Statcounter

martes, 31 de marzo de 2009

Las tripas de América no son lo que eran.

“Lo que es bueno para la General Motors es bueno para América”. Esto es lo que decía el lema de los años veinte de la compañía automovilística; una época en la que sólo uno de cada diez americanos tenía coche. Era bueno para la GM que se construyeran autopistas, primara el coche privado sobre el público, se debilitara el ferrocarril. Y sobre todo, era buena la multinacional americana.
Pues bien, la GM ha sido la última en enterarse pero América ya no quiere lo que la GM quiere. De hecho, Él, Obama, les ha dicho, primero que despidan al jefe y, segundo, que o se plegan o se van a la quiebra. Gozad del momento soviético que dudo que vuelva a repetirse.
La verdad es que América es como la GM: menos competitiva, con las tripas hecha trizas. Más o menos como la década de la Thatcher dejó a los ingleses.
El mundo ha cambiado de tal forma que el modelo de la General Motors ha terminado: con mercados de consumo cada vez más segmentados por los gustos, el consumo, la competencia y la cultura de la sociedad global, la voluntad de los gestores de la GM, su producto no tiene suficientes mercados.
GM es como América: no es competitiva ante la aparición de las pequeñas marcas, japonesas o coreanas, que con menos costes producen iguales o mejores productos.
Así que, como va la cosa, Obama deberá poner pasta y buscar nuevos dirigentes e imponer alianzas. Han impuesto una alianza de la FIAT con la Chrysler: a ver quien aguanta al Presidente del Milán diciendo que los italianos van a salvar a Obama. Inaguantable, me temo. Y, a ver cuánto aguanta la FIAT, claro.
Queda poco para que nos refunden el sistema. La impresión que va dando desde las destrozadas tripas de América hasta las no menos destrozaditas de la Caja de la Mancha es que aun no nos hemos enterado de la mitad de lo que pasa. Obama si: y me temo que lo que está organizando es una hermosa fiesta americana que pagaremos los europeos.

domingo, 29 de marzo de 2009

La resistencia de los líderes al cambio corporativo.



Los líderes se resisten al cambio en las corporaciones. Como sois de natural malvado creéis que escribo esto por algún acontecimiento reciente. En absoluto. Y no sé porque ponéis esa cara de no creerme.

La inteligencia de las Corporaciones es inversamente proporcional a su longevidad y, por ello, la tendencia a la eternidad se apodera de sus líderes. Este es un inventario de prácticas de resistencia al cambio. Si eres un resistente, sigue la guía. SI eres un agente del cambio ármate de paciencia y pide consejo (los consultores cobramos módicas cifras por ello):

1.- La innovación se basa en la cultura corporativa pero el Líder debe negarlo. Cómo sólo él puede interpretar la misión corporativa, cualquier nueva idea sólo puede ser ocurrencia del enemigo, interno o externo.

2.- Sólo el Líder puede aprobar los cambios. Para evitar la sensación de urgencia que la innovación debe trasmitir, los cambios deben evaluarse en toda la pirámide organizativa, siendo deseable que encalle en alguno de sus peldaños para que el líder no deba mojarse (porque él, como se sabe, siempre ha estado por los cambios).

3.- La innovación corporativa requiere una coalición que sostenga y amplíe la base del cambio. El líder debe crear una coalición de “free riders” (gorrones) interesados en dejar las cosas como están. El líder exigirá que esta coalición sea quien se oponga a los otros. Eso salva al gran líder de decidir: sólo escoge al que sobreviva, porque él siempre estuvo con los que ganarán, como ya dijo no se sabe a quién.

4.- El líder debe mantener a la gente en ascuas. Debe expresar sus críticas libremente, y se guarda de cualquier elogio. Debe hacer saber que el nuevo manager previsto es menos competente y prescindible, animando incluso la contestación. Naturalmente, deberá, al mismo tiempo, cortar la cabeza al líder de la coalición por el cambio.

5. – La innovación necesita trasmitir su visión y utiliza modernas tecnologías de comunicación que no discurren por las estructuras formales o informales controladas por el liderazgo. Es por ello que éste debe responder con el rumor (la verdad es innecesaria) difundido a través de vías igualmente externas a la estructura formal, porque el líder deberá siempre negar haber dicho lo que dijo.

6. El líder debe tomar en secreto las decisiones de reorganización y presentarlas inesperadamente (eso también mantiene a la gente en ascuas). Especialmente, debe usar la sorpresa para que un gerente intermedio despida, a modo de castigo, a alguien de la coalición innovadora.

7.- Esta información no debe trasmitirse directamente a los afectados. Serán otros gerentes (para eso está la coalición de gorrones) quienes transmitan lo que el líder parece querer opinar. Incluso puede abstenerse de estar en el momento en que se adopten decisiones porque él nunca ha estado contra el cambio, como y dijo no se sabe a quien.

8.- El líder deberá encargar a un gerente de bajo nivel de la responsabilidad de organizar el personal, nombrar, despedir y desarrollar las medidas organizativas que en secreto ha tomado.

9.- Deberá hacerse saber que el incompetente nuevo manager es mejor que cualquier innovación porque, al fin y al cabo, al ser próximo al líder ya sabe todo lo importante sobre el negocio.

10.- El líder sabe que el propósito de los cambios es producir más cambios. Para evitarlo, además de un nuevo manager no muy competente, se definirán interminables laberintos burocráticos, intrincadas reglas, misteriosas políticas, descripciones de trabajo prácticamente talmúdicas, amplias reuniones y comisiones.

Ahora me diréis que algo de esto os ha pasado. Peregrino mundo que tenga que contaros yo estas cosas.

sábado, 28 de marzo de 2009

Parad el mundo muchachos. Ha llegado el día de la refundación.

Anotad la efeméride. La semana que entra cambia la historia. La caída de Lehman Brothers sustituirá a la caída del comunismo. La súbita disolución del neoliberalismo hará olvidar el derrumbe del muro. Los ejecutivos con sobresueldos sustituirán a Ceaucescu y Él accederá al lugar de los hacedores, hasta hoy reservado a Reagan, Thatcher y Juan Pablo.
Será el día 2, el punto cero. Él descenderá en el cielo de Londres y se juntará con otros diecinueve apóstoles, encantados de estar en tan histórica cita: Zapatero tendrá, al fin, silla en el mundial concierto; Lula torcerá el morro ante tanto blanco con ojos azules en la platea; los funcionarios del FMI sonreirán a todos por si cae algún empleo. La Unión Europea…, bueno, no está pero a nadie le importa.
Él levantará la mano mientras el orbe suspende su ritmo, y dirá: muchachos, hay que poner más pasta. La Merkel y Brown torcerán el morro …intuyen que el americano quiere que sus empresas gorroneen perras europeas; Zapatero dirá que él pone lo que haga falta; Sarcozy encontrará la forma de no poner nada sin que se note; en la calle, alguno de vosotros y vosotras siempre aguando momentos históricos, gritaréis cualquier protesta.
Enterrarán toda suerte de liberalismo y, al grito de regulación, bajarán sus pulgares para dejar morir a los paraísos fiscales que serán invitados a comprar activos tóxicos o en mal estado. Y el dinero inconfesable financiará inconfesables agujeros aún no descubiertos.
En el año en qué la economía mundial se ha contraído, por primera vez desde la segunda guerra mundial, acabarán con la política económica conocida aunque no están de acuerdo en la nueva. Obama, Sarkozy Merkel disputan; Zapatero… está de acuerdo.
Vosotros pensáis que bajos tipos de interés y expansión fiscal son escenarios ideales para que las dos políticas prohibidas en el capitalismo antes inmoral triunfen: política industrial e impuesto sobre capitales. No; no va a ser eso la refundación que, eso sí, nos prometerá nacionalizaciones, supervisiones e ingeniería financiera.
Eso es el mundo moderno y no ese interés vuestro en inversiones verdes, sostenibles, productivas, generadoras raudas de empleo. Las pelas están para el libre comercio y para los agujeritos financieros chicos, que no acabáis de aprender mis lecciones.
Él afirmará que la cosa unipolar se ha acabado; que tiene otros asuntos de que ocuparse; nos ofrecerá la cabeza del FMI y un nuevo organismo tendrá larga vida. El mundo sustituirá a los banqueros blancos de ojos azules por supervisores globales blancos y de ojos azules y las bolsas anunciarán, con la conveniente y temporal subida, que ellos han hablado.
Parad el mundo muchachos: nos van a refundar

viernes, 27 de marzo de 2009

¿Por qué no compras el periódico?

¿Te has descubierto alguna mañana traicionando la juvenil costumbre del periódico con porras? ¿Permaneces fiel a las porras, los churros o cualquier sustitutivo sano recomendado por tu dietista pero has leído las noticias al salir de casa en el portátil? ¿Te aburren los periódicos o ya no crees en ellos?
Qué sepas que si has respondido no, sé que me estás mintiendo. En Febrero se han comprado menos periódicos que nunca. La venta en quiosco se redujo en casi noventa y cuatro mil ejemplares en febrero si se suman los retrocesos de El País, El Mundo y La Razón respecto al mismo mes de 2008. LA reducción en la cabecera de Prisa alcanza al 11%.

La edición del domingo de El País tiene 629.226 ejemplares de difusión, frente a los 446.116 de El Mundo, pero lo cierto es que la edición del diario de Prisa llegó, en su día, a superar el millón de ejemplares, incluso en el arranque de 2008 estaba ampliamente por encima de los 800.000 diarios vendidos. O sea, que todo camina hacia el desastre como revelan los despidos y crisis en todos los medios.

Hay quien cree que esto es así porque la lectura de periódicos es cosa de pequeños burgueses recién alfabetizados. Esto explica que la lectura de periódicos impresos crezca en países en desarrollo, con crecimientos de clase media y tasa de alfabetización.

Así que la perspectiva de que los periódicos decaen es una opinión tirando a complejo geocéntrico de occidente que a una realidad global, dicen algunos malpensados entre los que estoy tentado a apuntarme.

Así que los editores harían bien en reflexionar sobre las razones que conducen a la crisis de sus negocios. Los nuevos y jóvenes lectores potenciales parecen derivar a hacia pantallas e interfaces que nada tienen que ver con el periódico de siempre y los tradicionales abandonan.

Hace poco leí un trabajo sobre las diez formas en las que los periódicos podrían salvarse: ninguna de ellas tenía que ver con el periodismo tradicional ni proponía cesar a los gestores. En Francia intentan fidelizar jóvenes lectores regalándoles, a costa del estado, una suscripción.

Antes de que los responsables del negocio acaben con los periodistas o con su salario, con el pretexto de salvar periódicos, merecería la pena alguna reflexión sobre la razones que nos siguen apegando a los churros pero nos alejan de los periódicos: cierto que la caída coincide con la subida de diez céntimos de los diarios pero probablemente no hemos percibido diez céntimos más de calidad; o sea, información real.

miércoles, 25 de marzo de 2009

La filtración: el barrio sin justicia.

“No pareces criminal; la justicia no te prende al menos; verdad es que la justicia no prende sino a los pequeños criminales…”
Mariano José de Larra; en el día de su bicentenario.

La web de El País, faro y guía de occidente, ofrecía anoche un titular notable: “evitar filtraciones”. Tan ética afirmación iba seguida por la oferta de la filtración de las intervenciones de los candidatos a presidir la Audiencia Nacional ante el tribunal decisor.
No debieran ser secretas estas sesiones que afectan de forma tan notable a nuestra vida y a la de los sastres. Pero si la regla es el secreto lo ético sería dar trigo con la misma firmeza que se predica. Aunque, en realidad, la regla ética debe formularse correctamente: las filtraciones reprochables son las que llegan a los otros.
En un alarde de objetividad periodística, El País afirma que Garzón no pasó el filtro – sólo saco un voto debido, probablemente, a la larga sombra de Federico Trillo- “aunque su programa de gobierno fue uno de los más ambiciosos y documentados”. Cosa que nosotros, simples mortales, no podemos saber porque quien tiene las cintas, las resume y señala su importancia, en un intento evidente de evitar filtraciones en cualquier sitio falto de rigor, es El País, faro y guía de occidente.
La lectura de los textos es notable: el derecho a la defensa no está garantizado; el personal no está especializado; hay amiguismos, cincuenta casos de delincuencia van a prescribir y la audiencia es un tribunal en precariedad.
Cosas que afirman, sin empacho, los jueces candidatos que nunca han pensado en dimitir debido a tales carencias que, al parecer, no les competen ya que, como se sabe, los jueces, y los sastres, nunca son responsables.
O sea, que la justicia es un peligro para nuestra integridad como ciudadanos y ciudadanas. Lo que aparenta es que son todos una pandilla de “bandarras” que no han hecho nada, que se conozca, para mejorar la situación que ahora denuncian.
Y digo yo que podríamos hacer dos cosas: suprimir, de una vez, un tribunal especial que carece de sentido democrático o, bien, elegir al Presidente de un tribunal especial en el Congreso de los Diputados, con transparencia y sin corporativismos

martes, 24 de marzo de 2009

Llega el final de occidente: la Harley en crisis

Hoy se han producido numerosos indicios de la decadencia de occidente. Considero la derrota de Aguirre en su enésima batalla por la Caja y dispongo de nuevos datos que avalan que Zapatero miente cuando habla de los créditos ICO. Benedicto está irritado y ofendido por mis textos (y los vuestros). En el paroxismo de la decadencia, las bolsas suben porque los USA ya superan el nivel de propiedades del extinto estado soviético.

Pero la noticia definitiva llegó el domingo. El New York Times, segundo faro y guía de Occidente, lo anunciaba: se hunde la Harley Davidson. Los vendedores están despidiendo trabajadores; han disminuido sus beneficios en un 30%; sus deudas han aumentado y su valor en bolsa se ha reducido en el 70%.

El pensamiento moderno ha cabalgado durante décadas, como los viejos hippies y los no menos viejos luchadores contra la guerra de Vietnam, a lomo del caballo descubierto en Easy Rider, la Harley.

No importa que estos chicos hayan acabado siendo los banqueros y directivos de la decadencia, mientras no dejaban de comprar motos para revivir, en su prejubilación, pasiones juveniles porque lo cantó Dylan: lo natural son los sueños. Hasta que, eso sí, la ciática, la crisis y la bolsa han acabado con sus ahorros.

No importa porque el mundo moderno se construyó viajando. Primero, los bardos. Luego, los poetas, finalmente los moteros o el Chevy. La literatura y la ciencia, mucho antes de ser llamadas así, pertenecían a los que trotaban por el mundo redamando versos y haciendo correr ideas y comercio. El viaje era el progreso y la carretera inevitable.

Hay que reconocer que la Harley era una emoción igualitaria que, por veinte mil dólares, podían compartir personas con tatuajes y pelo largo, médicos y abogados, porteros y neurocirujanos. Pero estos chicos se han quedado sin fondo de pensiones y la Harley se va a la mierda.
Ha sobrevivido a la Gran Depresión y a las motos japonesas pero parece que la jubilación y crisis de la generación de Easy Rider ha acabado con su mercado. Ha declarado un tal Gregory Carpenter, al que nunca había tenido el gusto de leer y, probablemente, nunca vuelva a hacerlo que: “para crecery prosperar debe crear el mismo profundo vínculo emocional con los jóvenes." (Vale, otro día hablamos de lo listos que son estos gurús de la cosa comercial).

Sin Harley, sin moteros de verdad, se consumen los hippies, se acaba occidente. Otro mundo está naciendo. Necesitamos la moto del futuro, ¿o quizá es que ya no habrá carreteras y viajes iniciáticos?

domingo, 22 de marzo de 2009

Mosqueos de puente y “pa” rematar Joan.

Son ellos los que deberían irse de puente. Sabéis que tengo razón: estáis tirados en la playa o en el sofá, con cervecita o cualquier otro brebaje, y ellos salen en televisión, radios, periódicos, redes y móviles para darnos la lata. Hagamos la propuesta: en puente no se opina.
Yo había previsto escribir hoy sobre poesía o sobre discriminación racial que de ambas cosas atiende esta fecha del 21 según UNESCO y la ONU. Pero no me dejan, no me dejan.

Se reúnen esos pedazos de líderes europeos y, además de contarnos el cuento de que los excesos del capitalismo se corrigen con una nueva arquitectura de las instituciones financieras, suspenden la cumbre de empleo “por falta de ideas”. Lo que es un insulto al sentido común y una bofetada a los parados y paradas.

Dice Zapatero que los créditos ICO ya van a velocidad de crucero. Dejadme que os cuente: el 20 de enero solicité uno de 30.000 euros para climatizar mi nave; me han pedido cuatro nóminas y dos casas como garantía y aún no hay respuesta. Colijo que en Castilla y León no saben cómo va un crucero y que Zapatero se cree que soy idiota.

Bien que nuestros soldados se vayan de Kosovo pero me molestaría que un socio rompiera conmigo por escrito y sin avisar. Sabéis que no me fío un pelo de jueces y sastres pero, además, me pregunto si, después de haber destrozado en un sumario la carrera de un responsable de la marina mercante, no serán demasiado seis años para concluir que debe quedar libre y sin cargos por retirar el Prestige.

Ya escribí sobre la cosa del aborto y la iglesia pero me mosquea, especialmente, ver a las Cofradías de Sevilla apuntarse a manipular una fiesta popular con la cosa. Y, desde luego, que el PP deje de investigar, aunque bien mirado para que darle vueltas a lo que todos sabemos que es cierto. Y, me mosquea, que las leyes suecas dejen sin herencia a la compañera de toda la vida de Larsson (el de la serie Millenium).

Y en esas, estaba ahogando yo mis múltiples mosqueos en vino y almejas de puente y en esto que sale Joan en la tele. Hay que joderse Saura, a tus años con estas tonterías. ”Això no puc ser”.

La cuestión es que cuando uno se ha pasado media vida diciendo que no se pueden convertir en asunto policial los problemas o la contestación social, hay que dar trigo del mismo modo que se predica. O sea, Joan, que “l´has cagat” y lo que me mosquea es cuando te podes a explicarlo. Déjalo chico, déjalo.

viernes, 20 de marzo de 2009

Soy cómplice de asesinato; Jouve un cabrón y Benedicto un genocida…pero no se lo digáis a mi sastre

Vengo a confesar mi complicidad en varios asesinatos, antes de que mi sastre se vea moralmente impelido a denunciarme. Cielos, acabo de descubrir que no tengo sastre, que miseria. Bueno, es igual: el caso es que, en un periodo entre el 80 y el 82, en un local de la Calle Escosura en Zaragoza, me ocupaba de informar, aconsejar y ayudar a las mujeres que deseaban interrumpir su embarazo en el extranjero.

Nuestro contacto era una clínica en la Ciudad holandesa de Leiden. En alguna ocasión, si se trataba de menores de edad, debía acompañarlas y aparecer como tutor o responsable de las menores. O sea que, además de cómplice de asesinato, soy un falsario o suplantador de identidad, según mejor convenga a la lista de delitos de la santa y romana iglesia católica.

Recuerdo la infinita tristeza y el estrés de las chicas que viajaban; los interminables viajes en Autobús, ida y vuelta, desde Barcelona a Leiden; las noches insomnes en un cuartito decente pero minúsculo próximo a la clínica y como, al regreso, inevitablemente las chicas estallaban en llanto.

Cuento esto último porque como he leído a algún imbécil decir que queremos convertir el aborto en preservativo, merece la pena recordar que ninguna mujer va a un aborto como si fuera a una fiesta. Hablo de mujeres que podían pagar lo que entonces eran viajes e intervenciones caras; me ahorraré algunas de las barbaridades que algunas de esas chicas habían sufrido a manos de caritativas y baratas vecinas del barrio.

Es por eso bastante irritante leer los manifiestos con los que algunos nos castigan. Podría cabrearme con cualquiera de los firmantes. Bastará con que diga aquí que las declaraciones leídas a un tal Jouve lo convierten en un auténtico cabrón.

Los que hemos pasado por la universidad, en aquellos días en que hacerlo era un milagro que hacían anualmente nuestros padres, conservamos cierto respeto al conocimiento y a la ciencia. Es por eso que nos parece escandaloso que el tal Nicolas Jouve, catedrático de Genética, utilice su autoridad científica para negar el derecho al aborto, convertir un amasijo de células en una criatura o para avalar que el niño de la foto eclesial sea asesinado por las mujeres que abortan.

Niños como los de la foto de la campaña de la santa y romana iglesia católica no mueren en las camillas de las clínicas. Mueren en África de hambre, enfermedades y SIDA. El 80% de los niños enfermos de SIDA, viven en el África Subsahariana, sólo el 10% reciben tratamiento. A esos niños Benedicto, el papa de la santa y romana iglesia católica, les prohíbe el preservativo y les recomienda espiritualidad en lugar de regalarles medicinas. Benedicto es, decididamente, tan genocida como irresponsable

miércoles, 18 de marzo de 2009

El Capital: puro teatro

Desde que empezó la crisis y Marx se convirtió en Nostradamus, profeta de lo que ocurre y ocurrirá, ya habíamos observado la versatilidad y valor de sus opiniones. Incluso obispos habían afirmado la actualidad de sus creencias en lo que, sin duda, parecía la víspera de la victoria final. Pero nos quedaba una y aquí esta: el arte burgués por excelencia, la comedia musical, pondrá en escena....El Capital, lo que ya son ganas realmente.

La biblia del Marxismo será convertida en musical. Esto que puede parecer una frivolidad tiene sus ventajas: ahora se puede asistir a un seminario académico o político, ver la obra en un video, y mirarle las piernas a “la del mce”, cosa antaño prohibidísima y motivo de expulsión de la reunión y del partido.

Cosa de chinos, naturalmente. El director se llama He Nian y trabaja en el Centro Dramático de Shangai. Al parecer, Nian, asesorado por un filosofo, explicará en una fábrica y a golpe de canciones lo del valor y el plusvalor. Mala cosa para las cátedras de economía crítica: estos ponen un video en youtube y se acabaron libros y debates, castigo de alumnos y lectores.

Los bailarines protagonistas representarán su descubrimiento súbito de que el jefe de la fábrica es un explotador cosa que, como se sabe, en China no ocurre y por eso no hay experiencia previa. Al final parece que recuperaran parte de la plusvalía mediante la negociación colectiva, cosa que no recuerdo que estuviera en El Capital, aunque a lo mejor si en la versión de los chinos que, como se sabe también, adoran la negociación colectiva con sindicato único.

No se trata de ponerse pejigueros porque la acción revolucionaria ha de “cohabitar cada vez más, y de un modo casi institucional, con las normas de la moral burguesa y pequeño burguesa”, desde que Roland Barthes lo dijera hablando del teatro de Bretch. Pero si este Shakespeare de los sindicatos alemanes no pudo hacer teatro del gran libro dudo que lo del cuento chino sea serio.
No hace mucho un director alemán edito un DVD sobre el libro. Un proyecto que los más veteranos lectores recordaréis que intento Einsestein después del Acorazado Potenkin. 575 minutos de película para hablar, como decía su autor, de la antigüedad. En la película, la música para Einsestein se encarga a un compositor de cabaret. No se sabe que Engels fuera músico ni bailarín con lo que será, nueva e injustamente, excluido de tan monumental y musical obra.

Os lo tengo dicho: qué mundo peregrino es este donde el drama de la crisis es una oportunidad creativa y la internacional un coro de bailarinas chinas enseñando las piernas. Que si, que sí, que esto es lo que hay.

martes, 17 de marzo de 2009

El Sastre

Tengo escrito que la calidad de la democracia afecta a la calidad de los productos. Cualquier día os lo explico. Hago esta afirmación a cuenta de la entrevista que el diario El País, faro y guía de occidente, publicaba el pasado Domingo.


Qué tiempos aquellos en los que quienes nos dedicábamos al trabajo de “prensa” (entonces lo de medios y 2.0 no existía) sabíamos que la entrevista del Domingo era de calidad suprema, reservada para próceres, padres de la patria e ilustres; la entrevista cuyos comentarios llenarían las tertulias de, al menos, una semana. Qué tiempos en los que poníamos una vela a Dios (o sea, Cebrián) para conseguir un cacho dominical.


Este domingo, el entrevistado, con primera incluida, ha sido el presunto sastre de Camps. Ignoraremos siempre el nombre; su histórico cometido, la razón última de su presencia en nuestros desayunos dominicales es que es el testigo de Garzón para inculpar al “pepero” valenciano.


Ahora eso es noticia. Antaño, podía verse en estas páginas a Victorio y Luchino, a Pertegaz o a cualquier diseñador de culto, naturalmente italiano. Hoy se trata, simplemente, de un sastre que hacía trajes de ochocientos euros: ni los pijos venidos a menos, válgame el cielo, se pondrían una cosa así.


Un tipo que cobraba en billetes de quinientos y que traía presillas desde Italia. Toda una imagen de marca por los suelos: traje con presillas a estas alturas de la historia. Y dice que lo han despedido por cantar; debiera ser despedido por la presilla; chicos, vosotros me entendéis.
Para que la entrevista tenga continuidad (fundamental en una entrevista dominical, aprended), El País, faro y guía de occidente, publica, en primera del lunes, la respuesta a tamaña primicia: Camps, vestido de romero y sin presilla – más modernidad- niega bajo el no menos periodístico titular de “trajes para todos” porque, al parecer, los valencianos progres opinan que la horterada de la presilla debe ser socializada.


Qué días aquellos en los que publicábamos a un Director General detenido, con papeles falsos, en Tailandia, las correrías del hermano de un Vicepresidente; qué días en los que los testigos de Garzón eran exmiembros de un gobierno, ilustres policías, expertos. Qué días aquellos en los que el Sastre era como nuestro confesor, ese que preguntaba con la sutil delicadeza de un susurro donde “cargábamos” para ajustar el leve pliegue de la entrepierna adecuadamente. Este sastre y el País, faro y guía de occidente, han acabado con siglos de confidencial oficio.


El Sastre ha pasado a ser el símbolo de nuestra calidad democrática; ha sustituido al astronauta, al piloto de fórmula uno, al tenista, al galáctico, como héroe de la modernidad. Ya no persigue a los malos un “superpolicía” sino un sastre indiscreto que llena las páginas del País, faro y guía de occidente, y de los sumarios. Esto, amigos y amigas, ya no da para más. Es cierto, la crisis global ha llegado.

lunes, 16 de marzo de 2009

Cadena Perpetua

Hay encuestas que joden, francamente. He dejado pasar una semana para ver si se me pasaba el mosqueo. Pero sigo en ello. Según el diario La Razón del pasado lunes, el 80% de los españoles se pronuncian por la cadena perpetua. No quiero ni imaginar el porcentaje si sólo se contempla a padres y madres.

Imaginar la pérdida de un hijo es la peor pesadilla de los que somos padres. Difícilmente puede uno ponerse en la piel, entender o comprender sentimientos de aquellos a quienes han arrebatado violentamente la vida de un hijo.

La venganza por la muerte de un hijo no es algo literario, que simplemente pueda rastrearse en miles de novelas. Está en ellas porque la historia de la Humanidad y de la justicia está llena de ejemplos de venganza por la pérdida de hijos, hijas, familias.

El populismo con el que medios e instituciones se han acostumbrado a tratar el dolor de los padres, el espectáculo televisivo cada día más impudoroso, ha convertido cualquier horrorosa muerte de un hijo o hija en una peregrinación hacia la Moncloa con voluntad de cambiar la legislación penal del país, con un objetivo: la instauración de la cadena perpetua en España.

Tras Mari Luz ha sido al abominable y cruel caso de violencia en el asesinato de Marta del Castillo el que ha vuelto a revolver tripas y sentimientos de la sociedad española y, además del previsto viaje a La Moncloa de los Padres, ha contado con una manifestación en Madrid para pedir un referendum sobre la inclusión de la cadena perpetua en la Constitución Española.

Propuesta que se somete a sondeo y obtiene un resultado que nos abruma a quienes creemos que la apropiación de la justicia por el estado era la forma democrática de arrumbar las banderas de la venganza o de la voluntad personal de los poderosos. No deberíamos rechazar que la aceptación populista de la ira justa sólo sea otra expresión más de la dimisión del estado en nuestra vida.

Sé que es imposible consolar a estos padres. Pero me sigo apuntando a ese compromiso constitucional pasado de moda que cree en la capacidad rehabilitadora de la prisión. ¿Por qué? Porque creo que esa siempre ha sido nuestra superioridad sobre los desalmados.

sábado, 14 de marzo de 2009

El premio de mi suegra.

A mi suegra le han concedido un premio. Y como no es la “escoba de oro” ni la “bruja del año” que le concedemos mi cuñado y yo, merece ser glosado. La Asociación de Vecinos de Arganda le ha concedido el Premio 8 de Marzo, que, anualmente, reconoce a las mujeres que se han destacado en la lucha por los derechos de las mujeres en Arganda del Rey.

Ha dicho Maria Martinez que nunca le habían dado un premio por su trabajo. Y tiene causa la cosa porque, luchando desde los veinte a los “taytantos” años, su organización, ideológicamente siempre con la justicia faltaría más, le envió sin miramiento a casa. Y es que tienen mejores modos los empresarios que te explotan cuarenta años y te jubilan con un relojito de oro grabado que los que te ponen en la calle con un ERE con menos gracia y estilo que los de la Nissan. Cosas de la izquierda real.

Maria Martinez había nacido, como otras tantas mujeres de la época, para esperar al compañero. Lo dejo escrito Miguel Hernández para retratar la época de los luchadores: “Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado, envuelto en un clamor de victoria y guitarras, y dejaré a tu puerta mi vida de soldado sin colmillos ni garras.” Pues no; María, además de esperar al soldado y hacer nacer a sus hijas, no esperó clamor alguno y se apuntó a combatiente; defensora de los presos; agente de la libertad, luchadora de todas las causas.

De su biografía dan cuenta numerosos testimonios, combates y momentos. Ella ha conocido todos los entresijos, los gloriosos y los menos, del comunismo español. No fue, cierto, su fundadora, error en que podía caer quien la escuche, pero si mujer ejemplo de la historia de otras tantas mujeres, en ese tiempo donde ser mujer era sólo paciente espera.

María Martinez se ha negado al silencio desde chiquilla. Ejemplo de esfuerzo generoso y comprometido cuyo salario ha sido, simplemente, la libertad. Generosidad que merece ser citada en estos tiempos donde lo que se lleva es el pelotazo, la comisión o el pedazo del gasto público embolsado.

Maria se ha jubilado e, incansable, se ha apuntado a la Universidad. Pasea ahora por los pasillos de la Universidad Rey Juan Carlos, coincidiendo, “gaudemus igitur”, con hija y nieta. Viruelas de vejez dice Itziar de ambas que, “alegrémonos pues”, creía que la Universidad era un pozo de ciencia donde reinaba la juventud bajo el patronazgo de San Canuto. No conocía a su abuela: tras el premio, me temo estimado suegro y soldado, ésta no deja las reuniones ni de coña.

En fin que escrito lo dejó Cernuda: “Gracias, compañero, gracias por el ejemplo. Gracias porque me dices que el hombre es noble. Nada importa que tan pocos lo sean: Uno, uno tan sólo basta como testigo irrefutable de toda la nobleza humana”. No eran tiempos para la escritura de género sino para la poesía de los que sufrían. De esos tiempos que María, para alegría de los demás, se propuso cambiar. Merecido premio.

Papá: ¿sabes que la seño es un robot?

Que conste: esta vez la idea no es de Esperanza para prescindir de enseñantes que, como se sabe, son un obstáculo para la gestión eficaz del modelo educativo madrileño.


Estimados y estimadas enseñantes, amantes de las nuevas tecnologías, que habéis llenado nuestras bitácoras de promesas de innovación en las aulas, a partir de las wikis, tablets, pizarras electrónicas y decenas de propuestas de software, naturalmente libre: estáis anticuados; lo que mola es la profesora robot, inventada por los japoneses naturalmente.


Se llama Saya y es profesora de historia. Ha sido desarrollada por un tal Kobayashi. Esta especial profesora robot dispone de un bagaje de setecientas palabras y seis emociones. Bien; me he dirigido a mis consultores privados en educación y me confirman que, ciertamente, se desconoce que el tal Varona del “insti” dispusiera de más de dos emociones. Hemos confirmado empíricamente que, al menos, seis profesores de la licenciatura Dirección de Empresa en inglés, manejan menos vocabulario que Saya.


Pero estos datos no hacen que yo vea claro el asunto. Tantos años reclamando el conocimiento de la comunicación no verbal, de la inteligencia emocional o la sutileza pedagógica para que ahora nos pongan una máquina docente.


No; no lo veo claro. Porque imagino a esta profesora de historia dando cuenta de los horrores de la historia de modo metálico, sin matices de voz, sin gestos que trasmitan a los críos que Hitler, Pol Pot o Mugabe son de los hijos de puta de la historia y me da pavor. O me imagino acompañando a Itziar a discutir una nota con una profesora de historia que nos dice que en nuestra familia no entendemos la formación histórica de España y, entonces, como le digo yo a un robot que es gilipoyas.


No; no lo pillo. Que pasara con esos miles de niños que alcanzaron su pubertad con un apasionado y secreto amor por su maestra ante un robot. Como ese escueto y metálico escote del robot moverá hormona alguna.Dicen los japoneses que es el envejecimiento de la población y la baja tasa de actividad lo que les lleva a estos excesos. Vale, me opongo a la jubilación de los maestros si la alternativa es el robot. Si vuestro hijo os dice algún día que su profe es un robot, cambiadlo de cole.


Saya fue probada en una sala en Tokio este año con un puñado de alumnos de 10 y 11 años, y afortunadamente no pudo hacer mucho más que pasar lista y gritar órdenes como "¡Cállense!".

viernes, 13 de marzo de 2009

Cibercensura y la Ciberdisidencia.

Reporteros sin fronteras ha hecho público un informe titulado “Enemigos de Internet” en el que examina la censura en la red y otras amenazas a la libertad de expresión “on line” en 22 países donde ha detectado prácticas de este tipo

Los doce enemigos “más sucios”, utilizando la expresión del informe son: Birmania, China, Cuba, Egipto, Corea del Norte; Iran Arabia Saudi, Siria, Tunez, Turkmenistan, Uzbekistan y Vietnam. Todos ellos han transformado internet en una intranet para que su población no tenga accesos indeseables a la información “on line”.

La organización ha colocado a otros diez países “bajo vigilancia” : Bahrein, Bielorusia, Eritrea, Malasia, Sri Lanka, Thailandia, Emiratos Arabes Unidos, Yemen y Zimbabwe. A ellos cabe sumar Australia o Corea del Sur que han establecido leyes de censura en Internet.

En estos países, dicen los reporteros sin fronteras no sólo se ejerce la censura sino que se persigue a los usuarios. Los detenidos por ciberdisidencia alcanzan el número de setenta en todo el mundo: China, Vietnam, Irán y Egipto son los campeones en este capítulo.

Existe un evidente vínculo entre uso de internet, libertad y, por supuesto desarrollo económico. Cito de memoria el caso de Egipto. Datos leídos, no hace mucho, procedentes de Amnistía internacional que cito de memoria, nos hablan de un país de más de 80 millones de habitantes – la mitad analfabetos- donde 12 millones de personas navegan en internet, desde sus ordenadores personales o los cibercafés. 200.000 de ellas han abierto un blog. Internet es uno de los medios mas perseguidos por autoridades políticas y religiosas y una evidente herrramienta de libertad.

Australia es un caso paradigmático, ya que siendo un país que nadie situaría entre los de dudoso respeto a los derechos humanos ha aprobado una legislación notablemente represora en nombre de la protección de los contenidos indeseables. Lo que no deja de ser una advertencia sobre las tendencias dominantes en este campo.

Los gobiernos han demostrado estar muy al tanto de los avances tecnológicos que permiten controlar la red o intentarlo. En los países desarrollados cuentan con una notable oposición en un buen número de expertos comprometidos en el desarrollo de herramientas que soslayan las peores voluntades gubernativas.

En los países citados no existen tantos recursos y la debilidad tecnológica es muy notable. Cosa que no sólo debilita su desarrollo o el respeto a los derechos humanos sino las capacidades sociales de respuesta.

Es por ello, piensa uno, que las redes sociales tienen un protagonismo esencial, especialmente las de lengua árabe o rusa. Y también, que el acceso a internet desde el móvil será la próxima batalla no sólo por el desarrollo sino por la extensión de la libertad.

EL informe completo en ingles puede descargarse aquí:
http://www.rsf.org/IMG/pdf/Internet_enemies_2009_2_.pdf

miércoles, 11 de marzo de 2009

Redes y pantallas: en cuaresma no, pecadores

Os tenía avisados desde el día de la ceniza. No me creísteis. Os advertí que obispos y curas iniciaban el periodo estacional de oraciones, ayunos y limosnas. Y os dije, os lo dije, que al igual que antaño cerraban mancebías, imponían ayunos en tiempos de hambrunas o pronunciaban los “picos de oro” interminables discursos sobre el pecado, intentarían que vuestra cuaresma no fuera placentera.

Vale, podréis afirmar que no imaginaba que llegaran a tanto pero aquí están, llegadas directamente desde la iglesia romana, las más renovadas modalidades de ayuno, abstinencia y penitencia que imaginar se pueda.

Dio Benedicto la consigna de sobriedad espiritual y “lucha contra todos los trastornos de apego a nosotros mismos” (ándale), y se han puesto las diócesis italianas a imaginar, como el rayo, modernas formas de sacrificio que acerquen vuestras pecadoras vidas a la virtud.

Imaginabais que os bastaría con cambiar carne por el pescado para cumplir. Para nada. Que ya saben los modernos y avispados patriarcas y profesionalizados arciprestes de donde cojeáis en los tiempos que corren: nada de pantallas, sean estas las que sean.

Un cura de Rívoli ha distribuido a los niños de la catequesis un paño negro para cubrir la televisión. La diócesis de Trento nos propone el ayuno virtual mediante la supresión, en los viernes cuaresmales, de Facebook y mp3. El Obispo de Módena nos convoca, en similar fecha, a suprimir los SMS.

El pecado, descreídos, ya no está en vuestro desaforado consumo de toda clase de carne sino en las múltiples y variadas pantallas que usáis. El demonio lo sabe y ellos, los sanadores de vuestra alma, también: se acabó vuestra tranquilidad. Es cuaresma: ni redes, ni pantallas.

Pero no creáis que aquí acaban los ayunos muñidos por estos fervorosos muchachos cuaresmales. Como son unos modernos, ya no dependen de las ideas de la jerarquía. Oídme; han creado una red (acabarán constituyendo un agregador de Blogs, lo veo venir). Veinte diócesis han creado en Padua una red que promete nuevas iniciativas. Preparaos pecadores
Se teñirá de morado cuaresmal el Facebook; las descargas serán imposibles; enmudecerán móviles y reproductores. Ahora que lo pienso: ¿Y qué hará en cuaresma la Sociedad de Autores? Necesitamos ideas urgentes: qué tal si enviamos a Ramoncín a cobrarle a Benedicto por copiarle ideas sin licencia.

martes, 10 de marzo de 2009

Se buscan buitres para comprar el futuro.

No; no es que ande yo, en este momento, en la cosa de salvar aves y tampoco me refiero a que, en periodos de crisis, sea tiempo de enterradores o carroñeros, aunque si me pedís que me lo piense, igual si que este texto va de eso.

De lo que hablo en realidad es de lo que otro día he sugerido: los gobiernos y las empresas buscan “buitres”, esos gestores de fondos que se dedican a especular, a aprovechar los activos de las empresas y países endeudados o en crisis.

Los gobiernos y los bancos esperan que los fondos “buitres” les compren los activos envenenados; también las instituciones financieras españolas que los tienen medio ocultos, inconfesados, o que aparecen a medida que aumenta la morosidad.

Las empresas en crisis, especialmente las inmobiliarias esperan que los “buitres” les compren pedazos del devaluado patrimonio que sin objetivo, oficio o beneficio esperado han atesorado y no piensan usar.

Que los buitres vengan de paraísos inconfesables, con capitales inconfesables, procedan de páramos o estepas rusas; de la especulación americana o japonesa da lo mismo: la cosa es que compren y salven los restos del naufragio.

Estos “buitres” son tan itinerantes como oportunistas y los veréis protagonizar multitud de operaciones, ya que la crisis económica obligará a las reestructuraciones empresariales, un campo donde estas firmas se mueven, exactamente como eso: como buitres.

Acumularan activos a precios devaluados; a los bancos no le importará mucho: ya andan diciendo que sus propiedades inmobiliarias y participaciones andan sobrevaloradas en un cuarenta por ciento. El Banco de España también ha puesto alguna vela que otra al dios de los buitres para ver si le capitalizan la banca sin que se note demasiado. No descartéis que alguna de estas compras se financie con uno o más de esos créditos baratitos que, con dinero público, le ha pasado el gobierno a la banca.

Cuando esto acabe, con apenas impuestos, con escaso esfuerzo, buena parte de otrora afamado y burbujeante patrimonio será propiedad de los más extraños propietarios que, otrora, destrozaron la economía industrial y los sistemas monetarios dos o tres veces.

Buscan “buitres” desesperadamente desde los ministros de Obama a los de Zapatero. El ruso traía uno; los italianos han puesto otro; los petrodólares siempre están dispuestos a comprar equipos de futbol y activos de los presidentes de los equipos de futbol. En fin, si conocéis un buitre ponedle cara de amiguete.

lunes, 9 de marzo de 2009

Terrible: tiene canas …y no es socialista.

Terrible; terrible. Abandonad por un momento las cifras económicas que os atribulan; aplazad la planificación sobre lo que pensáis hacer con vuestro banquero; despreocupaos por si vuestro móvil está siendo escuchado o espiado. Lo ha dicho New York Times, que es el segundo faro y guía de occidente: Obama tiene canas y…!pasmaos!... No es socialista.

Y, francamente, ignoro que es más grave; cual de las dos circunstancias supone mayor derrota. Las canas de Obama son toda una comunicación: está estresado; agotado de inventar una política cada día. He aquí toda una comunicación de crisis: nada como las canas presidenciales para medir las dificultades del momento.

Un agrio debate se ha desarrollado entre los expertos y comunicólogos americanos, siempre atentos a lo que importa: se ha pintado las canas como gesto de responsabilidad o, hasta ahora, se las había teñido. Nada de eso; Zariff, analista en comunicación política cuando no ejerce de barbero de Obama en Chicago, a partir de ahora tan afamado como Joe el plomero, ha desmentido ambas circunstancias.

La verdad se ha abierto paso de forma dramática: Obama es humano, envejece como nosotros; le perjudica el estrés. Cielos; cómo sin un superhéroe saldremos de la crisis. (Por cierto; consejo de comunicación: la cana no debe ser teñida; la alternativa es cortar un poco más el pelo y cambiar la exposición de la foto).

Pero, cuando reflexionaba sobre la gravedad de la inaplazable llegada del gris a las sienes del americano, leo en El País, primer faro y guía de occidente, que Obama ha declarado que no es Socialista. Y es entonces cuando mi ánimo se derrumba porque, en consecuencia, viene a resultar que poner dinero en los bancos, incluso nacionalizarlos, no nos conduce al socialismo; aún más las declaraciones de Obama me deprimen: el socialista, dice el oráculo de la modernización moral del capitalismo, era Bush.

No; no es que además de canas, chochee. Es que Él esta cabreado. Llevan los chicos republicanos diciéndole que el déficit público americano es casi soviético y, llevado por la presión, ha confesado la verdad: no es socialista. Y no es que yo tuviera alguna duda pero si la política de Obama no es el último peldaño que convertirá al género humano en una feliz internacional ¿De qué estamos hablando?

Si Obama es un canoso de derechas, según anuncia su equipo, declara él mismo y propaga el New York Times (segundo faro y guía de occidente) ¿qué harán los gobiernos que han copiado su política? ¿Deberían hacer alguna política de izquierda? Uff, en que follón nos ha metido, en que follón…

viernes, 6 de marzo de 2009

Los invisibles: el más grave error de los que olvidan

El más grave error de los que olvidan
Es creer que los olvidados harán lo mismo.
Antonio Daganzo


Llevo unos días dándole vueltas a estos versos de Antonio Daganzo en “Que en Limpidez se encuentre”. Y, finalmente, la nueva cifra de personas en paro ha venido a contextualizar los versos del poeta en un lugar en el que, probablemente, nunca imaginó.

Somos proclives a ignorar la situación ajena. En unas ocasiones, cuando los graneros rebosan, para que los detalles no nos estorben el paisaje. En otras, para que el reparto no nos estropee la escueta ración que las crisis nos dejan.

Destrozadas las redes de solidaridad y las reglas de respeto que sostienen cualquier estado de bienestar, que son cosa pública, la invisibilidad es el espacio al que se condena a los que se quedan fuera.

La invisibilidad siempre ha sido la condición de inmensas minorías a las que se negaba y niega su opción vital. Hoy, el área de lo invisible se extiende a esos tres millones y medio de parados y paradas y, especialmente, a ese millón sin protección.

Nuestras plazas y calles se llenan a la misma velocidad que los polígonos se vacían. Pero la gente que deambula en la ciudad, se agolpa en colas de desempleo, en las puertas de renacidos comedores sociales o gastan su exceso de tiempo en las esquinas de los parques, no son visibles para focos y cámaras, para la propia ciudad, por más que nos reconforten cosas como las que se leen en Calle Tabernillas.

Me dicen que Pepiño está irritado porque no se adelantaran unas elecciones antes de que la crisis fuera notoria. Podría preocuparse el malaje por una crisis que, hace un año, no existía o por un desempleo que iba a corregirse, recordáis, en Marzo.

Algunos invisibles (jóvenes urbanos, en desempleo, mileuristas) han vengado su suerte en las elecciones gallegas. Otros se convierten en ruido en las “banlieus” parisinas o en los arrabales de Atenas.

Ahora que parece estar de moda apadrinar bancos y banqueros, conviene que los padrinos recuerden que los invisibles nunca se acomodan a su condición y, tarde o temprano, reclaman su pedazo de historia. Puede ser desalojando del poder a quienes no lo merecen o con estrépito.

Cosa de tiempo si los que olvidan cometen el grave error de creer que los olvidados harán lo mismo.

jueves, 5 de marzo de 2009

RTVE: ¿ Lo mismo con un millón menos ?

Lo ha dicho el Presidente de la Radio Televisión, Don Luis Fernández (de los Fernández de toda la vida; que digo de toda la vida, de la eternidad televisiva): hacemos lo mismo que antes con un millón de euros menos.

Y uno, que no duda de la creatividad de los profesionales de televisión frente a la crisis o cualquier otro reto, lo que viene a deducir de tan magna afirmación es que el año pasado derrocharon exactamente esa misma cantidad. Porque no se hace lo mismo con un millón de euros menos, aunque sea un Fernández, de los Fernández de toda la vida, quien lo diga.

Quizá lo que no se diga de nuestra radiotelevisión pública es que buena parte de esa reducción se debe a la reducción de gastos de personal, a lo exagerados de sus turnos,al deterioro de las condiciones de trabajo, a la cicatería con la que se negocia el convenio, a las regulaciones de empleo, a la jibarización de la televisión pública, su puesta en manos de las productoras, la externalización y todos los demás trucos e ingeniería de gestión.

La provisión de puestos de trabajo, después del ERE que redujo en más de cuatro mil puestos de trabajo los recursos humanos de la radiotelevisión, se ha convertido en uno de los temas centrales en la gestión de Fernández. La contratación externa y la presencia de las Empresas de Trabajo Temporal en la compañía se ha convertido en la madre del ahorro millonario.

Fernández, de los Fernandez de toda la vida, ha pasado de azote de herejes a gestor neoliberal e inmobiliario, igual es lo mismo, ahorrador de un millón, que como se ve se basa en el deterioro de las condiciones de trabajo y recursos humanos. Lo que me temo es que, a pesar de todo, no se hace lo mismo, con la misma calidad, con un millón menos.

miércoles, 4 de marzo de 2009

No se lo digas a la Espe

Esto lo tenéis que guardar en secreto. Sabéis que, con frecuencia, os alerto sobre novedades científicas que mejorarán vuestra vida. Pero esta, por vuestra salud, y nunca mejor dicho, debéis guardarla en secreto.


Unos investigadores han prometido poner en marcha una máquina para la salud. Se trata de una especie de cajero médico, capaz de raudos análisis de sangre, presión, peso y diagnósticos cardiovasculares. Naturalmente, el aparato lo han construido el MIT (Instituto Técnico de Massachusetts) y el Hospital de Boston. El jefe del proyecto es un tal Ronald Dixon, el predicador de la nueva buena.


En fin. Un cajero automático para la salud cuyos primeros prototipos se instalarán en unos supermercados británicos que ya han buscado la estrategia adecuada para competir con el médico de familia, mucho más aburrido, y que además no puede conectarse a la red.


¿Me entendéis? Debemos guardar el secreto. ¿Os imagináis que se entera Doña Espe? ¿Calculáis cuántos médicos pueden ser suprimidos y cuántas citas anuladas? ¿Imagináis cuantos metros cuadrados de Hospital podrían destinarse a espacios de creación de riqueza por las empresas mientras instalamos las maquinitas en los supermercados?


Esta máquina tiene prometedores futuros. Imaginadla patrocinada por la Coca- Cola, expendiendo vuestro refresco favorito mientras te analiza el colesterol; dándote el saldo bancario mientras emite una receta o incluso te vende un medicamento; también puedes imaginarla conectada a una base de datos para que personalices tu enfermedad y puedas recetarte tu mismo sin problemas.


Como se entere Doña Espe; como se entere, cambia la legislación y podréis pedir la cita en el numerito del supermercado. El 18 para la carne y el 37 para el análisis de sangre. La máquina instalada en el más hermoso punto de venta para que atraiga a potenciales clientes, con el logo de las estrellitas, con una esquina prometiendo sanidad pública para todos y todas. Esta es la respuesta…y vosotros y vosotras manifestándoos por ahí, ignorando lo que la ciencia está a punto de hacer por vosotros.

La ciencia avanza una barbaridad…pero no se lo digas a la Espe.

martes, 3 de marzo de 2009

Contra déficit público: marihuana

No; desmiento inmediatamente que este sugiriendo que algunas declaraciones del gobierno sobre la crisis, el déficit o deuda pública hayan sido inspiradas por los efluvios de algún derivado del cannabis. No responsabilicemos a marihuana, hachís y demás, de las cosas que se dicen o se leen en las noticias.

Mi objetivo es glosar una noticia conocida el viernes pasado en la que un avispado parlamentario americano propone que se resuelva el déficit fiscal de su estado con un impuesto sobre la marihuana.

Un parlamentario de California llamado Tom Ammianno ha presentado, en el Parlamento de su estado, una propuesta para la legalización de la marihuana. El objetivo del diputado, como el mismo ha declarado, es “resolver la crisis fiscal del estado”.

Este es un asunto en el que probablemente no habíais caído, vosotros y vosotras, que con tal de fumaros el porrito no paráis en ver las cosas importantes. La noticia confirma lo que ya se sabe: que allí, como aquí y en toda tierra de garbanzos, los progres acompañan las medidas adecuadas de la correspondiente subida de impuestos.

Para que no se diga que la crisis no agudiza la creatividad política, el parlamentario, al proponer que se despenalice el cultivo, transporte, compraventa, posesión o uso de marihuana, ha incluido la no menos notable propuesta de establecer una tasa fiscal de medio dólar por onza (unos sesenta céntimos de euro por cada 29 gramos) con lo que estima podría recaudarse mil millones de dólares, según cálculo de los defensores de la medida.

Los defensores de la legalización de la marihuana han estado trabajando últimamente con los parlamentarios norteamericanos, incluidos los sectores más conservadores, para vincular la despenalización con los ingresos fiscales. Dicen estas organizaciones que sólo la marihuana que se expende por necesidades médicas podrían recaudar 50.000 dolares al día.

Al parecer, algunos expertos en salud no andan muy de acuerdo ya que no se calcula los gastos que generarían los hábitos de los nuevos consumidores y que, por lo tanto, la cosa quedaría lo comido por lo servido.
Y así, pensando en mejorar la propuesta, se me ocurre: y si en lugar de dinero público le pasamos a la red de cajeros de la banca la expedición de marihuana. Oyes, oyes, es "pa" darle vueltas….

lunes, 2 de marzo de 2009

Vienen los rusos.

Como Don Ricardo ha dedicado sus vísperas de lunes a Lisbeth Salander, probablemente no ha reparado en que mañana se inicia la visita oficial del Presidente de Rusia que, habida cuenta de sus antecedentes y opiniones, no descarto comparta algunos recursos del fondo de reptiles con nuestro eximio bloguero y amigo.
La visita del Señor Dimitri Medvédev se inicia con una declaración de principios notable que enervará los sensibles nervios de Don Ricardo con toda seguridad: “la superación de la crisis no está ligada al desarrollo de la democracia”.
Es decir, que no se pongan ustedes exquisitos con la cosa de los derechos humanos que si la gente come ya tiene bastante. Que la democracia, a más de cara, entretiene al personal en abstrusos debates sobre prioridades sociales y zarandajas similares.
Valoro mucho estos juegos que el personal tiende a traerse con la democracia. Hoy toca que la democracia no la pinta frente a la crisis, hace unos días lo de elecciones democráticas con partido único y el anterior nos pasamos la independencia judicial por cualquier estercolero. Lo valoro porque deduzco que nunca acabamos de ganar la batalla.
Me molesta sobremanera la herencia moscovita, porque es mas moscovita que rusa, de la disolución bolchevique: de Yeltsin a Medvéded, pasando por Putin, aparentan, por mucho estilo que tenga este último Dimitri, una pandilla de sátrapas que lo mismo asesinan periodistas que arrasan repúblicas o dejan las calles llenas de muertos de hambre en el invierno ruso.
Lo de la democracia es cosa débil en casi todas partes pero en Rusia no han tenido fortuna con la cosa; desde zares hasta estos modernos sátrapas ha sido difícil para los derechos humanos en esa parte del mundo. Tanto que todo un Presidente – heredero de tan largas tradiciones- no tiene pudor alguno el negar la base necesariamente democrática de cualquier política.
Idea ésta ya expresada, en numerosos ocasiones, en forma de gatos que cazan ratones independientemente de su color; de militarazos para superar crisis sociales o de horrores nazis en periodos de inflación.
O sea que no estaría de más que algún ministro, presidente o monarca que se encuentre con el citado Dimitri le recuerde que, por aquí, a la mayoría nos gusta superar las cosas con democracia…creo.

domingo, 1 de marzo de 2009

Ryanair: la tasa del pipí.

Cuando el Duque de Sesto inauguró, en la Puerta del Sol de Madrid, los primeros urinarios públicos los puso de pago y el pueblo poeta cantaba:

Dos reales por mear:
oh, Señor, ¡qué caro es esto!
¿Cuánto querrá por cagar
el señor duque de Sesto?
Viene esta arranque poético mío a glosar la que, sin duda, ha sido la noticia de la semana: Ryanair cobrará el pipí en sus aviones; 1,12 euros por el uso de los aseos. O sea, que el vuelo igual te sale “low” pero la meadita no.

Los investigadores de la compañía tienen un mérito que no deberíais, que os conozco, devaluar con irónicos comentarios. Para que tu vuelo salga baratito los que cada dos horas, por cosa de costumbre prostática, vayamos al baño os tendremos que pagar el billete. Discriminación, sin duda, discriminación.

El modelo de Ryanair consiste en billete barato y pague Usted todos los extras: maletas, su carísimo aperitivo, el uso del móvil. Estos dispendios de los viajantes deberán ser los que enjuguen las pérdidas de la compañía en el último periodo del año anterior.

Teniendo en cuenta que, por ejemplo, en estos vuelos de bajo coste, los usuarios suelen llevar un sándwich para evadir el coste del servicio de restauración no quiero imaginar que artilugio encontrará el pueblo poeta para evadir el pago de la tasa del pipí. Aunque, por otra parte, no dejo de sugerir a los emprendedores la investigación el adecuado artilugio portátil.

En suma, que no se diga que los gestores no le dan a la cabeza, no imaginan soluciones para mejorar la calidad de vida de sus usuarios. El capitalismo siempre nos sorprende: hemos aprendido a pagar lo que de niños creíamos gratis como el aparcamiento o el agua. Ahora, podemos pillar gratis las noticias o la música.

¿Confiabas, aún, en ese medio minuto de placer ante la taza de porcelana o aluminio? Pues si en el sistema de mercado el precio es el mejor indicativo del valor de cambio de las cosas, ya sabes: tu meadita vale más que las noticias.

Sorprendente aunque si lo piensas….bueno, mejor no.