Statcounter

lunes, 22 de noviembre de 2010

Benedicto y La Trini

Sí; hay relación. Que la hay. De hecho, un preservativo en el oído sería útil para ignorar las declaraciones de La Trini sobre el Sahara, destinadas a los europarlamentarios. Viniendo de Benedicto no se me ocurren otras cosas para las que al caballero le parezca útil un condón.

La cosa es que la Señora Ministra de Asuntos Exteriores (La Trini, de siempre) ha venido a pedir a los diputados y diputadas del europarlamento que “se informen con detalle de los sucesos de las últimas semanas. Confío en que los integrantes, los miembros, del Parlamento Europeo adopten la resolución que sea sabiendo cuál es la dimensión de la situación”.

Deduzco que yo mismo, vosotros, vosotras y los europarlamentarios no estamos informados. De hecho, es evidente que los socialistas si están informados y saben algo que nosotros ignoramos y que hace necesario renunciar a los principios como es el caso de la libre determinación del Sahara. No se desanime nadie que un día de estos viene Rubalcaba y nos lo explica, porque ya dijo ZP que lo nombraba para explicarse bien.

En consecuencia me he puesto a protegerme. Un condón filosófico frente a los argumentos policiales de Rubalcaba y La Trini capaces de contaminar principios, sentido común y derecho internacional.

Digo yo que, al menos, La Trini podría hacer lo mismo que Rouco que no se pronunciará hasta que conozca en detalle para qué es útil un condón. La falta de práctica produce ignorancia como todo el mundo sabe. Por eso, Rouco opinará cuando llegue el manual de Roma.

Le propongo lo mismo a La Trini que guarde silencio sobre el Sahara y ocuparse de que cuenten lo que está pasando quienes de verdad lo saben. En realidad, puede guardar silencio sobre casi todo lo demás y no nos inquietaría nada.

Necesitamos protección, lancemos un mensaje de socorro a Benedicto y a todos y todas las que producen utilidades nuevas para los condones: protección contra los que se explican bien y los hacen ministros por tan excelente razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario