Statcounter

viernes, 31 de julio de 2009

El retorno: un “tonto llovido del cielo” me confirma las leyes inmutables.

Ya vuelvo. Baño final, tarde de mi último viaje en moto acuática con cara de velocidad infinita. El lunes estaré, de nuevo, sosteniendo este peregrino mundo.

 

Vuelvo a las cosas conocidas y encuentro que no sólo las cosas están donde deben estar sino que me dice … “un tonto llovido del cielo,
del limbo, sin un ochavo…”  que las leyes más inmutables siguen presidiendo nuestra vida.

 

Ha quedado confirmada, me dice el tonto, la Ley del Embudo. Se ha firmado la recalificación urbanística de la ciudad deportiva del Barça que ha comprado a un jugador por sesenta y ocho millones de euros. Como el Arzobispo de Barcelona, el Diputado Herrera y el Conseller Saura no han dicho nada deduzco que el pelotazo no es residuo futbolero franquista sino apertura de la ciudad a los vecinos ni el tal precio escandaloso e inmoral sino inversión productiva.

 

Confirma, igualmente, el tonto – algo mosca pues usado fue en críticos comentarios sobre el asunto- que el PSOE y las Comisiones y UGT de Madrid se han sumado a la pinza muñida entre Aguirre e IU, pidiendo una Vicepresidencia para el PSOE, cosa que transforma inmediatamente la pinza en gesto responsable, faltaría más.

 

El tonto y yo anotamos otra ley inmutable: desde que tenemos memoria los asesinos de ETA siempre nos joden el verano. Una bomba buscando muertes inocentes en Burgos y otra logrando muertes inocentes en Calviá explican el comportamiento de esta pandilla de cabrones tan lejanos a la libertad de cualquier pueblo  como a cualquier valor humano. Ley inmutable de la pandilla de bestias.

 

Inmutable es la ley de la solidaridad decreciente de la patronal. Estos tipos siempre me han caído mal, no importa que razones arguyan. Puede que deba debatirse que las bonificaciones para reducir la temporalidad no sirven, es un incentivo erróneo y que podría usarse esta reducción de cuotas en otro sentido. Pero aprovechar para jodernos el sistema de pensiones de reparto a todos es insultante.

 

Insultante es, me hace notar el tonto, que no se recuerde ningún momento de sacrificio de la patronal que ha aprovechado todas las crisis conocidas para izar banderas neoliberales de las que siempre hemos salido con menos protección. O sea, que el tonto y yo estamos tranquilos porque este peregrino mundo, tras mis vacaciones, gira como siempre.

viernes, 24 de julio de 2009

Palabras que se aprenden en vacaciones

Es instructivo lo de viajar; práctica que, como se sabe reduce la ignorancia. No dudo en compartir con vosotros algunos de mis nuevos conocimientos para mitigar, en algún grado, la envidia que mi vacar, sin duda, os ha producido. Estas son palabras de la primera semana. Esta me toca navegar….jeje

Saint Emilion: Un anacoreta que alcanzó condición de santo construyendo una iglesia en la roca en tiempos donde la santidad no era cosa de sutiles milagros sino de estajanovismo. Tuvo el acierto de construirla en un pago donde los romanos que conquistaron la Galia (toda menos una aldea, como todo el mundo sabe) plantaron viñas tan afamadas como las de Burdeos. Es el Saint Emilion concentrado pero no en exceso. No se hace pesado en la boca. Tiene abundantes taninos y es sedoso (cae una, tres bodega).

Pecharmant: Una de las más notables variedades del vignoble de Bergerac; vino rojo y generoso (caen incontables y cuatro para la bodega)

Monbazillac: Castillo de la Comarca de Bergerac en el que se produce un dulce y célebre vino blanco, imprescindible para acompañar el foi (tres a la bodega)

Oca: animalito famoso en el Perigord, con cuello de cisne e hígado un tanto extraño, compuesto, de forma alterna, por rebanadas de grasa y pan, que se sirve, naturalmente tras ser cocinado en bloc, con una copita de Monbazillac y, por supuesto, ensalada (tojours la salade)

Bergerac: hermoso municipio (15.000 habitantes) capital de El Perigord Púrpura (color del vino) en el que hemos pasado unas breves vacaciones. Naturalmente, Cyrano nunca estuvo aquí.

Horarios: practica francesa para desquiciar el biorritmo de los españoles. Igualmente, rito de una extendidísima y peligrosa secta que pretende que se coma a la hora del desayuno (doce de la mañana); se cene con el sol en su cenit (siete de la tarde) y se cierren los Pub a las nueve de la noche.

División del trabajo y revolución burguesa: revolucionaria práctica francesa donde resulta que si tomas vermú, no puedes comer; y si el lugar es de comer no te dan vermú; naturalmente, donde comes o tomas vermú no te dan de desayunar, Desquiciada por tan irracional invento la aristocracia francesa decidió suicidarse mediante guillotina dando lugar a la revolución burguesa.

Tour: afamada carrera que ganan los españoles para cabreo de los franceses.

Benzemá: el francés más famoso del verano, después de Carla Bruni, naturalmente.

miércoles, 15 de julio de 2009

Vacar

Es un hermoso verbo. Viene del latín vacare y es tan polisémico que puede referirse a tu despido (es que yo no puedo despedirme a mi mismo) o al cese temporal debido al ocio; al vacío en un cargo o a carecer de algo. En mi caso y hoy, anuntio vobis magnun gaudio: me voy de vacaciones.

La cosa incluye, por razones de lo caro que esta el roaming (5 euros un mega), porque esto de que en Europa lo arreglan va a ser que no, seis días sin blog (salvo wifi en residencia) lo que redundará en vuestro beneficio y tranquilidad de mis sospechosos habituales.

Tengo, no obstante, un recuerdo para ellos.

Para los listos de los cojones (secretarios de estado estudiados en ilustres facultades o tipos con chillonas americanas y demás magos de las finanzas, que nos profetizan futuros liberales sólo para ellos).

Para obispos; sastres y receptores de trajes gratis total; Benedicto; patronales, el Bautista de la SGAE; el Presidente del Milán; los ministros inexistentes – el de trabajo, la de ciencia, la de cultura, la de …, o sea, casi todos; la Vice, que es la que manda.

Para el Portavoz de Alá que sigue encarcelando iraníes; los chinos que masacran ciudades; los banqueros a los que dios, alá, y el fondo de salvación y fusiones milagrosas guarden muchos años en cámaras acorazadas…

Para Esperanza, el tal Gómez y los que nos machacan el “Madrí” de todos con notable perseverancia.

O sea, toda esa gente que va apestando la tierra…No hablo de los responsables de la nueva financiación autonómica porque resulta tan de chiste, tan de chiste, que no merece la pena: que se beban una copita con mi parte exagerada del IRPF (es que si a 17% de PIB y 16% de Población le toca 60% de financiación, es para reírse: toda la vida defendiendo el federalismo fiscal para esto)

Me bajo seis días del blog. No será en balde porque acumularé notable sabiduría acerca de nuevos vinos, viandas y lugares que recomendaros; algunas lecturas en lengua extranjera y propia y algún nuevo conocimiento que os será útil.

No os digo a donde voy la primera parte de la quincena, porque se lo he ocultado a la Liber, lo que habla de mi alto grado de valentía. La segunda, naturalmente, navegaremos en nuestra pequeña barquichuela y correré, con mi afamado “luk” de macarra veraniego, a lomo de mi Yamaha náutica, para la que dispongo del correspondiente carné y mi música pirateada en el MP3 (es por avisar al espía de la SGAE no por daros envidia)

martes, 14 de julio de 2009

Hoy soy estúpido, la SGAE transparente y sus trabajadores cretinos

A lo largo de este año he venido a estas páginas a confesar mis múltiples pecados que habían sido advertidos por notables e importantisimos padres de la patria. Los resumiré.

Soy un secundario sin trascendencia alguna (denuncia de la Ministra de Cultura, ignorándome a la hora de sus decisiones sobre Internet). Soy inculto, conservador y algo exquisito por ser un tipo urbano que ha permitido ganar a la derecha (en este caso fui desenmascarado por un sesudo analista de El País, faro y guía de occidente, que no encontró responsabilidad alguna en el partido del gobierno).

Naturalmente, me apresure a reconocerme un mono con ordenata (como me bautizó Raul del Pozo). Los economistas oficiales me catalogaron como responsable de la burbuja inmobiliaria por defender tipos bajos de interés y viviendas para los trabajadores. Me denunció como alarmista el Ministro de Trabajo por glosar altísimas y desconocidas cifras de desempleo. La conferencia episcopal me hizo, una vez más, cómplice de asesinato y, empecé el año, catalogado como incomprensivo por la patronal.

Creía yo que ya se habían detectado casi todas las características de mi delincuente personalidad pero no. Hoy mismo, en sesuda sede universitaria, el Padrino de la SGAE, como si pareciera un accidente, me ha “epitetado” de nuevo: hoy, soy estúpido. La razón es que oso empañar y desfigurar la imagen de los autores con comentarios que desfiguran la transparente y magnífica gestión de esta gloriosa institución.

Lo que aquí escribo sobre el voraz apetito recaudador de tan prestigiosa pléyade de autores (¡ Bautista y Ramoncín a la Academia, ya ¡, que alguien organice un grupo en el “feisbuk” que a mi me da la risa cada vez que lo intento) sólo son difamaciones y estupideces

Tiene razón en una cosa el Bautista: "La SGAE es una organización transparente". No vienen a robarte por la espalda, ni envían a sus espías de tapadillo ni nada de bajezas de esas: ellos van a robarte de frente, con anuncios en su página web y por derecho. Que el dinero recaudado se utilice para palacios, despedir trabajadores (que son, por cierto, unos cretinos según Bautista) o dejar de pagar a algunos asociados son, naturalmente, insidias y estupideces que yo escribo y vosotros creéis por que somos delincuentes.

O sea que aquí me tenéis declarándome culpable, una vez más, para que no quede duda de que tan importante prócer como el Padrino no puede mentir.

Sólo tengo una pequeña consideración que hacer respecto a todos los que vigilan mi adecuado comportamiento; se trata de un consejo que recibí cuando siendo impetuoso jovenzuelo redactaba en Zaragoza mis primeros textos: cuando uno usa más adjetivos que sustantivos es que no tiene nada que decir. He percibido demasiados adjetivos en las declaraciones del batista este. (batista es un intencionado error producto de mi estupidez y maledicencia).

domingo, 12 de julio de 2009

Nuevas ideas para la SGAE: desde Francia llega el asalto al correo electrónico

El senado francés votaba el pasado viernes la nueva Ley de Creación e Internet (Ley Hadopi), después de que el Tribunal Constitucional francés retirara, por ilegal, la anterior. Poco ha durado la alegría; cierto que el corte de la red a un usuario sólo podrá ser decidido por un juez pero ha aparecido una nueva amenaza: la vigilancia del correo electrónico.

El Tribunal Constitucional al evaluar la ley señaló que no se podía discriminar entre distintos tipos de atentados contra la propiedad , tanto si es un sistema P2P como cualquier otro sistema de comunicación en línea.

Preocupación rápidamente atendida por el Ministro de Cultura francés, en la misma línea de discurso que la Ministra española del ramo: la nueva ley permitirá a la “Alta Autoridad para la difusión de obras y la protección de derechos en Internet” (nombre este que suena a la neolengua del Ministerio de la Verdad en Orwel) vigilar correos electrónicos ya que la ley ha incluido la genérica expresión “comunicación electrónica” para definir el ámbito de potenciales infracciones.

Por un poner, va Usted al bautizo de su sobrino, grava unas imágenes con su móvil pero comete el error de ponerle (tiene Usted derecho a ser un friki) como música de fondo una canción de Ramoncín y se la envía por correo electrónico a la familia. Entonces, el espía de la SGAE le descubre y queda Usted denunciado.

Los franceses dando ideas. Apúntenlo no sea cosa que si a los de la Sociedad esta no les sale lo de cobrar un canon por ADSL, porque todo internauta es un delincuente potencial, naturalmente, vendrán a vigilar nuestro correo electrónico porque los derechos de la SGAE son más importantes que nuestros derechos de privacidad, faltaría más.

Esto es ficción, naturalmente, pero como ellos practican lo del tiro preventivo al internauta yo me he pasado a la denuncia preventiva al chorizo. La ley Hadopi esta, en todas sus versiones, ha causado furor en el mundo este de los gestores de derechos de propiedad; así que no descarten copias de futuro.

El Ministro de cultura francés y el ponente de la Ley, ante ciertas advertencias de otros diputados que desean enmendar este Proyecto en la Asamblea Nacional en defensa de la privacidad , han declarado que los probos policías de Internet tienen que vigilar todos los medios donde sea posible delinquir, y vosotros y yo sabemos lo peligrosos que son los correos electrónicos.

Lo que no aclaran es como es posible conocer una archivo ilegal en un correo electrónico sin invadir la correspondencia privada. O sea, que les da lo mismo, porque lo importante es lo importante. Espero que los de la SGAE estén en algún crucero de verano pagado con el canon y no se hayan enterado.

sábado, 11 de julio de 2009

Los líderes que se resisten al cambio desean ser reelegidos.

Los líderes se resisten al cambio pero, además , se ven sometidos a la humillación de ser evaluados o reelegidos para la tarea que con tan notable eficacia desempeñan. Si eres un líder tu me entenderás y si no lo eres no tienes idea de lo que se te viene encima. Naturalmente, esta es una fictional history y no tiene nada que ver con vuestra experiencia como otras veces os he dicho. Sólo persigo vuestra adecuada formación corporativa.

1.- Si uno es un líder es que lleva muchos años en esto y no va a venir cualquiera a joderle la jubilación. No estamos para aguantar insatisfechos. Un líder que aspira a la reelección debe movilizar a su coalición de gorrones para joderle la vida a candidatos alternativos y tener en ascuas al personal. Esto se llama ponerse a la ofensiva y, naturalmente, el líder nunca ha encargado tal cosa; es… espontáneo, que le quieren a uno o una.

2.- Esto de la energía y lo incansable, tan propio de los carismáticos, es para los nuevos. El líder es eficaz con un par de horas. Así que no molestéis con cuitas cotidianas que él o ella deben pensar y vosotros ocuparos de lo importante: su campaña. No lo debéis estar haciendo bien, o estáis de vacaciones permanentes, por que vuestro líder lleva dos semanas sin salir en los comunicados corporativos con lo ocurrente que él es. Y él ya lo ha dicho a quien debe decírselo y si te lo dice no es para que vayas a presionar a quien debe arreglarlo, faltaría más

3.- Lo importante es el líder; que vosotras o vosotros, que otro manager, naturalmente menos competente y más prescindible, deba ser elegido, no es importante. De hecho, sólo la elección del gran líder garantiza la elección de otros. Ya se sabe que “from lost to the river”; o sea: o yo o nadie. No digáis que eso no es carisma: o os ponéis a elegir al líder ahora mismo o no tenéis futuro. La acción carismática esta clara: hay que moverse.

4.- Hablemos de las nuevas oportunidades que se buscan por la corporación en el trabajo diario. Ese es un error corporativo: todo debe suspenderse cuando de elegir liderazgo áureo se trata. A ver si aprendéis: la diferencia competitiva es el gran líder no el producto que tu construyes ni el manager general. Tácticas, estrategia, múltiples informes: inútil esfuerzo si el líder no preside tal encomienda como él nunca ha dicho en ninguna parte

5.- El líder se pone impaciente porque busca vuestra seguridad. Corre prisa resolver su escenario futuro porque sin él hace tiempo que no tendríais escenario. Sin ese escenario asegurado (es muy importante la palabra escenario) seréis pasto de los adversarios. No os preocupéis de lo vuestro: el líder, como siempre, proveerá (si la cosa no es adversa) o siempre recordará lo hablado (¿qué es lo hablado?: él lo sabe)

6.- No sois hábiles formando alianzas. Pasáis el tiempo utilizando la inteligencia corporativa para que la gente de la organización se sienta protagonista. Pero esos, esos a los que dais cariño, no aprecian a vuestro líder. Los traidores os embaucan; afrontad la verdad y guerread con la traición porque el líder debe ser elegido.

(Además de mi estudio de las corporaciones es que ayer comí con un amigo que me habló de su líder. ¿Qué le dije?: date por jodido. Estos seis puntos van dedicados a los que aguantan y aguantarán a líderes fundamentales. Ah! Qué os habéis sentido interpretados…cómo sois)

miércoles, 8 de julio de 2009

El “feisbuk” : ¿ Cosa de viejos y elitistas?

Intolerable, acaban de detectar inquietantes señales: Facebook podría convertirse en el hogar de los mayores. Uno de esos informes a los que con frecuencia recurrimos los consultores, con evidentes fines comerciales, acaba de anunciarlo. ¿Me prometisteis que esto del “feisbuk” era de lo mas moderno y me habéis traído al club de jubilados?

Los jóvenes pierden peso en esta red social. Las cifras dicen que los usuarios mayores de 35 años son la fuerza dominante en Facebook, a costa de estudiantes y universitarios que reducen su presencia. Las cifras se basan únicamente en los usuarios norteamericanos, pero estos son un tercio de los que estamos en esa red. Para mayor pasmo, los que tienen más de 55 años (como yo no soy de esos) han aumentado su presencia en un 500%.

¿Porque los más jóvenes abandonan? Hay una primera razón que entenderéis. Un día, hace mucho, Elena, mi hija, decidió irse de copas a los bares de Huertas que yo frecuentaba: el barrio se hizo pequeño para los dos (fui yo quien abandonó, claro). Itziar no acepta, ni por asomo, invitar a Liber a su red en Twenty. O sea, los chicos no quieren estar donde van sus padres ni de coña, en las redes tampoco.

Existen, también, razones de saturación, falta de usos alternativos para los más jóvenes que ya han experimentado lo suficiente. Y existe, claro, la competencia de otras redes sociales como Twitter, quizá más ligadas a la cultura del futuro: teléfono móvil.

Pero algunos otros investigadores como Danah Boyd postulan otras razones: frente a la promesa igualatoria de la red, los factores de raza, género y clase social desempeñan un factor significativo en los usos de redes sociales.

En una reciente intervención,
Boyd valora la migración desde Myspace a Faceebok como “una migración de blancos” en el sentido de que esta migración digital revela los mismos comportamientos que la movilidad de los blancos en los centros urbanos norteamericanos.

Cuando se inició esta emigración de los “socialmente” cultos, la élite, la mayoría adoptó el convencional comportamiento gregario: yo voy donde van los míos.

Facebook aparece como red de “prestigio”, “culta” frente a otras redes más populares. Ya os avisé: Facebook también es cuestión de clase; no lo notáis pero vamos a ser un puñado (grande) de viejos elitistas, y yo en el club con lo poco que me pega

martes, 7 de julio de 2009

Quien pone el escenario es dueño del espectáculo.

O el evento es el concepto. Los acontecimientos del verano ya son el concierto de U2 y las presentaciones de Kaká y Cristiano Ronaldo.

Acostumbrados a analizar la comunicación persuasiva (política) deberíamos echarle un vistazo a cómo se comunica el espectáculo o, mejor dicho, analizar esta nueva forma de comunicación vacía que consiste en que el evento es el concepto.

Una cosa tienen en común concierto y presentaciones: la influencia del escenario en su desarrollo. En la comunicación política se conoce el asunto, sin embargo en la persuasión política (electoral) el escenario es, sobretodo, un elemento televisivo mientras en esta comunicación, además de eso, han incorporado dos objetivos evidentes: una plataforma destinada a los clientes publicitarios y un elemento teatralizador destinado a su público objetivo.

Han debido conjugar la comunicación horizontal con el evidente deseo de los organizadores y actores de controlar el espectáculo. Los asistentes al concierto de U2 contaban en “facebook” su tensión preconcierto, se organizaban en la red y los fans de Kaka o Ranaldo “tuiteaban” sus citas, sus convocatorias y sus mensajes a los astros: los organizadores debían controlar el mensaje y el compromiso de su público mediante la posesión del espectáculo. ¿Cómo? Fácil: poniendo el escenario.

Hubo unos días en que el tiempo de un artista lo manejaba el público con su opinión, sus pateos, sus bises. A pesar de la cosa interactiva, el espectáculo ha generado diversas formas de sustraer ese control: una, introducir al público como parte del espectáculo; otra, sustituir el origen y el fin del evento, por la cosa en si, buscando un elemento de identificación tribal.

No importaban tanto las nuevas canciones de U2 como el mítico escenario que cambiará la forma de concebir la interpretación musical y nosotros estábamos allí, según acuerdo de los enfervorizados asistentes. No importa el porqué o para qué llegaron Kaka o Ronaldo sino que están aquí y son de los nuestros.

El escenario tiene un origen religioso; ahora no es el cántico a los dioses lo que reúne al personal sino la incorporación a la identidad de la tribu de valores de emotividad que refuerzan sus vínculos. En esto si se parecen estos eventos a los mítines políticos, como también se parece en que estos eventos son plataformas para clientes.

Una diferencia notable. Mientras en el mitin la eficacia es inversamente proporcional al tamaño de la población donde se realiza y depende de su incorporación a la imagen televisiva, en el caso del espectáculo es un plataforma destinada a los patrocinadores publicitarios: “esta es mi tribu, por esto tienes que pagar, y pagar más de lo que pagas”. Así, se es más eficaz cuanto más grande es la población donde se realiza y la gestión televisiva no se analiza como medio sino como parte del interesado patrocinio, necesitado de retornos de sus inversiones deportivas.

Los gestores lo saben; permiten la comunicación horizontal pero ponen el escenario: o sea, el espectáculo es suyo no de las masas aunque estas no lo perciban; estuvimos allí, con nuestra tribu: Bono y Florentino, forever.

domingo, 5 de julio de 2009

Un tal Gómez convoca campaña electoral en Madrid.

Perturbador. Ando orillado en la piscinera sombra dominical, combatiendo el julio, leyendo el diario, elucidando si fue expulsión o fue golpe, descubriendo que un redactor de El País puede detectar la opinión de una nación sin encuesta alguna. Quehaceres todos ellos más agotadores que combatir el calor.

Compruebo que los muñidores del Faro y guía de occidente consideran que el orden adecuado es, primero, criticar al depuesto y, al día siguiente, condenar el golpe. Compartiendo cierto pavor ético con los Señores Hugo Martinez, “Rafa de Hortaleza” y tantos otros, paso páginas y ahí está: un tal Gómez afirma que “Estamos en campaña electoral”.

Cometo dos errores: hacer la cuenta y descubrir que aún faltan dos años para votar y buscar, infructuosamente, en dos páginas enteras del “Faro y guía de occidente la palabra “paro”, “ayudas a los parados”, “política fiscal”. Hace años que aprendí, cosa de mi trabajo, que cuando uno convoca campaña antes de tiempo es por dos razones: porque se ignora su existencia y para que el ruido de campaña oculte los vacíos de la formación.

Cosas ambas que viene a decir el tal Gómez al reconocer que él y los suyos deben darse a conocer (si se le conociera ya no sería el tal Gómez, cosa que siendo la primera fuerza de oposición y alternativa de gobierno viene a ser penoso). También, al decir que la política que han hecho hasta ahora no vale. Y cuando creo que el hombre, atribulado, va a dimitir leo su autoproclamación como candidato y el inicio de la campaña.

Resulta hoy, que no ayer, que la judicialización de la política, el desprecio institucional, el anuncio de rebajas fiscales y cosas así no forman parte de las políticas progresistas. Ahora, como estamos en campaña, hay que llamar a la cultura del “no a la guerra, del 0,7%, de las movidas culturales, ese es la ciudad que hay que volver a despertar".

Y sobretodo hay que ponerse blanditos contra la Esperanza y parecer responsables. Que dirán los del tal Gómez en mi Ciudad que llevan meses encartelando calles con judiciales fotos y pancartas y organizando aguerridos conflictos institucionales.

Pues uno cree que esa sociedad a la que el tal Gómez convoca hace tiempo que ha articulado su comportamiento horizontalmente, sin convocatorias piramidales de áureos y desconocidos líderes, y no acaba de pillar convocatorias a destiempo con tufillo electoralista evidente. Y viene a ser, más aún, que la ausencia de propuestas ha creado ya un área social “antipolítica” que o pasa o busca su pedazo de sector público, en formaciones de clientela, toda vez que unos cuantos, entre ellos el tal Gómez, lo han reducido a costa de regalos fiscales a unos cuantos.

O sea; que el problema me temo no es empezar la campaña electoral sino hacer política preguntando. Pero no; lo que se lleva es el toque de corneta ideológico contra el PP, llenar las plazas de toros una vez al trimestre , el ser blanditos mientras se espera que la agenda judicial arregle la mitad de la campaña electoral. El tal Gómez al ruido y, mientras tanto, la derecha trajinando.

sábado, 4 de julio de 2009

El Contrato del Siglo XXI

Viene a ser que el Siglo XX necesita una urgente asesoría de imagen pero el XXI viene cargante. Reducido el XX por un tango a condición de cambalache y finiquitado por el fin de la historia no ha podido argüir que junto a notables tragedias añadió descolonizaciones, cambios libertadores, explosiones tecnológicas, democratización cultural, entre otras cosas.


Pero la cosa moderna es ir con el siglo. Sea lo que sea debe ser bautizado como una ruptura con el XX. Todo bautizo modernizador requiere esa etiqueta milenarista que, mire Usted por donde, acaba siendo una marca vacía de contenido.


Sea un universal, afamado y laureado equipo de fútbol o el socialismo; unas nuevas tapas de diseño o un contrato laboral todos se reclaman del neonato siglo. El problema de esta marca XXI es que necesita pero mucho que mucho branding para transmitir emoción alguna, para mover lealtades o para que ignoremos el producto que tal etiqueta envuelve.


Porque la cosa es que, además de no saber de que va el tal siglo nuevo, lo cierto es que no ha empezado bien: desde la amenaza de los males del milenio y las guerras de los Bush a las múltiples cuestiones morales que crujen el planeta todo parece tener muy mala pinta. A lo que se añade el extraordinario vacío cultural o ideológico que nos rodea. Por ahora es el siglo de la burbuja que, como todo el mundo sabe, sólo alberga vació.


Nada de nostalgia, otras veces os he dicho que lo mejor de cualquier siglo (o tiempo pasado) es que no retorna pero, también, que la invocación de lo nuevo no ahuyenta la antigualla. Lo que uno, modestamente, opina es que esto del XXI es una historia por construir y que la denominación es, tan solo, otro de esos recursos “vacui”, de esos que pretenden emocionarnos cuando no hay nada que decir o vender.


Esta introducción es tan larga y letrada porque es el tiempo que ha necesitado el autor para no insultar .a los empresarios españoles que han propuesto en el diálogo social un nuevo tipo de contrato


Modernos que son ellos, han venido a sumarse a la corriente milenarista, en este caso disfrazada de bautizo artero, proponiendo un “contrato del siglo XXI” que viene a reforzar el despido libre y reducir la indemnización. Lo que quiere esto decir que el tal contrato nos retraería a días preconstitucionales y predemocráticos; o sea que le veo yo casi más decimonónico que del XXI.


Pero queda bien en una atrabiliaria patronal que no ha deducido que la cosa del trabajo en el siglo en curso requerirá de notable imaginación para buscar nuevas formas de protección y derechos, coherentes con las nuevas formas de trabajo. Porque el personal viene a ser de eso de lo que se queja: de que, tras políticas de empleo pergeñadas en el siglo anterior, aquí hay más paro que en ninguna parte. Pero eso si, ellos le ponen XXI y casi suena a amenaza

viernes, 3 de julio de 2009

El periodismo de calidad se quita la careta: ahora influye pero cobrando.

“Asegúrese su oportunidad: una noche con la gente adecuada puede cambiar el debate”. Y sólo por 25.000 dólares. ¿Con quién puedes querido lector ejecutar esta indecente proposición? Respuesta: con Obama, funcionarios y miembros del gobierno y algún que otro periodista.


¿Quién te ofrece tamaño servicio? ¿Es algún empresario influyente; es algún señor o señora bien relacionada; es algún ex ministro o ex - presidente de Gobierno? No: es el editor del Washington Post y la frase se corresponde con un folleto en el que se anuncia una cena para influir en el debate sobre la sanidad en Estados Unidos.


Sin complejos. La cena es en casa del máximo ejecutivo del periódico que anuncia la creación de los Salones Washington Post, a modo de salón de boda pero en plan grupo de presión.


Las cenas en casa de los ejecutivos y directores de los medios donde se intercambian relaciones, consideraciones e influencias han existido siempre y forman parte de la más oscura tradición editorial. Lo novedoso, lo original, es que, hasta hoy, ningún medio se había atrevido a cobrar en moneda por el asunto (intangibles como fusiones de cadenas televisivas, renovaciones de créditos, reparto de partidos de fútbol, tdts ilegales y cosas parecidas siempre se han obtenido por los éticos propietarios editoriales por ese intercambio de agendas).


La oferta, en esencia, transforma una organización productora de noticias en una empresa facilitadora de encuentros y cabildeo. Pues nada; he aquí que en un ataque de capitalismo moral la máxima dirección del afamado periódico ha decidido cobrar por montarte una cenita que altere el debate de la sanidad norteamericana. La pela es la pela y la crisis publicitaria ha puesto muy malita la cosa para los periódicos.


Y no vayáis a creer que lo ha hecho discretamente; para nada: un folleto dirigido a los grupos de presión en la capital de los USA anuncia la ganga: entre 25.000 y 250.000 dólares según el salón que uno se pida. También se ofrece, por otro lado, la influencia de sus periodistas en las relevantes personalidades del capitolio. No sabemos cuanto cuesta el kilo de plumilla pero imagino que tirando a poco.


Por supuesto si algún político, profesional, financiero o muñidor de intereses lo hubiera hecho, el periodismo de calidad hubiera alzado el grito en el cielo por inmoral. Pero, claro, si es el medio quien organiza la agenda de la cena de los conspiradores se tratará de una preocupación por el contenido del debate, un servicio al público y a la libertad de expresión.


Agradezcamos a estos editores que se quiten la careta y se pasen al mundo de los grupos de presión. Al fin y al cabo, hace tiempo que a los editores dejó de interesarles hacer periódicos.

jueves, 2 de julio de 2009

Sinde y la SGAE no me desconectan: soy un “secundario” (o sea, miserable)

Molestar yo no quiero. Pero la expresión "Coalición” se ha utilizando desde los años Bush (padre e hijo) para referirse a grupos (naciones u otros) que actúan militarmente por fuera de la jurisdicción de los mandatos de las Naciones Unidas y el derecho.


Cosa que cuadra perfectamente con la cosa esta de la Coalición de creadores e industrias de contenidos (plataforma de la SGAE para no dar la cara).


A mi, además, lo de coalición me suena a decenas de películas “frikis” de esas de las galaxias. Lo que si uno piensa en el Bautista o el Ramoncín pues cuadra; seguro que vosotros y vosotras, como yo, nos imaginamos algún personaje de estos. En realidad, a mí Ramoncín siempre me ha parecido a aquel personaje de Asterix, Iznogud, que quería ser Califa en lugar del Califa. (Buscad la imagen y ya me diréis, dicho todo esto sin ánimo de ofender a las pelis galácticas ni a los comics, que me encantan)


Pues bien; la Ministra de Cultura ha manifestado su respaldo a La Coalición, lo que le confiere un perfil malvado y friki para el que se convoca inmediato concurso. No obstante, y tras ello, ha decidido indultar a los simples mortales, por un poner yo mismo, por ser algo “secundario” (usuarios que descargamos contenidos) para perseguir a los grandes distribuidores.


No me queda claro el concepto de gran distribuidor. Quiero decir: si yo ofrezco una descarga de la Internacional interpretada por Teddy Bautista, en 1977, cuando nuestra política de derechos de autor era la cubana, y por la que no se pagó derechos... , por un caso ¿seré un gran distribuidor o sólo un secundario? Esto de ser secundario lo llevo fatal, debo decir


La pobre Ministra está tan liada con la cosa que declara que aún no ha podido pensar si debe poner un canon a los poseedores de línea ADSL, última frontera de la SGAE y de los Ministros recaudadores que, tras gravar la gasolina y la picadura de tabaco que fuman pensionistas y parados, no saben cono gravar a los pobres “secundarios”.


Que digo yo que si no podríamos hacer una reflexión sobre el páramo cultural un poquito mas seria. Ejemplos “pa” la ministra: una cosa de abaratar libros, gratuidad de museos y tonterías de estas. Pero, claro, es que no hay pelas. Vale, pues nada, pongámonos a gravar cosas; a ver: un canon por blog. Téngase en cuenta que todos los “blogueros” son, por definición, delincuentes: secundarios, pero delincuentes, que negamos el “cópy…ese”.


Si es cierto que hay dos millones de blogs, a diez euros al mes, los “secundarios delincuentes y monos con ordenata” le daríamos al estado lo mismo que el estado gasta en prestación por paternidad. No es que yo haya nacido para Ministro de Hacienda es que me los veo venir, me los veo venir.