Statcounter

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Cuaderno de campaña(VII): Llegó el viejo a mandar parar.

Temblad. Sois transversales; Él inventó lo de diluir la izquierda en gatos que cazaban ratones. Vais de la mano con generales de la OTAN; Él nos metió en la OTAN. Queréis robarle la economía a las élites; Él las tuvo a raya durante catorce años. Afirmáis ser el cambio; Él fue y será el cambio.

Temblad, pues le habéis cabreao. Tanta denuncia de traición; tanta puerta giratoria;  tanto citar sus negocios; tanto llamar corrupta a su pandilla; tanto llamarle abuelo hipócrita; tanto querer ser socialdemócratas en lugar de los socialdemócratas, ha acabado con su paciencia.

Prepárense. Ayer fue Venezuela; luego será Tsipras; es lo que tiene ocultar a los amigos, siempre hay alguien que te lo recuerda. Acabaremos en el comunismo, como siempre, lo veo venir.

Él ha venido a sellar las puertas; a cerrar la sangría de los indecisos, y como le den dos mítines igual recupera alguno o deshace lo poco que quedaba en IU, a golpe de voto útil. No os dejéis engañar por los bost que en tuiter le ponen verde; tened cuidado: habéis ido a por los socialistas antes que a por la derecha. Eso también lo inventaron otros y también Él les puso en su sitio.

Es cierto: roto el bipartidismo, aumentan las probabilidades de pinzas y el viejo debiera tener más espíritu deportivo. Es cierto, también: los socialistas europeos andan de sayo arrastrao. Pero no ganéis antes de tiempo.

Si; ya sé que los asesores mediáticos, los que inventaron la cosa de lo emergente a golpe de tele,  ya nos han puesto en el día siguiente. Sé que ya estamos refundando a la derecha y a la socialdemocracia; que hemos despedido a Rajoy y a Sánchez y ya andamos de meninos y meninas. Pero cuidado, cuidado con meter el segundo gol antes que el primero. Con poner el 21 por delante del 20.

Él ha venido porque los socialistas no son IU. No tienen traidorcetes en vuestra nómina; no hacen radicaloides programas, no se van a por el electorado de otros sino a por sus clases medias. Contad bien el número de sus hijos airados no sea cosa que no den para tanto: los profetas teóricos de los sorpassos, ahora asesores en vuestros saraos, ya llevaron al precipicio a afamados imanes del cambio.

Cuidado, que el muerto aún no ha sido enterrado. Dice el Rajoy que puede que haya “sorpresas”, con un tono como si supiera algo que los demás ignoramos. Puede, en consecuencia, que os vaya bien y ni el viejo salve al alicaído socialismo realmente existente.

Pero, por si acaso, no le deis muchos cuartos al pregonero, queridos y queridas emergentes. Cuidado con tonterías dramáticas como negar la legislación específica para la violencia machista, ideada por Rivera. Cuidado. como dice Podemos, con vincular un acuerdo de  gobierno a un referendum en Cataluña o con nombrar en los irónicos tuits a Felipe ministro de Exteriores de la nueva Venezuela

Las tontadicas se pagan y el viejo tiene el colmillo retorcido, cuidaos.