Statcounter

sábado, 20 de noviembre de 2010

Salvemos a los irlandeses...si son banqueros

Vivimos tiempos oscuros, eso es innegable, como diría el Ministro de Magia. Me disculpen, es que vivo rodeado de " frikis" de Harry Potter y ayer me llevaron de estreno.

Siete mil millones españoles para banqueros irlandeses. No seamos xenófobos: ya hemos puesto 87.000 para los nuestros (y guardamos otros tantos) ¿cómo no ayudar a los necesitados, más allá de nuestras fronteras?

La cosa es que Irlanda no tenía ni tiene cuentas públicas escandalosas. La mortífera deuda que le amenaza es de los bancos cuyas prácticas casi delictivas les han llevado a una quiebra práctica. Como se sabe en el libre capitalismo, las libres empresas financieras no pueden quebrar; para eso están los autónomos y pequeñas empresas.

Pues nada; salvemos, también, a los banqueros irlandeses, no sea cosa que cuando vengan a por los nuestros no quede nadie.

El hecho de que en Irlanda no paguen impuestos ni los ricos ni las empresas no debiera ser motivo de escándalo. Total, pertenecer a un club en que un miembro puede hacer dumping fiscal a sus socios parece lo europeamente moderno. Además, no poner impuestos cuando los fondos europeos y las perras del Banco Central Europeo llegan a raudales es de lo más progresista como todo el mundo sabe y, por eso, sólo se cabrean la Merkel y el Sarcozy.

Ahora los irlandeses tendrán que recortar gastos y subir impuestos, Me apuesto a que se a quienes se lo suben a quienes no.

¿Por qué los mercados, esos anónimos entes, se les ha puesto dura con Irlanda?

Dicen unos que la culpa es de los alemanes. Asunto este que en Europa siempre queda bien. Que la Merkel dijera que las entidades privadas debieran poner algo para los rescates (cosa normalita para nosotros los mortales pero inmediatamente negada por José Luis, que él si que sabe) alertó a los mercados que se han dicho: si estos tienen que poner la pasta, vamos daos.

Yo tengo otra versión. Me parece a mí que el hecho de que los americanos y la Reserva Federal hayan convocado deuda para inundar de dólares el mercado americano y hacer una devaluación competitiva del dólar, ha hecho que los mercados, esos entes anónimos, abandonen Europa para poner sus dineros allí. Nada como un Premio Nobel Preventivo solidario con los europeos.

Así que el asunto consiste en alargar unos años más la salida de la crisis poniendo pasta, para que parezca que Europa sirve para algo. Y, sobretodo, para salvar banqueros...hoy irlandeses, mañana portugueses, pasado...

En fin, que sí, que voy a tener que darle razón al Ministro de Magia: vivimos tiempos oscuros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario