la Hacienda o la seguridad social a embargarlo, como a cualquier menesteroso de los que os retrasáis en pagar un miserable trimestre. De eso nada; una hipoteca por encima de mercado de una entidad protegida con dinero público, una miradita al techo por las Administraciones Públicas y el caballero a salir en televisión a pedir que el personal se baje el salario y se apriete el cinturón.

Naturalmente, el prócer no es, como cualquier político, un corrupto presente o latente; que ya se sabe que todos están bajo sospecha. No; no; el Presidente de la Patronal rezuma ética pública y responsabilidad corporativa por todos los lados.

El que soslaye las reglas del mercado; no pague a los trabajadores; deba dinero a las hacienda pública y a la seguridad social; que haya hecho negocios con la Gurtel o no cumpla licencias o contratos públicos no sólo no le inhabilita para el cargo sino que le convierte en empresario ejemplar.

Por supuesto, esperando estoy algún titular de periódico que le exija responsabilidades y eso; pero es que yo soy un pejiguero como sabéis y me pongo así, de cabreo, por una hipoteca de ná, sugiriendo que hay doble vara de medir y que el jefe de los patronos carece de ética para representar a nadie.

Nunca ha sido la patronal dechado de virtudes directivas o de responsabilidad corporativa para que vamos a engañarnos. Incluso algún desvergonzado ha presidido largamente tan notable institución. Pero, en fin, ya sabéis que los sindicatos se quedan los dineros públicos y la patronal sufre discriminación; que nosotros los autónomos nos llevamos los créditos a espuertas y la patronal tiene que mendigar hipotecas.

Joder, que tropa; pero que tropa

jueves, 29 de octubre de 2009

El branding me roba un poeta.

No es una fundación poética, un general, ni quiera Obama. El grito del nuevo patriotismo, onda Obama, que recorre los Estados Unidos lo grita la voz de Walt Whitman y lo pone en circulación una conocida marca de pantalones, como se dice en los medios correctísimos, o sea los Levi´s.

En blanco y negro; en un renacer de fuegos artificiales (la vieja publicidad prefiere los fuegos a la hoguera, que eso es más de social media), con mezcla racial naturalmente pero sin iconos gay porque, aunque el poeta lo era, no vamos a irritar a algunos patriotas. Con la voz rotunda pero también rasgada del poeta que habla de su patria como: “…eterna con la tierra, con libertad, derecho y amor…” Por una vez no han sido Obama o zapatero los que escribieron la rima.

No importa que el poeta creyera que su América, la de antes de la guerra civil, se estaba volviendo gris, vulgar y materialista y que opinara que antes que los gritos patrióticos o las maneras comerciales sería la amistad y la camaradería la que haría resurgir su América y que ésta, a su vez, podría regenerar la corrupción del gobierno y elevar la baja moral de la gente.

No importa el contexto; importa ponerle una emoción a la marca. Levi´s ha decidido tomar el moderado idealismo patriótico del poeta para llenar sus pantalones de bonitos culos y patriótica emoción. Porque la emoción es lo que cuenta. Y qué mejor que robarle los versos a un poeta muerto con su (presunta) voz como reclamo dramático y un “vamos adelante”(Go Forth) como añadido gráfico a los versos . Excelente anuncio y maldito robo.

Las marcas comerciales se disponen, hará escuela el anuncio avisados quedáis, a llenar las pantallas de faltas de respeto a los artistas y escritores del pasado. Cualquier otra marca hará re- branding y enfundara sus culos en versos de Federico, Neruda o cualquier otro…

Me diréis que la poesía saldrá así de nuestras viejas estanterías. No importa que los versos se queden sin contexto. “Quién lo probó lo sabe” (ese donde Lope hablaba del amor) puede ser un excelente anuncio de un jamón navideño, recitado por un mal cantante madurito. O “polvo será, pero polvo enamorado” no será nunca más el mas hermoso elogio quevediano al amor post morten sino, por un poner, un anuncio de preservativos.

Ya veis. Los guardamos en las estanterías, escondidos, los más raros y sagrados de nuestros tesoros. Inútil: el branding ha llegado para robarnos a los poetas.

Creed al poeta antes de que nos roben todos sus versos: “Coged las rosas mientras podáis / veloz el tiempo vuela. /…/ que existe la vida y la identidad, / que prosigue el poderoso drama / y que tú puedes contribuir con un verso.

martes, 27 de octubre de 2009

“Un buen francés” no es lo que estáis pensando…

La razón por la que me molesta reflexionar sobre la identidad nacional es que al final todo consiste en buscar un enemigo apañadito, próximo, que caiga antipático a la mayoría y de un puñadito de votos y , eso si, con afamadas canciones y enardecidas músicas.

Yo creía que además de las diversas (muy históricas e independentistas, pero para amagar, como para que no se acabe la fiesta) opciones que ofrece el mercado estatal sólo se habían añadido, recientemente, las posibilidades de ser “verdadero finlandés” o nazi inglés. También estaba la cosa de las “patrullas” de Berlusconi pero, en fin, asuntos todos estos bastante residuales y escasamente influyentes en la enorme Europa.

Pero no: se aproximan las elecciones en Francia y algo hay que hacer. Si uno tiene un ministro de cultura pederasta; ha pretendido colocar al niño de jefe donde la pasta parisina o anda machacando a palos a los inmigrantes de norte a sur, lo mejor es inventarse un debate. Y esta ya es una alternativa más seria porque nadie como los extremistas de centro para la cosa de la identidad

¿Alguien quiere convertirse en un defensor cultural? ¿Desea cantar la revolucionaria Marsellesa una vez al año? ¿Quiere mirar a la extrema derecha y no temblar? Hágase buen francés. El Gobierno ha decidido un debate que, justo, justito, tiene que acabar en dos meses y medio: que no se diga que los franceses no son eficaces. Coincidencia el que se trate de un mes antes de las elecciones regionales (Febrero).

Como todo buen debate el resultado ya se conoce antes de empezar: Marsellesa e intervención en el sistema educativo por enseñantes y voluntarios. O sea, lo de siempre y como en todas partes. Cosas relevantes porque, como se sabe, “Francia está enferma” y amenazada por el burka, algunas costumbres foráneas y, sobretodo, muchos, muchos emigrantes.

Por que esto es fundamental. Si queréis ser “un buen francés” debéis saber quienes son los malos. La identidad siempre se piensa frente a otros: un día se empieza por los tribunales, otro por los policías, se sigue por los gays y se acaba con los emigrantes, que se las llevan todas. Cosa que, desde el año 2001, ocurre en todas las elecciones en Francia: el precio que Le Pen se cobra una y otra vez.

No es casualidad que el anuncio de tan relevante asunto lo haya hecho el Ministro de la Inmigración Eric Besson que, por la naturaleza de su cometido, sabe bien el tipo donde están los verdaderos enemigos de Francia. Allí donde el estado de bienestar se deshace entre corruptelas y clientelismos, ya están los reaccionarios para salvar el impulso patriótico.

Hacer sociedad y trabajar juntos; viejas aspiraciones de progresistas que no sirven de nada. Por que en este mundo de reflexión estratégica, lo que mola es el chiringuito nacional; perdón la identidad, la identidad….

lunes, 26 de octubre de 2009

Competencia en el mercado de las almas.

Los domingos son días de reflexión eclesial y ecuménica como casi todo el mundo sabe. Como ya me preocupe de los sufrientes en pasado fin de semana (banqueros y periodistas) hoy debo ocuparme de las iglesias.

Hay muchos chiringuitos espirituales; a las iglesias tradicionales, como dios manda, pueden unirse decenas de ofertas multiculturales, desde chamanes a espiritualidad oriental que uno encuentra anunciados en octavillas y carteles.

La concurrencia en el mercado es notable como ya os he comentado en alguna ocasión y tanta segmentación de mercado no es buena, y menos en época de crisis de recursos humanos, especialmente en la factoría vaticana. Es por eso que los comentaristas expertos de la prensa británica y la de la Europa católica (o sea la italiana y un par de medios españoles) libran una notable batalla de imagen y reflexión sobre la última OPA hostil en el mercado de las almas: Benedicto quiere pillar en el mercado Anglicano.

Desde que Benedicto se ocupaba de la Inquisición (perdón se llama Congregación para la doctrina de la fe) ya estaba muy al tanto del asunto de las almas anglicanas. Al parecer, la ordenación como curas de mujeres y homosexuales ha cabreado a los más tradicionalistas de los anglicanos.

Benedicto se ha puesto a ello y está dispuesto a montarles su propio chiringuito autónomo para que conserven ritos y comportamientos y no dependan de los obispos, cosa que agradecerían muchos de los católicos que sueñan con librarse de Rouco, sin ir más lejos.

A lo que iba. La respuesta de mercado de los anglicanos ha sido feroz y acusan ni más ni menos a Benedicto de buscar una alianza de católicos y anglicanos extremos como base para un potencial monopolio. En el lado del catolicismo se aplaude la decisión ya que siendo uno y santo el mercado de las almas su segmentación parece no complacer a Dios.

La cosa no es sencilla porque esto en realidad es un choque de estrategias de fidelización. Por un poner, las nuevas ofertas de la telefonía móvil o los canales de pago nunca nos llegan a los consumidores más veteranos, cosa que fastidia un montón. Imaginad ahora un cura de procedencia anglicana casado y un cura católico de los de toda la vida de dios expulsado del chiringuito por casarse.

Umm,…, sospecho que esta es una distorsión del mercado que genera una mala política de incentivos a los consumidores. Aparecerá la evidente tentación de irse a la otra compañía, consumir un poco hasta consumar un matrimonio, y retornar.

¿Os dais cuenta lo importante que son unos rudimentos básicos de economía? Le hubieran ahorrado a Benedicto tener que inventar nuevos incentivos para capturar almas. No es fácil quedarse con todo el mercado aunque se sea Papa.

viernes, 23 de octubre de 2009

La Salgado nos toma por imbéciles: el cuento del “facilitador” de créditos.

Pues no se si es un insulto, un sarcasmo intelectual o la penúltima estupidez de los ingenieros mediáticos de la Moncloa. Pero lo que dice la Salgado de los cojones (insisto, de los cojones) es que los autónomos somos imbéciles: necesitamos un “facilitador” para que nos den créditos. O sea, en lugar de poner firme a la banca prefiere inventarse un burócrata más. Lo confieso: esta ministra me cabrea.

Es que las Pymes y autónomos no sabemos hablar con la banca, ni tenemos idea. No sabemos hacer un plan de negocio, ni calcular nuestros riesgos. No sabemos acarrear las escrituras de nuestras casas, las casas de la familia o de los amigos, para que avalen con sus propiedades un par de los millones de los antes o un ICO Pyme, de esos de los que ZP anunció como de saldo.

Nosotros no tenemos ni puta idea y los prejubilados del Ministerio de Economía, de la Moncloa y los amigos de la Salgado (setenta para toda España) son muy listos y tienen que cobrar. Así que las Pymes y los autónomos ya tendremos un burócrata más al que atender. Lo pagamos con nuestros impuestos: como somos ricos...

Y uno que ya sabe que Pepiño me ha convertido en rico y la Salgado de los cojones (insisto, de los cojones) en tonto se hace algunas preguntas inútiles:

¿No hubiera sido mejor obligar a los bancos y cajas que han pillado crédito y dinero público barato a conceder un volumen de crédito? ¿No hubiera sido mejor obligar a los bancos y cajas que han pillado crédito y dinero público barato a que no cancelaran líneas de crédito o de descuento de autónomos y Pymes? ¿No hubiera sido mejor obligar a los bancos y cajas que han pillado crédito y dinero público barato a que dieran créditos por los importes que se deben a Pymes y autónomos por empresas en concurso o deudas del sector público, singularmente Ayuntamientos?

Quizá la Salgado de los cojones (insisto, de los cojones) no sepa que los comerciales de los bancos ya asesoran y median (porque su comisión depende de ello); que los asesores privados que necesitamos para la burocracia fiscal, laboral y contable (un mínimo de 1000 euros al trimestre) ya asesoran y median; que las instituciones locales, Universidades, Diputaciones y demás prestan en diversos departamentos esos servicios de asesoría e intermediación (tenemos una línea burocrática de Agentes de Desarrollo Local para eso) . Claro que esta gente no hace de conseguidor de votos para la ministra,

Probablemente, la Ministra ignora que las cajas no dan pelas porque no tienen y los bancos sólo a sus clientes acrisolados. Probablemente, la Ministra necesita setenta comisarios políticos para controlar que la banca y las Cajas se están quedando la pela pública y a los demás que nos den morcilla. Pues vale, que se invente comisarios pero que no nos tome por gilipollas.

Los “facilitadotes” de los cojones de la Ministra de los cojones, costarán diez millones de euros ( os lo digo de otra manera: los 70 nuevos inútiles de Zapatero costarán lo mismo que 1666 créditos de 6000 euros a autónomos y pymes) ¿Puedo pedir que se calle la Ministra de los cojones (insisto, de los cojones)?



jueves, 22 de octubre de 2009

El narcisismo mató al periodismo y tendremos que poner la pela, lo veo venir

Es proba costumbre ocuparse los domingos de los que sufren. Por ejemplo, de los peor tratados en esta crisis: banqueros y periodistas. Los primeros, arrojados a las cloacas, condenados a la reducción salarial y a vivir en el albergue de la subvenciones públicas. Los segundos, editores y periodistas, tras haber sido líderes globales, reducidos a la condición de parados y vendedores de activos sin valor.

El domingo fui a reflexionar a mi ONG para salvar el periodismo (soy el único miembro) pero como otros asuntos me han entretenido no he podido contarlo. ¿Qué lo de la ONG es maldad mía? : un sesudo informe norteamericano , pasmaos, propone, entre otras cosas, que la prensa se considere una actividad no lucrativa.

En la década de los ochenta y noventa, cuando trabajaba diariamente con los medios, recibía mi primera llamada a las nueve de la mañana; a las once, ya había hablado con todos y visto a tres o cuatro. Esto sería ahora imposible: todos están en las tertulias televisivas.

La conversión de redactor en editorialista es progreso profesional. Lo malo es que sus sucesores ya no llaman ni visitan: leen blogs, páginas web y van a ruedas de prensa. Esto es, el que haya construido una buena reputación digital o un buen sistema de relaciones públicas saldrá en los medios (para eso estamos algunos a módico precio, oiga).

El redactor se ha convertido en una agencia. El modelo de periodista en tertulia y de plumilla explotado en la web fue acogido con albricias por los editores que se han dedicado, en lugar de ser el diario de la mañana, la tarde o el atardecer, a ser, también, excelsos opinantes en el mundo global, vivir de la burbuja y realizar inversiones que fracasan con espectacular estrépito.

El domingo, además de comprar un periódico a modo de limosna caritativa, encontré un recomendable artículo, firmado por Walter Pincus, que viene a decir que la crisis del periodismo tiene su origen en su narcisismo. La búsqueda del éxito social de editores y periodistas ha convertido en habilidad perdida lo que mejor sabían hacer: buscar noticias.

Las cosas que interesan a los lectores suceden al margen de los periódicos. Ahora, los editores se encuentran con un problema de credibilidad: cuando pillan a un inmoral no es porque hagan su trabajo sino porque un funcionario venal les pasa un dossier; hablan de salvar el periodismo y despiden periodistas; critican el paraguas del estado al que se acogen los mortales, y ellos reclaman intervención para salvar su causa.

Dicen los sesudos norteamericanos citados que la solución es sencilla: Financiación pública urgente, apoyo de las fundaciones sin ánimo de lucro, periódicos como entidades no lucrativas y apoyo de las entidades filantrópicas. Leed, leed, que va en serio y me lo veo venir

¿Qué os parece un porcentaje del IRPF como los curas o una subida de impuestos para pagar periódicos?: lo de los consultores es que demos ideas, oye

miércoles, 21 de octubre de 2009

El aborto es un asesinato pero robar en Valencia sólo es feo.

Cuando yo era niño un pecado era un pecado, sin matices. Si pegabas a tu padre (el cuarto) era como si te hacías una paja (el sexto); si robabas un cigarrillo en la tienda de chucherías (el séptimo) era como una paja...en realidad cuando yo era niño a los curas sólo les preocuba lo mismo pero, eso si, había cierta democracia igualitaria en esto de los actos que te conducían al infierno.

Ahora, el Portavoz de Benedicto ha introducido un relevante matiz: choricear con la pela pública en Valencia “es ciertamente feo”. Ni pecado, ni al infierno…sólo una cosa estética, así como cutre, pero que no va a ninguna parte, vamos que Camps no irá al infierno.

Siguiendo con la equilibrada lógica de la jerarquía católica, los del foro de la familia equiparan el aborto al “asesinato de judíos”; incluso Benedicto, en un alarde de ordenar los pecados como dios manda, ha señalado que el aborto es peor que la violación. Cosa que además de ser un insulto a los judíos y a las mujeres viene a ser peligrosa porque entonces es peor una mujer que aborta que un cura pederasta de lo que colijo un problema orientación en la cosa del branding eclesiástico.

La iglesia, siempre al tanto de lo que pasa en la amada España, ha torcido el morro; pero que feo es lo de Valencia y cuántas asesinas andan por las calles y las clínicas. Todas al trullo gritan en el foro de la familia y seguramente encargaran a Costa que les organice los eventos y las pancartas y si trincamos un poquito pues mejor que, al fin y al cabo, sólo es feo.

Mis lectores podrán argüir exceso de ironía en el comentario. Pero es que si me lo tomo en serio es mucho peor. Benedicto llegó a decir un día que las cruzadas fueron un malentendido. Pues eso: estos equívocos vaticanos, esta miríada de malos entendidos, estos lapsus lingüísticos son una nítida expresión de la estructura de pensamiento de la jerarquía católica.

Lo que demuestran estas frases tan absurdas como insultantes es la débil conciencia cívica que les anima, siempre dispuestos a sacrificar la democracia, la limpieza de gobierno, los derechos civiles y la liberación de la mujer o los más débiles, a cambio de mantener el machito, unos valores morales que no les importa sino como trinchera política.

La manipulación de valores éticos, la confusión de prioridades que estas expresiones vaticanistas demuestran no es sino corrupción moral. Robar en la cosa pública “es ciertamente feo” y el Portavoz Vaticano se quedó tan ancho y nosotros insultados.

Bravo por el Portavoz y la Jerarquía.

lunes, 19 de octubre de 2009

Los autores: además de chivatos contra la independencia de los fiscales.

La "Coalición" ataca de nuevo. No; no me refiero a las organizadas por Bush (padre e hijo) para referirse a grupos (naciones u otros) que actúan militarmente por fuera de los mandatos del derecho. Tampoco es un grupo de ataque en una película “friki” de esas de las galaxias. Aunque en realidad podría ser ambas cosas, se trata de la Coalición de creadores e industrias de contenidos (plataforma de la SGAE para no dar la cara).

Molestar yo no quiero pero, ahora, se han convertido en una Coalición de Chivatos. Naturalmente han resuelto el problema: hay que llevar a la cárcel a los que organizan las 200 plataformas de intercambio de archivos y le han pasado el listado al Gobierno para que en rápida acción acaben con el pirateo.

O sea que además de hacerme pagar por delincuente preventivo (el canon es como un Premio Nobel, no se porque me quejo) van a enchironar a mis proveedores. Ya os dije que entre Verdadero finlandés o Pirata, acabaría haciéndome Pirata.

No creáis ni por un momento que la Coalición se ha puesto a hacer la lista. Es tarea demasiado enjundiosa, y Bautista y Ramoncín han perdido la práctica, así que como tienen pelas que pagamos los demás se lo han copiado a la CopeerRight Agency , especializada en vigilar la propiedad intelectual en el mundo.

La “Coalición” no sólo se ha limitado al chivatazo; su jefe Olcese, cuya profesión no es la de autor sino la de ”sus Consejos de Admnistración”, consultor de Solbes y Rato para sus conspiraciones empresariales y profeta de la Responsabilidad Social Corporativa ha tenido una idea seriamente ética.

Su responsabilidad social y ética se demuestra palmariamente cuando no se corta un pelo y pide que La Secretaría de Estado de las Telecomunicaciones dé instrucciones al Fiscal General, en una consideración muy ética y muy moral sobre la independencia del Estatuto Fiscal.

Por último la Coalición ha anunciado, Leire se va a enojar, que la presidencia planetaria que compartirán Obama y José Luís se dedicara a resolver este asunto.

Muchachos, muchachas, se me vayan preparando porque sospecho que la Coalición aún tiene un recurso por usar que este a la altura de tan digno nombre: van a llamar al ejército. (a ver si es estoy dando ideas…).

La derecha en la calle: que ejemplo, que ejemplo…

Yo aviso que luego es tarde: se empieza en la calle y se acaba en la “pijoborroca”. Radicalizamos a los cachorros y cualquier día salen de misa, se nos calzan un pasamontañas de “Berghaus” y una camiseta negra con la efigie de Snoopy en colorao, y nos apedrean las lunas de Loewe .

A mi me encanta que la derecha se manifieste. Primero porque es sinónimo de que no mandan; segundo porque como no van a clase de ciudadanía pues tienen que aprender cosas democráticas en la práctica; y, finalmente, para que cuando manden y nos envíen la policía a reprimir podamos recordárselo.

Estábamos en Madri(z) inquietos por que nos parecían muchos contra el aborto y nada. Falsa alarma; los hemos contado: una empresa experta, Lynce, nos dice que no llegaban a 56.000; para ser exactos 55.316. Es la misma empresa que cuando los medios hablaban de millón y medio en el Día del Orgullo nos dijo que sólo había 58.171. O sea, que igual había más…

Pero, antes de que nadie dude, apresurémonos a decirle al Gobierno que no era para tanto no sea que, con la cosa de que necesitan votos para el Presupuesto y para casi todo, empiecen con las rebajas para sacar el voto de los catalanes, canarios o algún otro.

Benedicto y la jerarquía católica han animado a la muchachada conservadora a afrontar la penúltima batalla contra el derecho de las mujeres a disponer de su cuerpo y su maternidad. Estos liberales en cuanto tose el Vaticano abandonan la libertad a la velocidad del rayo divino.

Lo que en realidad molesta es la ausencia de respuesta del Gobierno a la campaña de la Iglesia y de los grupos provida en el ámbito social y cultural. Vale que se ha hecho una ley pero no se ve la firmeza necesaria frente a una cuestión de principios y valores.

La intromisión social de la jerarquía católica adquiere la forma de partido extraparlamentario y fundamentalista. El paso de convertirse en animadores de manifestaciones que alimentan la energía de los cachorros es la siguiente etapa de cualquier manual.

Es por eso que la cruzada de los obispos no es una función eclesial sino fundamentalmente política y como tal necesitaría una respuesta política. La cosa del gobierno con encuestas es lo que tiene: han contado oposición y seguro que, más de uno se arrepiente de haber presentado la Ley.

sábado, 17 de octubre de 2009

La pela es la bomba: comprando talibanes

¿Porqué no van a pagar los encargados del asunto militar italiano a los talibanes para tener una comarca segura si los encargados de negocios del Presidente del Milán le pagan las putas para tener un día en paz y fiesta? Perdón; debí haber escrito “velinas”, scorts…que putas solo son las de la Boqueria o Montera, por un poner.

Lleva Europa dos días discutiendo la información, de fuente inglesa, Times, que asegura que los italianos, antes de ser relevados por los franceses, pagaron en la comarca afgana que les correspondía para tener la fiesta en paz. Los italianos lo han desmentido con firmeza pero, en realidad, nadie les cree; yo tampoco.

El problema para los italianos es que la información es verosímil. Da igual la fecha, lejana o reciente, mira uno el panorama italiano y todo es creíble. Tema no menor es que, en la fecha en cuestión, la maldad no correspondería al Gobierno de Berlusconi sino al de la izquierda (Prodi): os tengo dicho que siempre hay alguien de izquierda que tiene un mal día; nada de impacientarse.

Se trata, en realidad, de entender bien la economía de mercado. El mensaje es sencillo: el dinero es nuestra arma. Nada mas neoliberal y sencillo de entender: pago; luego no hay muerte. (Vale para la seguridad militar, para la sanidad, o para la vacunas…)

Pero la cosa tiene su aquel. Porque la filosofía de que la pela es la nueva arma no se la han inventado los italianos. De hecho, la nueva estrategia norteamericana en Afganistán impulsada por los generales del Premio Nobel de la Paz es el uso de la pasta gansa.

Cierto que los americanos andan ofreciendo pelas de estado a estado en Afganistán y Pakistán a los sectores amigos del Islam. Lo que los italianos parecen haber hecho es interpretar el asunto como corresponde: mejor pago a los señores de la guerra y a los traficantes de opio que a los otros ya los financian los americanos. Reparto de mercado de cooperación se llama esto.

Seguro que hay un debate ético danzando por el mundo, pero entre la pela y las bombas no se yo qué es más inmoral. He oído que los militares le han puesto nombre a esto: algo así como cooperación civil- militar pesada (lo de pesada debe ser por la pasta, que pesa en el bolsillo). Una notable contribución de la guerra para que la frontera entre ayuda a las poblaciones y corrupción se haga tan débil que resulte incomprensible.

Hubo un tiempo en que la moral de la historia, la inspiración ética de la acción política, dependía de ideas e ideales. Tiempos desaparecidos; cabría pensar, al menos, que en ausencia de fe, la limpieza pasara a ser importante. Pues tampoco: el arma es el dinero y si es sucio, mejor…y que conste que sólo hablo de Afganistán…o no…

viernes, 16 de octubre de 2009

“Que la chupen; que la sigan chupando”. Nadie preguntó: ¿Qué hay que chupar?

Cuenta un amigo – antaño fui su jefe pero eso puntúa menos- que uno de sus colegas (también apreciado) al que, por cierto, conoció en aquel viejo trabajo le reprendió por acudir al fútbol con americana (chaqueta que no chica).

Yo también solía hacerlo hasta que se pasó de la reprensión a la amenaza. Es cierto que donde uno va es como ir a la ópera pero lo suyo, ya se sabe, es hacerse el machote: o sea, cazadora, bufanda y, en todo caso, (para lograr la excelencia forofa) la camiseta del equipo.

Como decía Saint Exupery, “he aprendido lo mejor del ser humano en un campo de futbol” (tengo más citas recopiladas de cuando declararse futbolista y futbolero no era de “prestige” entre la progresía - puedo contar, para reconciliarme con lo más extremo del espectro, como el Che le “atajó un penal” a otro guerrillero en algún campo Boliviano-).

Además, he visto, como mi recomendado amigo, leedle, leedle, notables versos en forma de pases, goles o lujosas combinaciones con la bola. Entre mis versos presenciados no se encontraba Maradona al que le reconozco haber sido un excelente pelotero, aunque un poco canalla – los ingleses serían menos suaves pero ya se sabe lo exquisitos que se ponen estos cuando la “pirula” no la hacen ellos-. Ved el golito con la mano donde Alfonso Roldán.

Pues bien, el futbolero canalla, pasado por infinitas vicisitudes, siempre en la raya de casi todo, ha devenido en entrenador. Ayer, para celebrar su clasificación para el Mundial y enojado con los periodistas argentinos, declaró: “que la chupen; que la sigan chupando”. Frase, afirmo, que se convertirá en mítica en cuanto pase por los cánticos de las “barras bravas” de Boca

Los entrenadores nos han facilitado enormes perlas filosóficas: “Fútbol es Fútbol” (Bujarín); “Los primeros 90 minutos son los más importantes del partido” (Bobby Robson);"Benito Floro es un buen entrenador, pero no tiene ni zorra idea de fútbol" (Toshack). No me resisto a citar a Fontanarrosa (este no era entrenador) que supo enseguida lo que algunos no descubrimos hasta los veinte años:”tengo dos problemas para jugar al fútbol. Uno es mi pierna derecha; el otro mi pierna izquierda”. Comprenderéis que el “que la chupen” no esta a la altura de tanta enjundia.

Vengo a decir aquí que lo sorprendente, para quien no conozca el paño, es que nadie preguntó: ¿qué hay que chupar?. De lo que se deduce la raigambre fálica y machote de este noble y hermoso juego. La nueva contribución de Maradona llenará los campos del mundo y mientras la mitad nos avergonzamos, la otra mitad canturrearán el nuevo lema.

Quien necesite una explicación sobre el fenómeno puede recurrir al tomo filosófico escrito por el gran George Best "Gasté un montón de dinero en alcohol, chicas y coches rápidos. El resto simplemente lo malgasté".

Me consolaré afirmando que aprendí de joven, precisamente en un campo de fútbol, que el juego no construye carácter, sólo demuestra lo que eres.

jueves, 15 de octubre de 2009

Los hombres no somos lo que éramos: la venganza de los flojos.

No es que no se estile lo de la flor en el ojal; si he de creer al titular de un periódico que un malvado me envía, resulta que los iconos del macho moderno vienen a ser “mariquitas”, en una expresión un tanto homofóbica del periódico en cuestión.

Un antropólogo australiano de nombre Peter McAllister, ha publicado el libro del que me informan: “Manthropology, la Ciencia del inadecuado Hombre Moderno”. Al parecer, los datos obtenidos por el científico no son nada alentadores.

Cualquier chica de Neanderthal podría haber vencido a Arnold Schwarzenegger en un pulso; la metrosexualidad de David Beckham palidece al lado de la de los hombres nómadas Wodaabe de Níger que pasan un promedio de 3,1 horas al día delante de un espejo. El hombre más rápido del mundo, Usain Bolt, podría haber sido batido por un aborigen australiano que, sin zapatillas especiales ni entrenamiento, ha dejado huellas que muestran una velocidad de 37 kilómetros a la hora, sin aceleración.

Es un mal anuncio para los muchachos de la fortaleza física: los hombres eran más fuertes y más rápidos hace mucho tiempo. Dice el antropólogo, al que no le pondrán estatuas en ningún gimnasio de barrio o cuartel de cualquier clase, que “ el homo sapiens es la más lamentable cohorte masculina que ha caminado sobre el planeta”.

Los hombres de hoy no sólo somos lentos y débiles, dice McAllister, sino que tampoco aguantaríamos algunas de las técnicas como las de las indias Huicholes en México que tiraban de cadenas colgadas en los testículos de los padres, durante el parto, para que el caballero compartiera su dolor.

Ni si quiera el modernísimo postmoderno, que reparte las tareas de cuidados infantiles, alcanzaría, al parecer, a los pigmeos aka del Congo. Conocidos como los mejores padres del mundo pasaban la mayor parte de su tiempo en la crianza de sus hijos, llegando a ofrecer sus pezones a los bebés para que chuparan.

En fin, muchachos de gimnasio, tomadlo como la venganza de los que nunca levantamos pesas: lo que nos ha hecho mejores que los antiguos es el estado de derecho, la investigación científica y el conocimiento. A joderse.

miércoles, 14 de octubre de 2009

¿Cómo se dice en afgano “alto, la guardia civil”?

Soy muy partidario de las señas de identidad. Si hemos de ir por el mundo a completar las guerras de los otros, vayamos con producto nacional: paella para mejorar las condiciones alimentarias; uno con bigotes para organizar eventos al limpísimo triunfador de las elecciones afganas y, desde luego, La Guardia Civil.

Dentro de cien años, los futuros guardias afganos caminaran de dos en dos por las rutas rurales o urbanas, por carreteras y caminos, y darán el alto con la marcialidad con la que la pareja ha venido dándola aquí desde hace 165 años. Probablemente en afgano y en el Hindu Kush no sonará lo mismo que en Sierra Morena; pero menos es nada.

Esperaba yo una conmoción universal tras el encuentro de Él y José Luis. Desmentido por los expertos que el choque de galaxias acaecido sea el anunciado por Leire ( faltan aún 79 días), los resultados no han sido espectaculares, además de los gestos de confianza y aprecio mutuo adecuados a la noble e ingente tarea que ambos se han echado sobre los hombros.

Esperaba uno que el Premio Nobel de la Paz ofreciera a José Luis alguna alternativa al modelo militar en Afganistán y, en ese contexto, un redimensionamiento de la participación española.

Pues no. La cosa sigue y nosotros “siempre estamos dispuestos a hacer el máximo esfuerzo”, en palabras de nuestro Presidente de Gobierno. Esfuerzo que se refiere a aumentar la presencia española en Afganistán. Eso si, en la cosa de formar policías que es tarea humanitaria y la Guardia Civil que parece menos agresiva que las fuerzas armadas.

Yo creía que el “punto de inflexión” al que se refería la Ministra de Defensa hace unos días iba a basarse en algunas ideas nuevas, estrategias y cosas de esas de las que el afamado Premio Nobel dispone en abundancia. Pues no; parece que el punto de inflexión ha acabado en la Guardia Civil. O sea que, en realidad, no sabemos ni que hacer ni como salir de ese follón, porque eso como bien se sabe es un follón pero no una guerra, donde va a parar.

El caso, y este es el fracaso estratégico, es que no se ha creado ni una sola condición para que la salida occidental de Afganistán no vaya acompañada del ascenso, de nuevo, de los talibanes. Así que, naturalmente, cuando uno piensa que habría que salir de allí cuanto antes se le suele responder que sería peor. No percibo en que mejora la cosa aumentando el número de guardias.

La cosa real es que seguimos en una guerra que nadie ha sido capaz de ganar. Pues nada que la pareja patrulle que para eso estamos.

lunes, 12 de octubre de 2009

Un desfile carca y un Nobel progre. Nunca todo es un ridículo a la vez.

Hoy en Madrid(z) tocaba día carca. Esto no es problema; los que vivimos en Madri(z) sabemos que tras un día carcuncio amanecerá otro estupendo; sólo es cosa de no impacientarse.

Hoy, tocaba desfile. Esto es, decimonónicas – o más – expresiones, términos y uniformes han sido contados por periodistas que no tenían la más mínima idea de su significado. A los que la música militar “nunca nos supo levantar” (lo cantó Paco Ibáñez) hemos aguantado estoicamente sabiendo que mañana Madri(z) ofrecerá alguna página encomiable.

Hay un momento especialmente comprometido en este tipo de eventos: el recuerdo a los caídos. Uno no tiene nada en contra de que se recuerde a los héroes; incluso me complace afirmar que uno tiene su propios héroes, naturalmente derrotados, que recordar (Castro, Modesto, Lister, Rojo, Miaja ...y millares de milicianos anónimos, por un poner). No me importa, al contrario, dedicar un minuto, junto a su familia, a los que han perdido la vida en guerras donde no se nos había perdido nada o a guardias, civiles o militares asesinados por la canalla terrorista.

Lo que ya es peor es cuando a la estética militarona se suma a la ausencia de laicismo. No se si mis lectores habrán reparado en este himno que se canta en el momento en que los ilustres ponen la corona de laurel. Quiero decir en que los ilustres, incapaces de portar la corona, la atusan u ordenan, como si los auxiliares la hubieran colocado mal.

Pues bien; en ese momento se canta un himno titulado: “Cuando la muerte no es el final” donde todo el mundo se muestra aparentemente feliz porque la divinidad oportuna les ha devuelto ala vida y la luz. Canto a la muerte necesaria para la vida eterna que no alivia a las familias y es tan extremada loa católica a la muerte que a uno, perdonen, le revuelve las vísceras. Naturalmente, este himno no es herencia nacionalcatólica sino que fue introducido por Narcís Serra. Es que siempre hay alguien de izquierdas que tiene un mal día; también aquí hay que evitar impacientarse.

Creía yo, por otra parte, que iba a tener un día de enfado a causa de que tocaba Nobel de Economía, cosa que a uno, en esa ciencia (por exagerar) educado, suele interesarle y ,tras los preámbulos, no andaba con muchas esperanzas.

Pues no; mira tú que el Comité (que como se sabe no es el mismo que entrega los demás) ha decidido un gesto progre: premiar a una mujer, Elinor Ostrom ( la primera vez en la Historia: cuando mi favorita Joan Robinson escribía no había Nobel de economía, ni se lo hubieran dado por rojilla)

Es una neoinstitucionalista; denominación que usan los economistas progres que se dedican a estudiar el comportamiento de las organizaciones y el entorno sociopolítico, frente a los neoliberales que las desprecian.

Ostrom se ha dedicado a afirmar, pasmaos que rojez, que los bienes que se administran de forma común no necesitan ser privatizados para ser gestionados con eficacia.

Bueno; no siempre hacen el ridículo los suecos.

viernes, 9 de octubre de 2009

Seis meses, un Nobel: eso es eficacia y ridículo. Algún pero, pero minúsculo, vamos que nada…

Él se lo merece; faltaría más. No sólo ha acabado con las armas (ayer recontaron y no hay ni una) sino que en seis meses ya no hay guerras ni guerritas, ni nada. Hasta Michelle se lo merece. No os pongáis pejigueros porque si se lo dimos a Gore por un Power Point, cómo no vamos a dárselo a éste con lo bonitos que le salen los discursos.

Por poner algún pero, creo que deberían habérselo dado ex - aequo a José Luis. Al fin y al cabo no sólo ha iniciado la paz civilizatoria sino que, dentro de 83 días, Obama y José Luis cambiarán juntos el orden planetario, como ya ha sido anunciado por Leire, portavoz Universal. Injusto, injusto de todo punto.

Tengo algunos peros menores, que no ensombrecen los extraordinarios méritos de Obama y Michelle no sólo para este Nóbel sino para el de Literatura (que bien escribe) o Medicina (cuanto sabe de seguridad social).

Unas tonterías mías por las que no le habría dado el merecidísimo premio:


1.- Tener dos guerritas de nada en marcha (Afganistán e Irak)
2.- Mirar al techo cada vez que los chinos le piden que no mire al Tibet.
3.- No consta que, a parte de reñir a los israelitas, haya sido capaz de añadir acuerdo alguno a lo que ya existía.
4.- Guantánamo sigue abierto, las torturas no han sido investigadas
5.- No he oído que se haya suspendido el bloqueo a Cuba
6.- Las farmacéuticas norteamericanas siguen bloqueando los medicamentos genéricos a bajo precio en África.
7.- Una base Norteamérica sirvió para la expulsión de Zelaya en Honduras
8.- Aún no sabemos que hace en Colombia.
9.- Aún no sabemos que hace su Gobierno con las matanzas en África, además de condenarlas, naturalmente.
10.- El proteccionismo norteamericano en tiempos de crisis

Leo que, al parecer, es algo así como un Nóbel preventivo: por buenas intenciones. Excelente criterio. La Obamanía lo ha conseguido: ya hemos rozado el ridículo.

Europa de Bribones

Buenas noticias desde el Tribunal Constitucional italiano: el fascista rampante, el Presidente del Milán, ya no está por encima de iguales. Un bribón en trance de ser expulsado de la vida pública. Cualquier cosa en la Italia de casino.

Pero que decir de la civilizadísima Francia, cuna de la “politese” y “savuarfer”: El Presidente de la República, Sarcozy, está intentando llevar a la cárcel al anterior Primer Ministro. Claro que este príncipe de las letras (el señor es literato) intentó hacer lo mismo acusando a Sarcozy de corrupción, usando los servicios del estado. Entretanto, porque la cosa francesa estaba aburrida, el Ministro de Cultura, ha confesado practicar y pagar turismo sexual con jovencitos tailandeses, cosa que no le lleva a dimitir.

En Inglaterra, sus señorías los diputados se han financiado casas, piscinas, amantes, y bagatelas de ese tipo con las dietas parlamentarias

Naturalmente, estos líderes velan por nuestros intereses y, tras habernos puesto para una temporadita a Barroso, planean, me refiero a ingleses, franceses e italianos, colocarnos a Tony Blair como Presidente de la nueva Unión Europea, un figura de la cuarta o quinta vía, tras la ratificación del Tratado de Lisboa.

Para que hablar del fango de nuestra propia política, el lodo Gurtel, y las subsiguientes historias que vamos conociendo. Y así en una historia interminable para acabar concluyendo que Europa esta cruzada por una auténtica cuestión moral.

Sólo hay una alternativa a esta Europa de corrupciones: la reconstrucción radical del cuerpo político, de las formaciones políticas. Pero no es suficiente la renovación del ejercicio de la política; es necesaria una nueva política.

Se habla mucho de la reconstrucción moral del capitalismo pero los áureos líderes que refundarán nuestro sistema económico no se plantean la reformulación de las metas políticas que, en esencia, son las que han estimulado las ganancias vinculadas a la política concebida como negocio.

En el Eurobarómetro de 2008, sobre Corrupción, la media de entrevistados que estaba de acuerdo con la afirmación de que “la corrupción es un problema grave en su país” era de tres de cada cuatro (75%).

Los europeos y europeas estamos convencidos que esta es tierra de bribones.

jueves, 8 de octubre de 2009

El desclasamiento.

A mi no me pasa porque soy rico. Pepiño y José Luis me han subido los impuestos, así que soy de clase alta fijo. Dadles un par de meses para que el déficit siga disparado y me hacen poderoso a golpe de tasas.

A lo que iba; aunque no consigo convencer a Liber de que soy rico y puedo ir a vaciar cualquier escaparate de cosas inútiles, que son las que me gustan, parece evidente que mi capacidad fiscal, y la vuestra, nos eleva en el escenario social más allá de los estrechos confines obreros. Una versión sociológica de la ilusión fiscal y supina falsedad que se incluye en el modernísimo discurso socialista.

En la misma semana y en dos países distintos, han empezado a hablar de lo mismo: en Francia se habla del miedo al desclasamiento y en Italia, más literarios, se refieren a que el ascensor social se ha detenido. Démonos, pues, un par de semanas para que la onda llegue a España.

Ambos análisis coinciden en dos criterios. Uno, que los hijos viven peor que los padres y retroceden en sus aspiraciones y, otro, que el temor se centra entre los que tiene que perder: clases medias.

La crisis ha hecho crecer el miedo naturalmente; los trabajadores entienden que salirse del mercado es perder la protección de los retazos que quedan del estado de bienestar. La experiencia social es que la protección y los beneficios del sistema han sido para los activos y no para los que estaban fuera del mercado; esos, parece, ya no tenían clase.

La transferencia de padres a hijos del sentido de clase se rompía, en el estado del bienestar, mediante la educación, las aspiraciones que nacían de la formación y los réditos en términos de trabajo que esa producía. Esa era, recuerdo, la obsesión de mi padre : el conocimiento no sólo nos haría libres; nos haría mejores.

La cosa ahora es que los que han (hemos) llegado no dejamos espacio social y los que llegan tienen que esperar. La cuestión es que efectivamente, como dicen en Francia, los que llegan son los jóvenes. Observo, no obstante, que en otros países hay mas ansiedad escolar, mejores resultados en términos de empleo para la formación que en España.

Aquí, el fracaso escolar y la devaluación del conocimiento son episodios de una convicción más profunda: el hecho de que la formación no produzca empleo o salario de calidad y de que, por lo tanto, no producirá ni igualdad de oportunidades ni movilidad social.

La aparición de formas de clientelismo, por un lado, y de demandas de meritocracia, por otro, son espacios donde la cultura conservadora echa el ancla. Razones por las que, con sorpresa, una parte de la izquierda se pregunta porque hay tanto joven conservador: porque creen que con el viejo sistema de clases había ascenso social.

A lo peor, los malos resultados electorales de la izquierda de gobierno europea de los que tanto se habla estos días tienen que ver con eso: con que ha renunciado a la promesa de movilidad social del estado del bienestar y a que, en realidad, está proponiendo desclasamiento.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Yo huyo del pesimismo…¿pero hacia dónde?

José Luís estaba esta mañana “muy contento”, se afirma en el faro y guía de occidente. Ha declarado que de la crisis se sale “con ayudas públicas” y “huyendo del pesimismo”. Si yo fuera banquero me hubiera ido a mi despacho a esperar la próxima remesa y tan optimista.

Pero como no soy banquero y llevo meses intentando un ICO para inversión; mis amigos lo mismo, y como cada vez hay más parados a mi alrededor estoy en trance de cabrearme por la cosa.

Un poco desconcertado si me tienen. Porque llevo yo meses repitiéndome, por orden del prócer, que lo peor ha pasado. Incluso he vuelto a leer el informe del FMI buscando los errores que contiene según la Salgado e imaginando las correcciones que anuncia; me he mostrado dispuesto a creer que la investigación no sale perjudicada en los presupuestos…

En suma, dispuesto con enorme voluntad a renunciar a mi reconocido antipatriotismo, cómplice de facciosos, corruptos y reaccionarios. Complicidad que sólo puedo evitar aplaudiendo e José Luis, faltaría más.

Y, justo entonces, va la Vicepresidenta que esta mañana no estaba contenta, en realidad ninguna mañana está contenta, y declara que estamos en “lo peor de la crisis”. Uno aspiraría, ya puestos a aguantar tonterías, que al menos tocaran la misma música y construyeran el mismo discurso.

O sea, que vivo en un sin vivir porque no se si lo peor ha pasado o estoy pasando lo peor, cosa que a estos les da lo mismo pero, coincidirán mis lectores, que no es igual o si; porque que más nos da a los humildes mortales (ricos gracias a la subida del IVA, pero mortales)

Menos mal que hay cosas que permanecen en su sitio: MAFO (o sea, Fernández Ordóñez cuando era socialista - y antes de que El País le salvara para la posteridad de tan vulgar nombre-) ha propuesto de nuevo la reforma laboral, nuevos contratos laborales, menos negociación colectiva, las reformas estructurales y todas esas cosas que él suele proponer.

La cosa es que los próceres que nos gobiernan, con la notable y apuntada coherencia, no acaban de negarle la mayor al Gobernador del Banco de España. Ahora que ya hemos puesto en práctica las dos posibilidades que se le ofrecían al gobierno: fortalecer el neoliberalismo (recortar gasto) y poner en marcha un paquete de reparaciones del déficit (subir impuestos) parece que los portavoces de los poderosos muestran su carácter insaciable.

Y uno se teme que si lo peor no ha pasado, se inventarán más; se inventarán más. Vean cosas que pueden pasar cualquier día de estos: unos dinerillos para los fondos inmobiliarios de la banca que están fatal, fatal. Un dinero para los promotores que vendan pisos o se lo cambien por el viejo que Usted tiene, que hay que reducir stocks para pagar deudas y cuatro o cinco cositas de estas.

O sea que yo estoy por huir del pesimismo y de este personal. Pero no tengo idea de hacia donde.

lunes, 5 de octubre de 2009

Menos rotondas y más fibra óptica

Frase rotunda nacida para ser mítica. Como todas las frases míticas sólo será verdad transcurridos 25 años. La ha pronunciado Toxo y nos la ha recordado Lidia. Diversas razones justifican que esta frase adquiera la afamada condición de letanía repetida a lo largo de la historia.

No es poco importante haber sustituido la vieja opción entre cañones y mantequilla que recibía a los que estudiábamos economía . Que un sindicalista actualice los viejos manuales de "micro" tiene su aquel. Lo trascendente, empero, es que tan rotundo aserto constituye una consigna que arrumba el keynessanismo primitivo del que siempre han hecho gala los sindicatos, prestos a obras que muevan obreros, picos y palas .

Probablemente, la mayoría de los tales obreros ignoran para que les sirve a ellos la fibra óptica pero el sindicato, con toda seguridad, proveerá la adecuada pedagogía.

Toxo sabe más que nadie de desindustrialización y, sobre todo, de cómo las inversiones especulativas y en posiciones financieras de las empresas han arruinado la economía real. No obstante, mi optimismo debiera ser matizado no vaya a ser que, en estos tiempos que corren, las necesidades a corto deban compatibilizarse con estrategias de largo aliento.

Entre mis dudas se encuentra el conocido hecho de que las rotondas suelen hacerlas los Ayuntamientos; entidades que no están para la lírica estratégica. Las demandas urgentes de trabajadores y empresas en momentos de notable dificultad (demagogia; ya se sabe que el FMI y yo estamos equivocados) pasan por algunos metros cuadrados de obra civil, teniendo en cuenta que el 20% del desempleo son trabajadores de la construcción difícilmente reciclables a corto plazo.

En 30.000 euros viene a salir un empleo en el Plan del Gobierno ( si nos creemos las cifras que dicen haber creado). Los australianos invertirán en fibra 23 mil millones de euros para 37.000 empleos (me vayan dividiendo). Dice la Comisión del mercado de las telecomunicaciones que en España tardaremos la friolera de quince años en tener extendida la fibra (seguro que es culpa de los poderosos).

Aquí andamos los españolitos, cierto, aumentando la vida útil del cobre de Telefónica con nuestra banda ancha. Más fibra, más fibra (para las grandes ciudades donde hay mercado que las medianas y pequeñas se quedarán sin ella, seguro).

La más artera tontería de la década pasada era que los Ayuntamientos encarecían el suelo con su financiación; la de estos días es que se llenan los pueblos de pistas de padel con el dinero público. Andan los munícipes haciendo lo que pueden: keynesianismo del antiguo, a ver si con un par de obras algunas empresas se mantienen y algunos parados se sostienen.

Toxo tiene razón y nos falta fibra (mucha fibra) pero, mientras nos hacemos calvos, unas rotonditas, asfaltados, caminos que mantengan empleo, actividad y hagan aflorar la economía sumergida no vendría mal. Pero si hay que esperar a la fibra se espera, no vaya a ser yo antipatriota que dude que con estos presupuestos ni se hacen rotondas ni se pone fibra.

domingo, 4 de octubre de 2009

Injustos sondeos…uy, uy, viene la derecha, viene la derecha, que miedo, como tiemblo.

Me lo temía: no respetáis nada. Faltan 88 días para que cambie la alineación planetaria, lo prometió Leire, gracias a la conjunción presidencial de los más áureos líderes, y vosotros y vosotras les dais la espalda.

El (y su dama) despreciados en Copenhague; José Luís también; vencidos por un emergente, valgamé el cielo; y por si fuera poco con sondeos que nos los mandan a la oposición cualquier día de estos.

Ya advirtió Pepiño que estaba dispuesto a pagar el coste electoral, pero no hablaba de Él muchachos y muchachas, sino de algún alcalde o cosa parecida. No iba en serio. Chicos, chicas, es Pepiño el que le iba a subir los impuestos a los ricos. No hace falta que le toméis la palabra y a la primera de cambio les dejéis sin votos. El bueno de Obama pierde diez puntos de popularidad en un par de meses y José Luís se pone en la oposición, según las encuestas.

Vuestras exigencias no son patrióticas ni responsables. Ellos están arreglando lo de Afganistán; lo del paro; lo de los piratas y los barcos, lo de Irán, lo de la economía sostenible. Y, mientras tanto, vosotros y vosotras tonteando con los poderosos, ignorando que ellos y ellas están cambiando el mundo y sus reglas para nosotros y nuestra felicidad.

Suben los votos de la Izquierda al doble, dice La Vanguardia, aunque no los escaños (el faro y guía de occidente sólo habla de la derecha). Y también sube la antipolítica, el clientelismo y el "que hay de lo mío" que representa la Rosa Diez. La fuga de Zapatero tiene esas dos dimensiones: la social y la oportunista; mala cosa que Pepiño no pueda ocuparse de lo nuestro y Leire…bueno, Leire ya se ocupa de mamá.

Lo mas sorprendente de los sondeos es la cara de sorpresa que han puesto algunos en el gobierno y sus corifeos. Es que debemos tener cara de pingüinos (ese hermoso animal que pasa frío, no come carne y, además, aplaude) dispuestos a tragarnos cualquier cosita que nos cuente Pepiño en un mitin de descamisado.

Pues a uno le dan ganas de pedir más. Más coste electoral quiero decir. Un coste sin oportunismos (léase Rosa Diez) y con votos a la izquierda que reclama un aliento social a las políticas económicas. Portugal, Alemania, Grecia, unos meses antes Francia, parecen sugerir que esto de ganarles a los poderosos no consiste en poner el intermitente a la izquierda y girar a la derecha.

Ahora, muchachos y muchachas irrespetuosos con los líderes que cambiarán el mundo, ya sabéis lo que viene: el espantajo de la derecha; los gritos para que no dejéis pasar a los fascistas y corruptos – porque, naturalmente, todo fuera del glorioso liderazgo es fascismo y corrupción - y las convocatorias a que escribamos, gritemos y manifestemos el miedo a la caverna, a los facciosos y esas cosas y le hagamos el viaje al voto útil

Yo a lo mío: dando caña al gobierno, más que nada, para que los poderosos esos no se carcajeen de verdad todas las mañanas.

sábado, 3 de octubre de 2009

El Defensor del Pueblo y las autoridades militarmente competentes.

Escribe Pujol lo que todos sabíamos: que Mújica ha sido siempre un enredador poco de fiar. Ya pensé yo cuando se pronunció sobre la autoridad y la educación que nadie mejor para subirse a las tarimas de la “ESPE” que una de las autoridades militares competentes con los que siempre coqueteó del Defensor del Pueblo.

El Honorable le ha metido un rejón a la historia socialista de la transición, en general, y a la de Mújica, en particular. Un señor que debía ir preparando las maletas ante tamaña acusación: el Defensor del Pueblo iba, en aquellos días de acoso a Suárez, de agitador de las autoridades militares competentes.

Ya se sabía que nuestro Defensor, desde joven atento a nuestros intereses, acudió a una reunión con Armada en Lérida para la organización de un Gobierno de Concentración con los principales lideres de todos los partidos políticos, cosa que casi ninguno de los citados líderes supo. Hasta Felipe González le reconoció públicamente a Suárez que se les había ido la cosa conspiradora de las manos.

Cuando uno anda en tratos con personajes como Armada o Ciurana, viene a ocurrir, como ya fue contado, que Raventós, presente en la merienda, se preguntara en voz alta “¿Y por qué no presidido por un militar, mi general?” cosa que hizo que Armada soñara con ser esperado en Zarzuela el día del fantoche.

Pequeñas historias de memoria insuficientemente contada, la de la transición, de la que derivan algunos de los actuales barros que ensombrecen la política española.

Pequeñas historias que justifican sobradamente que este tan incómodo, absurdo e inútil personaje, residuo de los conspiradores de café de la época, deje paso a otros que se ocupen de defender al pueblo en lugar de soñar con la autoridad militar competente, cosa fachosilla ciertamente. Ofrézcase, por supuesto millonaria pensión que no va a ser menos que ilustres banqueros quien tan notables servicios prestó a las causas del enredo.

No eran aquellos, por mucho que el guardia civil pareciera un payaso, días de sainete. Por eso es notablemente más irresponsable haber ejercido de civil muñidor de ideas cuartelarias. La cosa se podía haber puesto muy malita y muy seria y unos cuantos, como el tal defensor, hubieran sido responsables. En fin, como ya me molesto de habitual no estoy yo para enfados retroactivos pero ya que el honorable lo ha contado y el aludido no ha negado… pues eso, a casita que ya es hora.

viernes, 2 de octubre de 2009

No seré olímpico. ¿ Porqué me sienta mal si a mis amigos del "feisbuk" les divierte?

Estoy decepcionado: lo dice La Vanguardia y la Reina. Y uno que se alegró notablemente por la cosa de Barcelona en el 92 anda esta tarde un poco jodido. Y, la verdad, alguna de las risitas que oigo me cabrean más. Pero no preocuparse, porque como dice La Vanguardia, somos “unas decenas” en la Plaza de Oriente, franquistas residuales que andábamos por allí en presencia o espíritu; ya se sabe como somos los de la caverna madrileña.

Es que soy un antiguo. A lo peor, cómo resulta que no tengo una patria que construir, como Laporta – por un poner-, un partido que salvar del abismo, como los de Iniciativa-por otro poner - me refugio en espíritus comerciales impíos como el que inspira, sabido es, la cosa olímpica.

Pero nada; que ya veo en el “feisbuk” que lo que mola entre los progres es decir que menos mal que hemos perdido. Olé, voluntad de construir mayorías de pensamiento, menos mal que no falta quien me ilumine en el camino recto y me saque de tan infantiles deseos.

Dígase ya mismo, antes de ser expulsado de la progresía mundial, que Lula es cojonudo por que vamos a poner una pista de padel en las favelas y que “pa” queremos los de Madrí(z)unos juegos “pa” que lo disfruten los fachas; porque aquí sólo vivimos fachas naturalmente.

Dígase que mejor Barcelona otra vez, esos si que saben quitar prostitutas del centro aunque vuelvan a los quince años. Dígase que aquí no sabemos garantizar seguridad ante atentados mientras en el resto de España y en el mundo si, como todo el mundo sabe; por ejemplo, en Catalunya, el Conseller se maneja como nadie ante los anti – Bolonia y ante las prostitutas que no hará contra los etarras. Dígase que aquí hay mordida y en el resto de España y el mundo no, como todo el mundo sabe.

Si eres progre debes decir que la candidatura era casposa porque vaya mierda de diseño con lo moderno que es todo el mundo haciendo logotipos y papeleras, por ejemplo; o que es bueno, buenísimo de la muerte, que los de la caverna (que al parecer somos todos los que vivimos en Madrí(z) no tengamos juegos, mire Usté, mire Usté que pena, que de Cataluña vengo de servir al rey, ay, ay, de servir al rey, de servir al rey, con licencia absoluta de mi coronel, ay, ay, de mi coronel…

Pues nada que no seré olímpico y ya los del COI le cobrarán las comisiones por construirle estadios a Lula. Curioso: el único que se cree que tener infraestructuras hechas es bueno es Alberto. En Londres, ni una: elegida; en Río ni una: elegida. A repartir entre los comisionados Olímpicos los estadios. Aunque, cierto, que error mío: en Madrid todos son corruptos y en Brasil todo es limpieza.

Menos mal que ese Comité, lleno de teólogos de la liberación y progresistas, ha entendido que Alberto era un figurante y la candidatura de Madri(Z) no era creíble. En fin; la verdad es que no se porqué me ha sentado mal con la cantidad de argumentos que me dan los progresistas en el “feisbuk” para estar en contra y quedarnos en minoría a todas horas, tú, pero con la estética, eso sí. Amigos y amigas, igual soy de la caverna por decir que me hubiera encantado ser olímpico.