Statcounter

sábado, 29 de enero de 2011

Yo no me jubilo a los 65, pero anda que mis hijas...

En un sinvivir llevo dos días: echando cuentas y no me sale. Aunque me afilié a la seguridad social a los 24 años, he tenido seis años de inactividad, por lo que no me jubilare a los 65. Gracias camaradas.

Ni que decir tiene que, también, agradezco a los muchachos y muchachas del sindicato que hayan aceptado la ampliación a 25 años del periodo de cálculo porque así, teniendo en cuenta que tengo tres años en cero, antes de ser autónomo, porque siendo mayor de 45 no me contrataba ni dios, viene a resultar que perderé alrededor de un 20% de mi pensión y contribuiré a la gloriosa salvación de la banca. Voy a ver si llamo a Lezcano y le pregunto por un fondo de pensiones para mayores de 50 años; que seguro que el avispado se lo sabe.

Me pregunto que pasaría si se hubiera producido la separación de fuentes, como se aprobó en el primer Pacto de Toledo, y hubiéramos subido los impuestos a las rentas altas para pagar las asistenciales. Me pregunto que pasaría si, también, hubiéramos visto alguna medida para crear empleo y conseguir que una parte de los casi cinco millones de parados volvieran a ser cotizantes. Ah!, perdón es que ZP tenía peores intenciones: que miedo; que miedo.

Recuerdo cuando unos cuantos nos quemamos las pestañas defendiendo el primer Pacto de Toledo precisamente porque garantizaba la viabilidad del sistema sin quebrar el derecho a la edad y al periodo de cálculo. No me harán decir que me arrepiento pero me da una risa de la leche.

Pero si os digo la verdad lo que me enerva es que ZP y los Sindicatos les han negado las pensiones a mis hijas. Como todos los jóvenes menores de 30 andan buscando fondos de pensiones para ayudar, también, a salvar a la banca. No hay como tener hijas patriotas.

Pues la cosa es que los Sindicatos, que no deben leer encuestas sobre la aceptación sindical entre los más jóvenes, han renunciado al pensamiento estratégico. Quiero decir que han renunciado a dos generaciones de afiliación, las de 35 y la de 25, que se sienten traicionadas.

Digo yo que si el conflicto no era posible; si la unidad de acción no se sostenía; si el gobierno iba a mas recorte; si el horno no esta para bollos, mejor una salida digna en solitario (como en el 85, por un poner) y acumular capital social.

Pero nada; otro exceso de responsabilidad sindical que no dejará contento a nadie y a ZP o sucesor no le servirá para nada porque cuatro meses con casi cinco millones de parados es poco tiempo para recuperar imagen.

Pues eso: salvemos a la banca con nuestra pensión recortada y con los fondos privados de los que nunca se afiliarán. Olé por la estrategia sindical.



miércoles, 26 de enero de 2011

Despidos: “deprisa”, “deprisa”

La cosa empezó sustituyendo a la CNN+ por Gran Hermano y ahora continúa con 2000 despidos en España (más 500 en América). Los propietarios y editores de todos los faros y guías de occidente, moralizadores de todas las éticas y, más aún, tasadores de la corrección política y periodística se han puesto a lo que es lo suyo desde su transformación en medio global: a que los curritos paguen los desmanes de la burbuja, esa indecencia ética según el pertinente editorial, en la que participaron sin demasiado pudor.

En este blog se han comentado con notable interés todos los no menos notables aciertos del Pianista del Burdel y sus jefes familiares. Se ha insistido aquí en que ni era el periodismo el que estaba en crisis ni siquiera el modelo productivo. Lo que ha entrado en crisis es un modelo de negocio basado más en el tráfico de poder, prepotencia y gestión en la burbuja que en las noticias.

