Statcounter

lunes, 9 de marzo de 2009

Terrible: tiene canas …y no es socialista.

Terrible; terrible. Abandonad por un momento las cifras económicas que os atribulan; aplazad la planificación sobre lo que pensáis hacer con vuestro banquero; despreocupaos por si vuestro móvil está siendo escuchado o espiado. Lo ha dicho New York Times, que es el segundo faro y guía de occidente: Obama tiene canas y…!pasmaos!... No es socialista.

Y, francamente, ignoro que es más grave; cual de las dos circunstancias supone mayor derrota. Las canas de Obama son toda una comunicación: está estresado; agotado de inventar una política cada día. He aquí toda una comunicación de crisis: nada como las canas presidenciales para medir las dificultades del momento.

Un agrio debate se ha desarrollado entre los expertos y comunicólogos americanos, siempre atentos a lo que importa: se ha pintado las canas como gesto de responsabilidad o, hasta ahora, se las había teñido. Nada de eso; Zariff, analista en comunicación política cuando no ejerce de barbero de Obama en Chicago, a partir de ahora tan afamado como Joe el plomero, ha desmentido ambas circunstancias.

La verdad se ha abierto paso de forma dramática: Obama es humano, envejece como nosotros; le perjudica el estrés. Cielos; cómo sin un superhéroe saldremos de la crisis. (Por cierto; consejo de comunicación: la cana no debe ser teñida; la alternativa es cortar un poco más el pelo y cambiar la exposición de la foto).

Pero, cuando reflexionaba sobre la gravedad de la inaplazable llegada del gris a las sienes del americano, leo en El País, primer faro y guía de occidente, que Obama ha declarado que no es Socialista. Y es entonces cuando mi ánimo se derrumba porque, en consecuencia, viene a resultar que poner dinero en los bancos, incluso nacionalizarlos, no nos conduce al socialismo; aún más las declaraciones de Obama me deprimen: el socialista, dice el oráculo de la modernización moral del capitalismo, era Bush.

No; no es que además de canas, chochee. Es que Él esta cabreado. Llevan los chicos republicanos diciéndole que el déficit público americano es casi soviético y, llevado por la presión, ha confesado la verdad: no es socialista. Y no es que yo tuviera alguna duda pero si la política de Obama no es el último peldaño que convertirá al género humano en una feliz internacional ¿De qué estamos hablando?

Si Obama es un canoso de derechas, según anuncia su equipo, declara él mismo y propaga el New York Times (segundo faro y guía de occidente) ¿qué harán los gobiernos que han copiado su política? ¿Deberían hacer alguna política de izquierda? Uff, en que follón nos ha metido, en que follón…

No hay comentarios:

Publicar un comentario