Statcounter

jueves, 29 de octubre de 2009

El branding me roba un poeta.

No es una fundación poética, un general, ni quiera Obama. El grito del nuevo patriotismo, onda Obama, que recorre los Estados Unidos lo grita la voz de Walt Whitman y lo pone en circulación una conocida marca de pantalones, como se dice en los medios correctísimos, o sea los Levi´s.

En blanco y negro; en un renacer de fuegos artificiales (la vieja publicidad prefiere los fuegos a la hoguera, que eso es más de social media), con mezcla racial naturalmente pero sin iconos gay porque, aunque el poeta lo era, no vamos a irritar a algunos patriotas. Con la voz rotunda pero también rasgada del poeta que habla de su patria como: “…eterna con la tierra, con libertad, derecho y amor…” Por una vez no han sido Obama o zapatero los que escribieron la rima.

No importa que el poeta creyera que su América, la de antes de la guerra civil, se estaba volviendo gris, vulgar y materialista y que opinara que antes que los gritos patrióticos o las maneras comerciales sería la amistad y la camaradería la que haría resurgir su América y que ésta, a su vez, podría regenerar la corrupción del gobierno y elevar la baja moral de la gente.

No importa el contexto; importa ponerle una emoción a la marca. Levi´s ha decidido tomar el moderado idealismo patriótico del poeta para llenar sus pantalones de bonitos culos y patriótica emoción. Porque la emoción es lo que cuenta. Y qué mejor que robarle los versos a un poeta muerto con su (presunta) voz como reclamo dramático y un “vamos adelante”(Go Forth) como añadido gráfico a los versos . Excelente anuncio y maldito robo.

Las marcas comerciales se disponen, hará escuela el anuncio avisados quedáis, a llenar las pantallas de faltas de respeto a los artistas y escritores del pasado. Cualquier otra marca hará re- branding y enfundara sus culos en versos de Federico, Neruda o cualquier otro…

Me diréis que la poesía saldrá así de nuestras viejas estanterías. No importa que los versos se queden sin contexto. “Quién lo probó lo sabe” (ese donde Lope hablaba del amor) puede ser un excelente anuncio de un jamón navideño, recitado por un mal cantante madurito. O “polvo será, pero polvo enamorado” no será nunca más el mas hermoso elogio quevediano al amor post morten sino, por un poner, un anuncio de preservativos.

Ya veis. Los guardamos en las estanterías, escondidos, los más raros y sagrados de nuestros tesoros. Inútil: el branding ha llegado para robarnos a los poetas.

Creed al poeta antes de que nos roben todos sus versos: “Coged las rosas mientras podáis / veloz el tiempo vuela. /…/ que existe la vida y la identidad, / que prosigue el poderoso drama / y que tú puedes contribuir con un verso.

2 comentarios:

  1. Se trata de un maldito fenómeno al que por desgracia terminaremos acostumbrándonos.

    Personalmente nunca más he sido capaz de volver a escuchar "Las Cuatro Estaciones" de Vivladi sin que acuda a mi mente el anuncio de la jodida miel de la Granja San Francisco.

    Vaya... que no es un invento americano este de robar el arte de los que llevan más de 80 años muertos. Habrá que criogenizarlos o algo así... no sé.

    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  2. Interesante comentario. Aunque te has parado a pensar cuando y por que se compartimentalizaron las areas? a fin de cuentas, ambas tienen algo que decir (de diferentes formas), y no nos estamos adentrando en una sintesis global con el "boom" de la comunicacion? Claro, que podemos seguir como perros y gatos y "no confundiendo el tocino con la velocidad" y glorificando al arte y apedreando el negocio (que estimula la economia) aunque yo no creo que el arte haya de mantenerse dignamente excluido del dia a dia. Te invito a que le eches un ojo a la campaña de la cerveza Tecate "pelos en la lengua" http://cervezatecate.com/
    y te aseguro que si fueras parte del diaspora latino en USA, te llegaria al alma! ya sea con arte, historia, cultura o tradicion. (claro que ya puestos, yo prefiero San Miguel).

    Saludos cordiales
    ;)

    ResponderEliminar