Statcounter

sábado, 31 de julio de 2010

Vacaciones; día 1: ¿ me espía mi detergente?

Empiezo mi semana de vacaciones. Vacaciones caseras dice la Señora. La misma señora ha anunciado en el “feisbuk” su alegría por el momento. Una de las ventajas de estas vacaciones, dice la señora, es que cocino bien. O sea: que empezamos mal. Mi elaborado argumento de que ir al restaurante aumenta el consumo, supera la crisis y evita que Pepiño nos suba los impuestos, ha sido derrotado de antemano.

En fin, mascullando mi derrota, me dirijo a la cocina piscinera y empiezo las tareas propias de mi condición de afamado restaurador: limpiar. Es sabido que todos los afanes gloriosos tienen momentos oscuros. Justo cuando empiezo, noto un movimiento raro: el detergente se mueve.

Formado en las mejores series de detectives realizo todos los movimientos necesarios para descubrir al espía; es cierto: me vigila. Sigue el camino de la mano por la pila; se esconde tras el lavavajillas cuando trato de descubrirlo pero fracasa estrepitosamente cuando hago un movimiento brusco para atrapar el estropajo. Descubierto: el detergente me espía.

No es una ficción. El detergente Omo, de Unilever, ha añadido a su producto brasileño un dispositivo GPS que permite a su agencia de promociones seguir la pista al domicilio de sus compradores. El pretexto es regalarles una cámara de video y un día de fiesta en familia. Los expertos en marketing han inventado el premio que encuentra al consumidor. Cincuenta cajas con GPS han sido repartidas por todo Brasil, los equipos de marketing pertrechados equipos móviles localizan al comprador.

Tenemos que ser innovadores, dicen los expertos, y a mi la cosa de la innovación esta me mosquea, parece una invasión poco ética de mi entorno. Ahora no sólo estoy localizable por el móvil, el vehículo, el twitter y todas las imaginativas aplicaciones que combaten el ancestral ansia humana de esconderse: ahora el chivato será mi detergente.

Una ola de despidos baratos a causa de pérdidas producidas por la tecnología amenaza a la profesión de espías. Los GPS de marketing tendrán múltiples funcionalidades desde combatir el terrorismo hasta descubrir donde lava sus platos el Vicealcalde de Madrid.

Siendo la Señora afamada militante de la causa de la libertad voy a ver si me niego a cocinar y exijo ir al restaurante como rebelión ante el espionaje. Si cuela, cuela.

lunes, 26 de julio de 2010

¿Dejarías las noticias en manos de los periódicos?

Yo que soy menos listo y famoso que el tal Keller, ni príncipe ni dentista para entendernos, me pregunto si dejaría las noticias en manos de los periódicos. Ha dicho el director de El New York Times, que “no dejaría el destino de las noticias en manos de Google".

Keller, director del faro y guía del planeta, defiende la estrategia de cobrar las noticias en la Web y se altera con los nuevos medios, anunciando que la delgada línea entre copiar y enlazar acabará llevando a los medios de calidad a los tribunales para defender el negocio.

Uno opina que las noticias nunca tendrán mal futuro. Ahora bien; hay abundancia de indicios de que el negocio de las noticias tal como lo hemos conocido se derrumba incapaz de desarrollar un modelo moderno, alternativo al prebendicio modelo del cuarto poder. Ese modelo según el cual si un periódico se hunde la democracia se hunde pero si quiebra un pintor, un albañil o el autónomo de la esquina es una oportunidad.

Ese es el argumento que ha llevado a regalos y prebendas a medios y periódicos de calidad y culto que no han vacilado en explotar periodistas, prejubilarlos, o gestionar subvenciones mientras se engolfaban en la burbuja inmobiliaria o el perverso mercado publicitario que, como todo el mundo sabe, es indispensable para la democracia y el derecho del consumidor.

Las noticias no tienen mal futuro por que en las páginas y los blogs, la gente cuenta historias y noticias. Periódicos como El New York Times presumen, lean a Keller, de mandar periodistas a elaborar noticias pero resulta que no pueden permitirse el lujo de cubrir historias de barrio que puedan interesar al personal.

Los editores de calidad reclaman para sí un papel fundamental para la democracia: el papel de filtrar la avalancha de información que viene de los aficionados. Por eso pueden despedir periodistas, reclamar ayudas y subvenciones y denunciar a la web: porque la clave no es la información sino controlarla. Cosa del papel fundamental de los faros y guías de occidente para la democracia.

