Statcounter

miércoles, 28 de enero de 2015

El grito airado de la pequeña burguesía empobrecida


No son los de abajo, no. Quienes quieren asaltar el cielo, con el oportuno sacrificio de los comuneros de la clase obrera, son la clase media y la clase media alta, tan empobrecida como cabreada. No es conjetura; lo dicen las encuestas !Qué vamos a hacerle!

La paradoja es que un partido al que la ciudadanía ubica en el extremo izquierda del espectro político, prácticamente al lado de IU, no quiere ser un partido de protesta extrema sino, directamente, de Gobierno; la paciencia es cosa de pobres. ¿Cómo hacerlo? Sencillo: negar la percepción y colocarse donde los cabreados: la pequeña burguesía de siempre, la clase media y media alta.

Ya les tengo dicho, y escrito, que conviene leer las encuestas enteras. El voto y la simpatía es cosa de periodistas y líderes con ego elevado, no se pierdan en eso.

Por ejemplo, los Barómetros del CIS,  Octubre y Noviembre,  dicen que entre los niveles de renta entre 0 y 1200 euros, alrededor del 35% de la población, los socialistas siguen siendo los más votados. por encima del 25%. Por el contrario, entre los niveles de renta de 1200 a 4500 euros, clase media y media alta, el 32,2% de la población, Podemos le gana al PSOE y al PP.

Así que ya saben porqué Podemos es un partido "transversal", o sea que ni de derechas ni de izquierdas. Porqué le guiñamos el ojo a los votantes del PP o porqué la familia Botín contribuye al bienestar social y no es casta. Porque quien distribuye el carné de casta es un  técnico de apoyo universitario de los de 74.000 al año (clase alta por cierto).

Es lo que quieren oír las clases medias. El sector social, dicen las encuestas, al que le preocupa menos el paro y más el sistema político. Que no lo han entendiéndolo Ustedes: que los de abajo no son los que no tienen recursos, son los de clase media que no mandan.

Por cierto, si quieren saber porque toca radicalizarse en materia de corrupciones y volverse contra la izquierda es porque la clase media es poco fiel y, en un mes, la preocupación por el sistema político ha bajado cuatro puntos y hay que compensar con algún capturado a la izquierda.

Así entenderán, Jesús, Jesús, que cuando Botin chalanea ilegalmente con cesiones de crédito, contribuye al bienestar social y no es casta y cuando IU pide explicaciones sobre la cosa de la ayuda al hermanísimo de la tal Tania es porque es mafia. Embudo, en plan materialismo dialéctico de politólogo con curriculum hinchado, imagino.

Entendámonos. Esta clase media nunca ha sido especialmente solidaria. Quiere que los impuestos de la clase media, se los quede la clase media. Eso es lo que hizo el "felipismo", esa fue la traición de Zapatero y lo que permite ser "socialdemócrata" pero no ser de izquierda.
  
Eso es cosa de “trileros”. como quienes votan IU, vástagos jóvenes de la vieja clase media urbana, nacida de la movilidad social del movimiento obrero, crecidos en la idea de la redistribución universal y en una cultura donde el selfie con el famoso, el postureo, el curriculum hinchado o la humillación al menos avispado no solo no era necesaria sino indigna. Una vieja clase media, por cierto, que sigue creyendo, junto a la casposa clase obrera, que es el paro, y no el sistema político, el primer problema español.

IU no perderá votos por competencia con Podemos o por no sintonizar con su electorado. Los perderá porque los cabreos de la pequeña burguesía gritona y su lenguaje siempre han seducido a sectores de izquierda, muy atentos a no desentonar con el amenazante lenguaje de moda y ajustarse a la amenaza, por si un acaso, como dramáticamente aprendió Europa en el pasado. 

Pero, naturalmente, no me crean porque estos análisis de clase y renta han envejecido. Porque lo moderno (¿o no es tán moderno?) es ocultar los comportamientos de clase con la ayuda de algún banquero o algún propietario de medios con las perras en paraisos fiscales.  

Si a Ustedes, como a mí, les parece que el lenguaje sectario y brusco, la pequeña chulería, la extrema sabiduría que humilla y el segundero amenazante se apodera del discurso político, quizá sea porque el voto que viene es voto de cabreo y clientela buscando nuevo cobijo, mientras los de siempre verán aplazado sus demandas de empleo digno o bienestar universal.

No es la primera vez que el grito airado  de la pequeña burguesía marcha por las calles de Europa. Distinguir entre izquierda y derecha siempre nos ayudo a resistir la seducción de la venganza: aprendimos que ser marea, es mejor que ser tsunami; que ser gota persistente es mejor que segundero de detonador.























Podemos_6_350724945.html

http://www.nuevatribuna.es/articulo/espana/luis-alegre-invita-proyecto-votantes-pp-escandalizados/20150127172618111748.html