Statcounter

jueves, 29 de enero de 2009

Periodismo “on line”: se preparan las trincheras.

Editado en blog El plumilla
En un comentario anterior, señalaba que una de las características de la red en el futuro sería una presión permanente sobre los que imaginan sistemas de la más amplia libertad de contenidos. Una de las expresiones de ese conflicto es el que se va a producir en el campo del periodismo “on line”, donde ya se cavan trincheras.

El amplio mundo de periodismo ciudadano potencia su capacidad individual no sólo de crear información u opinión sino de competir en la esfera de creación de “sentido común”. Con la posibilidad, ansiada por el marketing estratégico, de segmentar al mínimo las audiencias, ha percibido con mejor y más claridad que el producto de futuro no es la noticia sino la opinión.

En este campo se viven diversas experiencias. El blog hospitalario como el organizado por Fernando en el plumilla.net; experiencias como Tinta Digital; proyectos de medios que nacen de forma original para la red, como Proyecto i o los agregadores de Blogs, que pueden ser convocados a constituir los periódicos del futuro.

En el otro lado de las trincheras, los editores de prensa tradicional se preparan para el asalto. Sus estrategias pasan, en primer lugar, por aliviar su modelo de negocio mediante despidos masivos y reducciones de salario. En segundo, por integrar las redacciones para producir contenidos para la red y para el móvil. Por último, establecer sistemas de barrera de mercado.

El Presidente francés, Sarcozy, ya ha dado los primeros pasos. Entre múltiples medidas ha propuesto las ayudas económicas; el reparto de periódicos a menores de 18 años, lo que convertirá al estado en el mayor difusor gratuito de prensa no gratuita y, sobre todo, la creación del estatuto de “editor on line” que, en nombre de la responsabilidad de lo publicado, servirá para poner barreras, obtener algún tipo de criminalización del periodismo ciudadano y , especialmente, para discriminar el mercado de las subvenciones públicas.

Los editores de prensa tradicional pretenden soslayar la amenaza de la flexibilidad del periodismo ciudadano y la publicidad en la red con la fortaleza de las ayudas públicas de gobiernos.

Prepárense para la batalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario