Statcounter

domingo, 20 de mayo de 2012

El cura de Arganda

Ese que se hizo construir una casa de más de 120 metros, eso si dentro de la iglesia nueva para no pagar IBI. Ese que no paga impuestos pero cobra subvenciones. Ese que no ha pagado ni un euro de lo que el Ayuntamiento gastó en la visita papal. Ese que mantiene en el atrio de la iglesia un monumento franquista que exalta la guerra civil.

Ese cura que no paga impuestos, que no cumple la ley y que recibe subvenciones y ayudas con los impuestos que yo pago, ha leído esta mañana un documento homófobo y que acusa a instituciones civiles de perseguir al Arzobispo de Alcalá.

Ese cura que no vacila en interrumpir comunión, boda o bautizo para lanzar su rancia soflama e insultar a media Ciudad. Ese cura que tolera que su Arzobispo de cobijo a un maltratador pero envía a los homosexuales a clínicas de terapia, como si de una adicción se tratara.

Ese cura que no vacila en faltarle el respeto a media ciudad, insultar a los que no se ciñen a la doctrina católica o a quienes legítimamente afirmamos que la homofobia, que la persecución de los homosexuales, es un delito. Ese cura que mantiene anticonstitucionales monumentos que hablan de guerra y sangre y se atreve a dar lecciones de moral y ética.

Ese cura que aprovecha la privacidad del claustro y del salón de rezo para proponer terapias para los homosexuales pero no dice una palabra de la difícil situación que vive la Ciudad. Ese cura que habla de lobbies que persiguen al Arzobispo y que ejerce intolerables presiones sobre las autoridades de la Ciudad para que se limite el derecho a la educación pública y laica.

Tentado estoy de proponer a sus seguidores que estudien otras alternativas al pastoreo de tan lamentable personaje.

Pueden recurrir al Maestro Fatajo, chamán africano o al profesor Bamba. Afirman en su publicidad que “trabaja(n) a distancia o “posee(n) los espíritus mágicos más rápidos que existen”. También disponemos en la Ciudad de sesiones de espiritualidad oriental que, además, ofrecen un aperitivo, eso sí vegetariano. Disponemos de diversas iglesias ortodoxas y demás ofertas del mercado espiritual. En ninguna de ellas se interrumpen las comuniones con soflamas homófobas o contra los partidos políticos.

Como casi todos los españoles de mi edad he tenido contacto con religiosos y durante una parte de mi vida he sido educado por ellos. Guardo grato y respetuoso recuerdo de los salesianos que me cuidaron por años. Respeto a aquellos curas que ayudaban en casa cuando las coas iban mal; que se ocupaban de buscar trabajo a quienes lo perdían; que no solo no tenían símbolos fascistas – cuando no tenerlos era un peligro- sino que ofrecían su iglesia a asambleas de trabajadores. Que no hablaban de terapias sino de justicia.

Esos curas no eran como este cura de Arganda que más parece pelín hijoputa.

sábado, 19 de mayo de 2012

Contra el déficit: cerramos oncología y abrimos cafeterías (privadas, naturalmente).

Esperanza Aguirre y @pmanglano presumían de lo que no tenían: disciplina fiscal. Llegado el día de la verdad y la transparencia por la Santamaría anunciado, el déficit es el doble.
Nada grave, ni nada por lo que alarmarse. Porque dice @pmanglano que en este trimestre ya tenemos déficit cero y que de lo de antes pues... pelillos a la mar. Total; para qué quieren los madrileños y madrileñas 2.000 millones de euros con lo derrochadores que son.
Esperanza ha afirmado disponer de maravillosas partidas para recortar. No quiero cejar en mi responsabilidad ciudadana y gracias a mi investigación en nuevos avances científicos, estoy en condiciones de proponer una nueva y revolucionaria idea: cerrar los servicios de oncología y abrir cafeterías.
No; no es que pretenda yo que los enfermos de cáncer no sean tratados sino potenciar la idea del consejero de Salud de Castilla-La Mancha y secretario de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, José Ignacio Echániz, que afirmó que el copago de los pensionistas eran cuatro cafés.
Alertado por tan audaz idea me he puesto a investigar sobre los grandes rendimientos del brebaje y he encontrado ni mas ni menos esto: la revista médica New England Journal of Medicine muestra que quienes consumen una media de tres tazas de café al día, normal o descafeinado, presentan menos riesgos de enfermedades cardiovasculares, respiratorias u oncológicas que los que no beben.
Tras reflexionar sobre este notable descubrimiento basado, no se crean, en un riguroso documento que pueden leer aquí, estoy en disposición de ofrecerle gratis (no es muy liberal, pero uno tiene conciencia cívica) un proyecto revolucionario al Consejero @pmanglano: sustituir los servicios de oncología por cafeterías.
Una idea que, además de mantener la sanidad publica, nos permitiría dos logros en la línea de las necesidades patrias: despedir médicos y enfermeras al tiempo que abrir líneas de negocio a emprendedores, ya que las cafeterías serían naturalmente privadas, aunque los pensionistas tendrían subvencionados el 25% de los cafés, que no se diga que no somos sensibles.
Emprendedores jóvenes y entusiastas como Arturo Fernández o Florentino Pérez podrían encargarse de las nuevas dependencias, harían dinerillo, crearían empleo baratillo para algún inmigrante y permitirían que Madrid, sustituyendo  los servicios de oncología, pasara a tener superávit.
Naturalmente, en estas cafeterías, los usuarios podrían fumar, porque aquí en Madrid no dejamos de ampliar, como todo el mundo sabe, los espacios de libertad y la libertad de elegir como se puede morir uno.
¿Una broma de sábado piensan Ustedes? Denles tiempo, denles tiempo.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Los especuladores no tienen corralito y lo de la prima es negocio alemán.


Basta que Krugman estornude para que media humanidad pregunte por la gripe.

Es lo que tiene ser Premio Nobel y ser progre: escribes un telegrama y medio mundo lo convierte en un tomo de ciencia económica y se convocan cien reuniones.

La  predicción del Nobel es tan escueta como elemental: Grecia se va del euro, los ahorradores españoles e italianos entran en pánico y se van a Alemania; España prohíbe la salida de dinero y limita la entrega de depósitos (corralito). Cosa difícil habiendo moneda única y libertad de movimiento de capitales, salvo que abandonemos la Unión Europea.

No faltan agoreros que refuerzan la tesis de Krugman pasando rumores, por ejemplo de que en Bankia no esta dando dinero. O que jalean la cosa del la prima para abofetear al Rajoy, que visto lo visto, de confianza de los mercados pues de cero, zapatero, también.  

En todo caso, la salida masiva de dinero de la economía española se viene produciendo desde hace tiempo. Solo desde el mes de Julio hasta Febrero, si leen las balanzas que publica el Banco de España, se han fugado 128.000 millones de euros. En la parte de inversión extranjera en los dos primeros meses del año se fugaron 30.891 millones, de ellos 13.000 en depósitos. Los españoles se llevaron a invertir fuera de España 11.300 millones en esos dos meses. Para que va a haber corralito si los que especulan y tienen pasta gansa ya se la han llevado.

Estamos atrapados en una profecía que se cumple por si misma. Los especuladores buscan rentabilidad, hacen subir los tipos de interés, vendiendo deuda y haciendo subir la prima.

Una prima que sube, entre otras cosas, porque los Alemanes se están financiando gratis. La prima sube porque el interés exigido a España sube y, también, porque el tipo de interés de los Alemanes baja.

En Abril, el bono alemán a diez años se pagaba a 1,70%. El español a 5,80%. La prima, por tanto era de 410. Hoy, al final del día, el bono alemán se paga de 1,38 y el bono español a 6,32. Prima de 494.

Dos noticias dan esos datos si me los miran con atención: como la inflación prevista y controlada por Banco Central Europeo es del 2%, resulta que los inversores están pagando un 0,4% para que la Señora Merkel les cuide la pasta. Otra cosa que puede deducirse es que sin la política alemana para financiarse gratis, esto es con un bono alemán estable, la prima de riesgo sería de 462.

La cosa es que esto de la prima es un arma alemana para financiarse gratis y, de paso, mantener la amenaza de intervención. Un interés del 6,3% es extraordinariamente alto y lo hace insostenible. España ya tiene el 80% de la deuda que necesita este año; así que puede esperar para hacer subastas. El dinero que necesita la banca es otro cantar. Pero esa canción deberían cantarla sus accionistas, digo yo.

Corralitos y prima, son negocios de especuladores y alemanes. Que no les distraigan cn un par de recortes más.

lunes, 7 de mayo de 2012

Ellos son imbéciles, pero el dinero era nuestro...y se lo comerán los cocos.

El viaje de la derecha para acabar con las Cajas de Ahorro ha culminado en un politiquerío que nos costará  alrededor de 10.000 millones de euros.

Tras reunir a las cajas “peperas” que más vergüenza daban, especialmente la de Camps, y poner a la cabeza a un tipo que nunca había sido gestor financiero, aunque si amiguete al que colocar,  las cosas han llegado donde era previsible: ha emergido la dimensión real de la burbuja y el ladrillo se ha comido a Bankia.

31.795 millones de crédito al ladrillo que debe ser provisionado. Antes de que le echen la culpa a los desahuciados que se sepa que la morosidad de las familias (los pisos adjudicados por impago) solo es el 11% del total.

El resto es pura burbuja y especulación: en suelo, Bankia tiene 5.290 millones, en promociones 4.023. El resto, créditos de dudoso cobro por encima de 17.000 millones de euros. El 17% de los activos inmobiliarios problemáticos del estado, lo que señala el tipo de crecimiento del que Camps y Aguirre han venido presumiendo.


Me pregunto donde ha andado el mejor regulador del universo conocido mientras la burbuja se escondía en los entresijos de las fusiones, los bancos sistémicos y todas esas zarandajas. Aún más; me pregunto por qué se le permite una jubilación más que decorosa en el verano, en lugar de despedirlo inmediatamente: quizá porque no hemos encontrado el amiguete que sustituya a MAFO, el gran reguleta del más liberal de los capitalismos.

Galbraith escribió un libro donde acababa diciendo que “los imbéciles son separados, tarde o temprano, de su dinero”. Lo que el bueno de Kenneth no dijo, yo os lo he recordado no una, ni dos, sino tres veces, es que ese dinero era nuestro y ahora habremos de ponerlo en dinero público en forma de bonos, convertibles en capital (cocos) si la solvencia sigue amenazada.

Provisionar esos 31.795 millones y sanear la entidad financiera podrá costar alrededor de 10.000 millones de euros. Los recortes en educación o sanidad o un pedazo de impuestos de narices.

Claro que la entidad debe tener liquidez escondida en alguna parte, pillada a precio de saldo europeo, que el FROB ya había preparado un fascalillo de los que acostumbra, en cuanto se hubiera fusionado. También, digo yo,  como somos tan defensores del mercado y estamos tan bien gestionados, podría ir por ahí a pedir un capitalillo de nada.

Pero eso no sería liberal, liberal. Lo de verdad liberal es que los ciudadanos y ciudadanas paguemos con dinero público las pérdidas de los bancos. Naturalmente, pedir que si hay dinero público hay nacionalización; prohibir la distribución de dividendo, solicitar responsabilidades o suspender indemnizaciones de despido es puro comunismo.

O sea; que Bankia se va al carajo y España lo celebra con una nueva orgía de pela pública a costa de los recortes.

Naturalmente, les dirán que los cocos es deuda, pero no es déficit.  Celebremoslo con vino y dulces versos que diría Plauto.