Statcounter

lunes, 11 de julio de 2011

Abrarubalcadabra

Cosa de magia. En un pispás pasa uno de socioliberal a rojo de plaza en Mayo. Basta que le pongan a uno en los hocicos un par de sondeos horripilantes para la conversión. Y al socialismo oficial le entre la temporada cuatrianual esa de "que viene la derecha"

Abrarubalcadabra, grita el mago, y ahora ya no invitamos al matón de la banca a taparse los tirantes en el jardín sino que le amenazamos con un impuesto; negamos las reformas laborales y los exabruptos antisindicales y nos lanzamos a prometer la creación de empleo verde y asistencial, eso que no tuvimos tiempo de hacer en la época de vacas gordas o congeló alguien hace poco, quien será el maldito.

Las manos del mago revolotean por la chistera y anuncia que de ella saldrá la mayor ocasión que vieron los siglos: un socioliberal que ametralla desde el potenkin instalado en Ferraz las columnas de los especuladores financieros.

Nada por aquí; nada por allá, señala el mago las mangas descubiertas de su camisa, y súbitamente ZP se convierte en “pe”(rez): Zapatero no existe; ni siquiera es de los nuestros; ni “pe” ha estado nunca allí. Era, véase el diario de mañana, el malvado Pepiño, el socialdemócrata traidor, el culpable, el que se disfrazaba de mago en el ministerio de la policía todas las mañanas.

Unos polvos mágicos y renovaremos la política española, porque España y el mago somos así. Ministro desde los ochenta, renovador de la izquierda desde siempre, sólo los voceros derechosos como Felipe, Zapatero, Bono y otros secuaces le han impedido al mago vitalizar nuestra democracia y reformar la ley electoral, eso si haciendo más pequeñitas las circunscripciones, o sea más mayoritarias, para que no se nos cuelen irresponsables, antipatriotas de esos que llevan toda la vida siendo de izquierdas.

Que nadie vea, en las manos mágicas del otrora portavoz (pero a la fuerza porque él no quería) intento de engañar al personal. No; nosotros y nosotras somos los errados por creer que el abandono de todo principio social, político o económico progresista ha desparecido de la hoja de ruta del socialismo español. Eran otros, no los del PSOE los que han gobernado estos últimos años que siempre me andáis confundiendo realidad e ilusión.

Nada, vosotros a la miseria de quejaros de los costes sociales que supone reducir la prima de riesgo a niveles tolerables que el mago y su tropa nos llevarán al paraíso.

A qué es “pa” reírse un rato el cuento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario