Statcounter

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Un café para un sinvergüenza

¿Qué el gobierno permite una subida de precios del 10%? Vamos que sois exagerados; reaccionarios y antipatriotas: un café menos al mes y lo tenéis pagado. Es que mira que sois maledicentes; creer que nuestro ministro de industria favorito era antisocial. Para nada: sólo está contra los vendedores de café.

El Ministro estaba en estado de alarma. Esto es, alarmado porque hasta su vecino estaba mentando a su padre y su madre, dos santos el señor y la señora, Por ello ha convocado súbita rueda de prensa para explicarse. Y la cosa es sencilla: pagamos la energía muy barata; no sabemos ahorrar y el coste es de un café. Vergüenza me daría a mí protestar después de tan sesudos argumentos.

Vamos; que a punto he estado yo de borrar las entradas del Blog al respecto si no fuera porque me da a mi que nuestro ministro de industria favorito me está tomando el pelo con agravante de felón. ¿Qué porqué esta impresión? Por que Pepiño ha dicho que es culpa del PP; y si Pepiño lo dice, yo ya me alarmo enseguida.

El tarifazo de marras es la subida más alta del recibo de la luz que se recuerda. Las subidas de precios, como saben todos los progresistas y no progresistas, no se ponen en relación con el precio del café sino con la inflación. Estamos hablando de una subida de 5 veces casi la inflación anual armonizada. Pero además, miente el ministro: el usuario medio pagará al año, más de doscientos euros.

El déficit tarifario, ciertamente inventado en tiempos del PP, justifica la subida en la medida que aceptamos que pagamos la energía eléctrica mas barata que sus costes, teniendo en cuenta que en esos costes están incluidos los de las inversiones en energía nuclear no utilizada, entre otros.

Pero el caso, amigos y amigas, es que las compañías eléctricas han aumentado sus beneficios en todos los ejercicios en proporciones que vienen a resultar de escándalo en los tiempos que corren. Es decir que uno aspiraba a que las eléctricas pagaran algo de la crisis, o sea como los funcionarios, o los pensionistas.

Pero obviamente soy un antipatriota de los que viene a creer que los que tienen más rentas deben contribuir. No; ya se que Pepiño y mi ministro de industria favorito me lo han explicado: deben pagar los ricos; o sea a los que les podemos clavar el IVA; es decir, a los del común, parados y eso.

Pues nada; ya se que como el Ministro es pobre y está comprado el pobrecillo por el lobby de las energéticas, ya le pago yo un café que me da pena.

Vaya tropa; pero vaya tropa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario