Statcounter

miércoles, 18 de febrero de 2009

¿Se bajarán Cebrián y los gestores de periódicos los sueldos?

La crisis del modelo de gestión del periodismo, naturalmente de calidad, me ha ocupado en otras ocasiones. Hoy, retorno ante las abundantes opiniones de gestores de medios de estos días.

Los gestores de medios debaten con singular dureza. Sus cruces de opiniones, tan formales y serenas, son auténticos caminos minados donde es difícil distinguir entre el argumentario, el intento de ocultar la situación de su medio o el de cambiar el mercado a su favor.

En estos días se está produciendo un debate sobre el asunto, a partir de la reaparición de la idea del microcobro en internet y los rapapolvos de un periodista del The Guardian, Jarvis, a los medios estos de calidad. (Podéis seguir el debate en castellano en 233grados.com ).

Seguía yo el asunto y llegan dos noticias: el anuncio de que cinco mil periodistas pueden sumarse, este año, a los cuatro mil despedidos el anterior y la petición de Cebrián para que el estado intervenga en la crisis.


Cebrián que es muy fino pide reglas. Entendamos al chico: eso de pedir ayudas directas es para los otros medios, que no son globales. Lo que él quiere es más fino: supongo que pretende que se deje de subvencionar a las televisiones públicas, un nuevo tipo de reparto de la publicidad institucional y que le ayuden a barrer competidores del mercado.

Y llegado aquí se me ha planteado una duda. Todos los medios, de calidad por supuesto, llevan predicando ética acerca del recorte de “bonus” y retribuciones de banqueros y productores de crisis durante meses. Y estoy de acuerdo con ellos. Incluso el País ha pregonado los recortes en los directivos de las compañías españolas y, casi todos, han aplaudido al Ministro proteccionista cuando ha dicho, y me parece bien, que no dará ayudas a las empresas del automóvil si hay despidos.

¿Se bajarán los gestores de medios, Cebrián incluido, los sueldos ahora que piden ayudas? ¿Suspenderán los despidos? ¿Se comprometen a crear empleo si hay apoyo? ¿Están dispuestos a cambiar su línea editorial de rechazo a la intervención pública en el sector?

Estos de los medios, de calidad por supuesto, conocéis mi opinión, han vivido de la burbuja y ahora despiden y hacen rogativas al gobierno para que los saque de lo que, con bastante cinismo, el citadísimo Cebrían, ha llamado “mala temporada”.

Mala temporada para los cuatro mil despedidos y los cinco mil potenciales. Es que me veo venir la ley del embudo y va a ser que me voy a mosquear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario