Statcounter

lunes, 29 de noviembre de 2010

Pues hay más de la caverna que de Laporta

Y más de la Brunete que de independentistas si lo prefieren. Y mas derechas que izquierdas. Y más convergentes que socialistas. O sea, que barridos. Es lo que tiene la democracia que te da unos disgustos de la leche.

Votan más que la otra vez, bien por los votantes, y van y ganan las derechas y pierden las izquierdas y los de la independencia. Con un par. Que disgusto de la muerte. Digo yo que como esos disgustos ya me los llevé yo pues que entiendo el drama de esta mañana.

Todos “pa” casita, detrás de Montilla si hubiera vergüenza. Que tiene narices la cosa que resulta que, menos el President saliente, todos y todas los derrotados han decidido darle otra oportunidad a Catalunya, porque humildes estos son y, además, han entendido, naturalmente, el mensaje de la ciudadanía.

ZP lo ha conseguido: ya ha perdido Cataluña; démosle un par de días, los que ha pactado con los 37 – loados sean los héroes- y pierde Andalucía y la Castilla eterna de Bono. Dirán los analistas lo que digan pero ni tripartipatito, ni Estatuto, ni liderazgo ni ná: la crisis, señores y señoras, es la crisis.

Es la crisis la que ha castigado a los votantes de izquierda mientras el Gobierno salvaba bancos. Es la crisis la que deterioraba los barrios obreros mientras los gobiernos recortaban obra pública y prestaciones. Es la crisis la que beneficiaba a los de siempre mientras otros, como siempre, se ocupaban de estatutos, independencias, velocidad en las carreteras y esas cosas.

Es que resulta que los ciudadanos y ciudadanas tienen una agenda que no tiene que ver con los retos históricos, las demandas ancestrales ni las vindicaciones patrias: quieren vivir, trabajar y dar futuro a sus hijos. Es lo que tiene la democracia: la promesa de mejorar . Y quien no se ocupa de eso pierde elecciones.

Zapatero ha decidido que las patadas ciuadanas se las den en el culo de concejalas, concejalas, diputados, diputadas y asesores de todo tipo. Digo yo que si no sería mejor, por aquello de salvar algún mueble, unas elecciones anticipaditas para ver lo que piensa la gente. Es menos cruento para renovar un partido quitar al responsable que hacer dimitir a la militancia.

Eso si; hablemos de la caverna para que no se vean las miserias de los políticamente derrotados.







No hay comentarios:

Publicar un comentario