Los entrenadores de la liga universitaria americana han prohibido a sus jugadores que “tuiteen”. La razón de fondo es la pérdida de control de la información. Los jugadores ya han solicitado a sus representantes que estudien los contratos para revelarse a tal medida. En el fondo a los entrenadores de basket les pasa lo mismo que a los medios tradicionales: lo que les molesta, en realidad, es perder el control del mensaje.

La pasada semana en USA, ha sido famosa la historia de una funcionaria, la Señora Sherrod, a la que medios conservadores han acusado, en falso, de racismo contra un blanco. La noticia era falsa pero nadie, incluido el Premio Nobel de la Paz preventivo, se tomo la molestia de comprobarla y la Señora fue despedida. Seguro que se os ocurren veinte ejemplos similares

¿Dejarías las noticias en manos de los periódicos que no comprueban, contrastan, ni contratan periodistas?

viernes, 23 de julio de 2010

¿Sustituirá el ejercito a la banca en circunstancias especiales?

Alertemos a Pepiño. Informaciones filtradas antes de la hora h, anuncian que una parte del sistema financiero español padece estrés. Intolerable, Pepiño; una función tan necesaria para nuestra patria no puede ser ejercida por instituciones estresadas. Llamemos a la Ministra, convoquemos a José Luis, habilitemos al ejército.

Esta tarde, a las seis, se conocerá el test de “estrés” (resistencia financiera de las entidades españolas y europeas); ya se ha filtrado que unas cuantas españolas llevan mal el asunto El test mide la proporción entre capital y recursos no distribuidos y las obligaciones de los bancos (Tier 1). Por debajo del 6% se considera que la entidad no anda preparada para la crisis.

Según las citadas filtraciones algunas entidades cuyos jefes cobran más que el Ministro (intolerable de todo punto) llevan lo del tier fatal, fatal.

Tener el Tier 1 (Nivel) bajo es algo así como tener dolor de cabeza, palpitaciones, pérdida de apetito, cansancio, sensación de falta de aire, boca seca, aumento de la transpiración…Hasta la semana pasada creíamos que estos pobres banqueros necesitaban ayuda: un fascal de dinero público para curar esa ansiedad provocada por el irresponsable intento de los pobres de tener un piso.


Pero ahora ya sabemos que no. Las funciones relevantes para el porvenir de la patria y, qué os diré, un banquero es tan importante como un Ministro y más que un controlador aéreo por un poner exigen nuevas medidas. Como bien ha indicado Pepiño, el estrés es incompatible con las tareas patrias y aquellos que lo padezcan deben ser sustituidos por profesionales acostumbrados a la resistencia al cambio y las amenazas del entorno: el ejército mejor que nadie.

Así pues, reclamemos el decreto correspondiente; despidamos a los jefes de las entidades estresadas y pongamos a un Comandante al mando. Como mola.

martes, 20 de julio de 2010

Pepiño: militarización y despidos de los controladores. Pero que progre.

Para Oscar

Es que los aeropuertos son míos. Las carreteras también pero como cuestan pelas no puedo poner a los "soldaos" a cavar zanjas. Pero lo de los aeropuertos se arregla en un pispás. Qué se me rebrincan los controladores: me pongo esquiroles de uniforme habilitados en dos días; Queé se me ponen malitos de estrés: los despido. Aquí sólo tiene estrés el dueño de la calle, digo del aeropuerto.

Ya hicimos decretazo contra los controladores suprimiendo la negociación colectiva, residuo de sindicaleros amarillos como todo el mundo sabe. Ya obligamos a cambiar la dirección del sindicato, que eso de la autonomía sindical es una coña marinera. Ahora hay que poner a los fiscales y la inspección de la seguridad social tras los enfermos, porque o ellos o los médicos responsables serán culpables: a mí no me la juegan y a la puta calle.

Ya ha estado Pepiño a la altura defendiendo los expedientes en Metro; cómo no va a poner de patitas en la calle a esta panda de pijos que, además, cobran todos (mentira) más que el ministro, hasta ahí podíamos llegar.

Militarización es la consigna progresista; porque el país necesita que los soldados estén preparados para sustituir huelguistas; porque como todo el mundo sabe los huelguistas, sean controladores, funcionarios o conductores de metro, son unos privilegiados, tienen trabajo, son ricos (por eso les subimos los impuestos) mientras los milicos son pobres de todo pobres y les vendrá bien unas pelillas.

Es que los socialistas venimos de las entrañas del movimiento obrero como es sabido y tenemos claro que un huelguista es un amigo. Por que si no lo fueran, en prisión estaban. Es intolerable que la Aguirre haya estado dos semanas negociando con deterioro del servicio de metro; hasta ahí podíamos llegar, panda de reaccionarios, con lo fácil que es despedir unos cuantos huelguistas.

Es que no me sois patriotas.

Pepiño ya había acabado con la negociación colectiva y nadie dijo nada (eran los controladores) luego ha ido a por los funcionarios pero no lo éramos; después los trabajadores en activo se quedan sin derechos; ahora militarización. Muchacho, muchacha, cuando vayan a por vosotros ya será tarde.

A mi me sobran razones para una huelga

jueves, 8 de julio de 2010

soy epañol. epañol, epañol

Porque mi padre me contó quien era Zarra y Marcelino, en Zaragoza siendo un crío, me hizo creer que éramos los mejores.

Porque cuando empecé a jugar al fútbol en el colegio quería ser brasileño

Por Cardeñosa que falló en el 78 y por hacerles una higa a los "milicos" argentinos.

Por Alemania y la pérfida Albión, que nos quitaron el mundial de la democracia en el 82

Por aquel hijoputa australiano que le quito el gol a Michel en el 86

Por que ya no existen los yugoslavos que se encerraron en el área en el 90

Por el cabrón de Tassoti y las narices rotas de Luis Enrique en el 94

Por aquel gol en propia puerta de Zubi; por Arconada y Molina que también la pifiaron cuando teníamos nuestro sueño al alcance de la mano

Por el penalti que falló Joaquin, por ese maldito arbitro que nos robó en Corea en el 2002 y por todos los penalties que hemos fallado cuando no debíamos, incluido el de Raúl

Porque ya era hora, coño.

Lo hemos conseguido y un montón de generaciones hemos sido vengadas.

Soy epañol, epañol, epañol.

jueves, 1 de julio de 2010

¿Y el cambio planetario? Pues que el IVA ha subido.

“Estén atentos a la importancia para el planeta de la coincidencia de las Presidencias del Señor Obama y la Presidencia europea de Zapatero”. Lo dijo Leire, mi profetisa favorita, y como sabéis he andado yo mirando la alineación planetaria por si la profecía se cumplía y los cielos cambiaban ante la notable influencia de los áureos líderes.

Pues nada; el planeta tira a peor; la Unión Europea pena entre insolidaridades y crisis, la pobreza se ha extendido y el hispánico líder acaba como alma en pena la travesía de su Presidencia que ha pintado menos que la Tomasa en los títeres. Eso si; Leire sigue de profetisa y hasta José Luís le pregunta por su futura crisis de gobierno, cosa que la propia Leire, indiscreta además de profeta, ha comunicado.

La profecía fue formulada hace menos de un año por lo que cabe señalar no sólo el grado de acierto de la profetisa, su profundo conocimiento de la realidad socioeconómica española y, muy especialmente, la demanda de sobriedad en la comunicación política de los profetas.

Mientras el planeta venía a quedarse más o menos como estaba, la situación social y económica española se degradaba. Básicamente, para salvar el presente del sector financiero se nos ha negado el futuro a la mayoría recortando derechos, prestaciones, seguridad e inversiones necesarias para mejorar nuestra demanda agregada y nuestro futuro modelo productivo. La profecía no incluía una huelga general pero claro es que los posos de café de Leire no dan para tanto.

Así que no veo yo mejora planetaria alguna y cuando mañana se concluya el semestre europeo del eximio prócer notaré que las cosas son más caras debido al impuesto que “Pepiño” anunció el pasado verano que nos subiría a los ricos. Agradecido por que me han hecho rico subiendo el IVA, daré, naturalmente gritos de alegría, gozo y agradecimiento que, sin duda, llegaran a la ilustre profetisa.

En fin, como ya se sabe que no soy patriota ni progresista (los sociatas me han borrado de ambas listas), no acabo de ver los notables logros de la Presidencia española, que tampoco el resto de los europeos lo vean no importa tampoco porque lo que importa es lo que importa: lo hacen todo por el bien de la patria.

Así que me entretendré con las cosas importantes el próximo semestre: Estatuto, burca, ley contra los curas y selección española que también da para tontunas. Hoy todos los políticos han vaticinado éxitos del equipo español de fútbol. Incluso el ilustre diputado Herrera, oposiando como siempre a ser declarado el diputado gilipollas del año, ha encontrado nuevo nombre para la selección llamándola “ el hispanobarsa”. Cosas para la que pagamos, como es obvio, a este representante de la muy ilustre izquierda divinísima, correctísima y etiquísima, empeñada en que CiU gane las elecciones.

Cuando mañana, amigo, amiga, te suban los precios a causa del IVA no dudes en pensar en la profetisa, los banqueros y el resto de la tropa. Hay que joderse con el cambio planetario.