Dicen los propietarios de todos los faros y guías de occidente en Español y Portugués que los despidos son necesarios porque lo que les importa no son los contenidos ( hace tiempo que esto parecía evidente) sino el “conocimiento de los grupos de interés y las nuevas tecnologías”. Quieren decir que para influir en las elites y llegar a los IPAD y móviles de los influyentes no necesitamos periodistas sino cuatro o cinco becarios sin experiencia y mal pagados.

2.000 empleos. Así, por lo machito, sin que les tiemble la mano. Los editores de todos los faros y guías de occidente en Español y Portugués han batallado como nadie para que el gobierno emprendiera las reformas, especialmente la laboral. Ahora ya sabéis el porqué.

Prepárense para prejubilaciones de profesionales con experiencia (modelo televisión, ese que era un escándalo, decían), para despidos de periodistas, trabajadores y trabajadoras a precio de saldo. Hay que sanear las cuentas y el faro y guía de occidente en Español y Portugués es de un fondo americano y esos no se andan con tonterías éticas ni periodísticas.

Otro derrumbe del modelo español de progresía fácil, sedicentemente moderno y de centroizquierda, que a las primeras de cambio abandona el campo del progreso para salvar las carteras, bolsillos e inversiones.

Eso sí; a diferencia de ZP, al Pianista del Burdel le mantendrán en el puesto con buen salario aunque le hayan puesto un secante con título de planificador de estrategias. Un figura: el que le privatizó Telefónica al PP. Nada como prepararse para el futuro: conociendo “los grupos de interés” que es lo que se lleva ahora




lunes, 24 de enero de 2011

Las prisas por privatizar las Cajas

O sea: que nos habían engañado. Resulta que la necesidad de capital para tapar agujeros es mayor de lo que pensábamos. Que no va a llegar con lo que había en el Fondo pertinente (80.000 millones) y que, de paso, vamos a privatizar las Cajas, tras alguna que otra nacionalización temporal.

Fastuoso. Dijo MAFO (el pope del Banco de España) que el sistema financiero español era el mejor regulado del mundo. Falso; se estaba premiando a sí mismo para mantener su astronómico sueldo. El Fernández Ordoñez este permitió a las Cajas todas sus aventuras; luego impidió que la inspección descubriera los tejemanejes; posteriormente, se apunto a lo de las fusiones que con unos milloncejos (80.000) resolvían el problema y, ahora, es el profeta de la “Recapialización” sinónimo de privatización.

Pues nada; la Viceministra se resistía pero ya han venido los mercados en forma de recados de la Merkel y de presiones de MAFO a Zapatero y, como siempre, tras haber perdido dos años en tontunas, ahora nos hacemos un gesto patriótico de autoridad y de paso le regalamos a los bancos más importantes un pedazo del mercado y así me ponen unas pelillas a ver si llego a las elecciones.

De una forma u otra las Cajas, amigas y amigos, han sido privatizadas. No será un decretazo de los que gustan en la Moncloa pero casi, casi. A recapitalizarse toca y las entidades que no tengan la suficiente pasta serán compradas por el estado para un ratillo mientras negociamos que un Banco ponga el capital.

De paso, separamos el negocio financiero de la propiedad y la propiedad la convertimos en Fundación si es que alguien quiere ser patrono de algo tan ficticio, teniendo en cuenta que si la entidad pasa a un banco privado, los beneficios también lo son.

O sea: que desaparece la parte del sistema financiero español que tenia cierta vocación social y territorial. Bien cierto es que sus gestores y la miopía de las Comunidades Autónomas son responsables del asunto.

Básicamente el tema ha consistido en esto: con sus impuestos, la subida del IVA, la congelación de su salario y la reducción de su pensión, nos hemos endeudado, a precio de economía griega, por un poner, con un notable objetivo: salvar Cajas que ahora, también con ayudas públicas, irán a parar a los bancos. A que es bonito de la leche.

Eso si; hagámoslo rápido, rápido, casi con nocturnidad, a modo de golpe de estado financiero, que estas cosas dan una seguridad a todo el mundo de narices. Y por supuesto no pidamos el cese de MAFO, ese visionario de las finanzas que saldrá limpio de esta marrullería

Que tropa, madre, pero que tropa.

jueves, 13 de enero de 2011

Ministerio de Influencia

No; no seáis malpensados. No me refiero a ese gerente socialista que ha emitido un email diciendo que va a “empujar” un proyecto ante Pepiño, el que le digitalizó al cargo. Tampoco a los Consejeros del PP que han convertido sus despachos en agencias de privatización.

No; me refiero a que cada vez que hay que elegir una olimpiada, un campeonato o algo deportivo nos dan morcilla a pesar de nuestros campeones, "nadales " y demás. Por ejemplo, en el asunto del balón de oro este.

Aunque lo cierto es que conociendo como se las gastan los de la FIFA, el Blatter o el Grandona y las razones por las que los campeonatos se jugarán en Catar o Moscú igual los citados, al parecer expertos en gestiones y comisiones, serían útiles.

Viene a resultar que a pesar de nuestra contribución al nuevo alineamiento planetario por Leire profetizado o de ser progresivo y progresista paraíso universal resulta que no pintamos una oblea y a la hora de elegir una sede olímpica, un campeonato o un premio, las cosas van donde solían.

De lo que se deducen dos conclusiones posibles. Primera: no pagamos lo que pagan los demás (ah, como van a cobrar los olímpicos comisiones de obras ya hechas, camarada Gallardón, o como vamos a pagar más que un jeque con la deuda soberana de España y Portugal tan segura como el portero de la selección de Suazilandia, por un poner).

Segunda. El Señor Villar, afamado dirigente "furbolero", todos nuestros Comités Olímpicos y deportivos junto a los respectivos medios deportivos, vienen a contarnos milongas sobre nuestra notabilísima influencia deportiva.

Desde luego, no estimaré menos el futbol de Xavi o cualquiera de mis fubolistas favoritos porque el sarao de la FIFA no nos conceda el premio. Pero molesta; molesta ser conscientes de que, se diga lo que se diga, seguimos como siempre, encerrados en nuestra presuntuosa gloria sin que nadie gestione en el exterior nuestro patrimonio como país.

O sea; que reclamo un Ministerio para la influencia (total si tenemos un Ministro de Industria , de Cultura o de Ciencia podemos tener cualquier otro igualmente inútil) capaz de presentar los esfuerzos de los nuestros sean deportistas, científicos, creadores o creativos, en lugar de directivos, secretarios de estado o compañías similares que nos mienten cual bellacos y no pintan una oblea.



domingo, 9 de enero de 2011

Confieso que dudo.

El propósito de año nuevo debe elegirse con cuidado. Ya se sabe: debe producir ansiedad, suponer cambios sobre el pasado y, sobretodo, debe permitir presumir ante los amigos y disculparse ante el fracaso. Hace seis años que no fumo y se inglés para leer el The Guardian, como cualquier progre pijo que se precie. Lo de adelgazar es decisión tomada en Noviembre así que no cuenta. Dudo, dudo.

Esto de los propósitos de año nuevo viene de los romanos que dedicaron este mes al dios Juno, el que tiene dos caras, una mirando al pasado y otra al futuro. Enero es el símbolo antiguo de la resolución, el dios de los comienzos y el guardián de las puertas y de las entradas. En fin, tengo que darle mi tributo a Juno y elegir un propósito adecuado.

Podría renunciar a la información lo que tendría el inmediato efecto de reducir mis dosis de mala leche y abandonar mis antipatrióticos comportamientos y felonas ideas. Esto podría tener su lado positivo pero, a cambio, ignoraría la contribución de ZP y Pepiño al glorioso futuro que nos aguarda. Demasiado grave. Deberé investigar otros caminos.

Quizá podría asumir el reto de que Rubalcaba me cayera bien, autoconvencerme de que la renovación de la izquierda pasa por él. A lo mejor, con un esfuerzo sicológico, podría suponer que los Bancos son cono ONG´s que hacen lo que hacen por nosotros y la patria. Podría intentar que los editores de periódicos me parecieran decentes gestores del negocio de las noticias o creer que los gestores de los derechos de autor y la Ministra Sinde piensan de verdad en los derechos de los autores.

Pero claro, cualquiera de estos propósitos incumpliría una de las condiciones arriba apuntadas. Quien se atreve a presumir ante los amigos de tamaños propósitos.

No; no va por ahí la cosa. En este año el propósito adecuado tiene que tener nuevas dimensiones además de las apuntadas al principio de mi relato. Debe contribuir a superar el estado de crisis en el que nos encontramos; debe ser una fórmula creativa que demuestre el carácter emprendedor que atesoramos y, naturalmente, contribuir a mejorar el espíritu patriótico.

¡Albricias! Lo tengo. Voy a llamar a mi socio ahora mismo: le propongo maquillar nuestras cuentas y vender el negocio...!a los chinos!

A que mola la creatividad...

martes, 4 de enero de 2011

Leire, socorro, necesito otra Ley

O una militarización urgente, si os sobra algún coronel. Definitivamente, esto no da más de si. He descubierto que el insano y, lo que es peor, antipatriótico humo del tabaco ocultaba algunas insanias de mucho peor calado.

Sin ir más lejos, no te imaginas Leire, tu que desayunas en el sanísimo Ministerio, lo que supone entrar en un bar en la mañanita y percibir como el olor del churro o la porra se mezcla con la sepia humeando en la plancha o esos hígados, cielos que hígados, que cubiertos que algo que llaman encebollado se prepara en la cocina para el único camionero del barrio que aún tiene trabajo.

Militarización de la fritanga de inmediato. Redoble de inspecciones. Multa al churrero y al hostelero que venden churros pastosos y pasados y otros tantos fritos. Desterremos el aceite mañanero y la plancha de nuestros hábitos y costumbres.

Menús y desayunos obligatorios definidos cada día en el BOE. Leire; Sr. Jefe del Estado Mayor; Pepiño: acudid en ayuda de nuestro finísimo olfato (gracias sean dadas a vuestra ley, naturalmente) y en mejor ayuda de nuestro estómago ahora (gracias sean dadas a vuestra ley) más exigente con la fritanga.

Abajo la fritanga. Daré argumentos sensibles a cualquier convicción progresista. La fritanga es antipatriota pues acaba sustituyendo el mediterráneo aceite por mantecas y líquidos nada virtuosos. La fritanga, desde la porra y el churro al chopito reseco está en la memoria histórica como sinónimo de la pobreza, que entonces éramos pobres y no ahora, a pesar de lo que digan las maledicentes estadísticas.

Más aún, añadiré, la fritanga esta en la raíz de las sediciones que han asolado nuestra patria hasta que el gran José Luís reordenó, mediante oportuna militarización, que no se diga que nos tiembla la mano, los últimos intentos. Si; es la fritanga la que siempre, alrededor de las afamadas puertas urbanas, plazas mayores y cuarteles, ha alimentado a los tabernarios, levantiscos y sediciosos.

Leire, Pepiño, Señor Jefe del Estado Mayor: reclamo, en nombre del progresismo, el camino correcto y el futuro sostenible y sostenido la eliminación de la fritanga y la churrería patria mediante Ley o militarización.

domingo, 2 de enero de 2011

Coroneles para la taberna.

Ya estamos; malditos levantiscos: no han pasado 24 horas desde la medida patriótica y tenemos diez millones de usuarios cabreaos y un millón de propietarios en protesta. Que sepáis, y yo sólo os aviso, que el Gobierno anda de mosqueo; que Pepiño ya ha torcido el morro y que Leire, que estaba en Benidorm pactando la lista municipal con el amigo de mamá, ha sido llamada a gabinete de crisis.

Como no tenéis enmienda ni valoráis el esfuerzo patriótico por vuestra salud, el gabinete de crisis esta dispuesto a todo. Total; si hemos puesto un coronel del aire en las torres de control podemos poner un coronel de tierra en las tabernas (es que de tierra tenemos más). Así aprenderéis a valorar el patriótico esfuerzo por vuestra salud.

Este es el camino que nos lleva al futuro y si no nos lo han estropeado diez millones de obreros desarrapaos no lo van a estropear unos cuantos fumadores de nada. Además, como bien dice Leire, a los fumadores no les hemos prohibido fumar. Es como con los obreros: no les hemos prohibido que trabajen sólo les dejamos sin sitio en donde trabajar, que no entendéis nada.

No hemos prohibido fumar sólo que fuméis delante de los hosteleros. Buenos hosteleros, cachis, convertidos en guardianes de las buenas costumbres. Quien nos iba a decir que estos chicos que intentan burlar las horas de cierre; que no se fijan en detalles molestos; ahora van a ser, que diré yo, como Rouco Varela: cuidando de la intachable moralidad políticamente correcta de los hispanos.

Que antes moriremos de hambre que de cosas malas de los pulmones. Ese es el camino y dentro de diez años, cuando salgáis del paro, se lo agradeceréis a Pepiño y ZP.

Que conste que hace seis años que no fumo ni el cigarrito de las bodas. Pero os veo yo con el frío que hace saliendo a los rincones oscuros a fumar, yendo a garitos de mala reputación a fumar picadura de contrabando y viniendo a casa a que os ponga el cafelito. Aquí no prohibimos nada; que se sepa que este es el país más liberal de occidente y si no lo creéis preguntadle a las eléctricas si tienen quejas.

Que se han legalizado chivatos para que hagan denuncias de los lugares donde se incumple la progresiva norma. ¿Vamos a quejarnos de esa menundencia de las denuncias anónimas impropias de un estado de derecho a estas alturas?

Dejad de molestar a los que reflexionan por vosotros y vosotras y dejad de tocad las narices que os metemos al ejército en las tabernas: menuda tropa la de Pepiño.

sábado, 1 de enero de 2011

Sin perdón.

Para Billy el niño me refiero. La bienpensante sociedad americana y de medio mundo ha estado pendiente del último acto oficial, o no acto para ser precisos, del Gobernador de Nuevo Méjico que tenía la oportunidad de indultar uno de sus asesinatos (el del sheriff).

La razón de la posibilidad es que le habían mentido al garantizarle perdón si colaboraba como testigo de otros asesinatos. Pues nada: Los malos, malos son, con trampas oficiales o sin ellas.

No se puede reescribir la Historia dice el Gobernador de Nuevo Méjico. Y ese es un excelente argumento que no debería aplicarse sólo a los malvados oficiales. Total, digo yo, que lo más fácil para que se repita el annus horribilis pasado es que la pandilla habitual siga a cargo de los asuntos habituales.

Así que sin perdón para los responsables habituales que parecen, todos ellos y ellas, resistirse al cambio y a ser sustituidos.

“Ese es el camino” dice quien nos ha liderado hacia el desastre; lo mismo nos dice el gran regulador que permitió a la banca llegar donde han llegado y lo mismo repiten los banqueros, ministros que suben precios o presidentes de patronales que quieren embargar los bienes de los controladores pero son incapaces de embargar al Presidente más tramposo que recuerda patronal alguna.

Así que amigas y amigos os deseo un año mejor del que hemos atravesado que nos vaya liberando de los responsables habituales a los que no tengo intención alguna de perdonar. Lo dice el ex Gobernador de Nuevo Méjico: no se puede reescribir la historia.

Y la historia de esa tropa no tiene arreglo.