Statcounter

domingo, 20 de febrero de 2011

“Loqui, a tope de pagüer” o algo parecido

Si necesitas traducción pídela a la cadena que aspira, según su jefe, al monopolio de las ideas progresistas. Miedo me da que algunas de mis ideas las monopolice el Consejero Delegado de la Sexta y, más aún, que alguien pretenda monopolizar ideas, pero es lo que hay.

Pues “a tope de pagüer” anda el jefe de la TV de izquierdas (según autoproclamación del citado pope) enalteciendo la causa poligonera y los valores que, hasta ahora, representaba Belen Esteban sin alternativa de izquierdas conocida y eso no podía ser.

Pues eso: como somos de izquierdas, progresistas y populares nos buscamos cuatro chicas de barrio que aspiran a ser princesas aunque, a diferencia de la de Serrat, sin estudiar danza moderna y declamación porque el conocimiento quita tiempo a estar en el mundo de la tele.

Se supone que un “docushow“ es casi un material sociológico, la representación de una parte de la sociedad. La cuestión es que la Sexta ha decidido convertir el retrato en apología a través de sobreactuaciones que convierten el irreflexivo optimismo de las chicas en enaltecimiento de un pobre comportamiento de masas, Los que protestamos (es la segunda parte del guión) es por puro esnobismo y porque no conocemos como es el pueblo en realidad.

La realidad de la Sexta un día era la de las señoras que sólo gastan; la de hoy va desde las patadas al lenguaje a la promoción de la incultura . Como ha declarado una de ellas : "nunca" se ha leído un libro aunque sí ojea "las revistas del corazón". O sea, manual de la verdad verdadera y de lo trascendente, base, al parecer, de las ideas de izquierda que pretende impulsar el jefe de la Sexta.

La cuestión es que la vida de la mayoría de las chicas jóvenes, que saben hablar, escribir, contabilidad, comunicación, etcétera, no produce audiencia.

Ser una chica con formación, que busca trabajo, que encuentra un trabajo por debajo de su cualificación y con un salario miserable no es un retrato que merezca ser expuesto en la cadena que monopoliza las ideas progresistas. Quizá para que no veamos en que han convertido los progresistas que gobiernan a la generación mejor formada a la que ahora se le ofrece emigrar a Alemania o a Francia, como hicieran sus abuelos y abuelas. Progresando que se dice porque la izquierda siempre ha dicho que hay que ver mundo.

Se me ocurre una propuesta de "docushow" progresista para cuando acaben las diez semanas de castigo poligonero: ¿qué tal uno que se titule cajeras españolas en Eurodisney?

Hay que construir princesas populares, de masas, no como las otras. A base de no leer un libro, destrozar el lenguaje y no proyectar otro futuro que el histrionismo.

Es lo progresista: ya les vale

No hay comentarios:

Publicar un comentario