Statcounter

viernes, 3 de septiembre de 2010

La vuelta: autobuses para todos (y todas, naturalmente)

En realidad me incorporé el 25 pero, como Pepiño no ha declarado, todavía, antipatriota cobrar a final de mes, he estado trabajando. Lo de cobrar es otra cosa: mis clientes son puro saboteadores y hacen todo lo posible porque no salgamos de la crisis del consumo. Cierto que alguno de ellos es socialista de carné pero debe ser de la cuadrilla del “Mocito de Parla” que anda rebrincadillo con el Jefe.

Pues nada aquí de nuevo observando como Pepiño y los suyos se preocupan de lo importante. Que el paro suba el mes de agosto, el de las ocupaciones hoteleras a tutiplén, los chiringuitos de playa, y el etcétera, ya mosquea. Pero estas son preocupaciones de ociosos que lo que importa es la cosa de las primarias.

Me preguntaba yo como Leire, no había puesto en orden el asunto. Poco antes de anunciar el cambio planetario advirtió que en ese partido las cosas no se hacían a dedo; así que no viendo yo una decisión colectiva muy notable en lo de la Trini me dije: esto me lo arregla la Leire. Pero no; de nuevo mi gozo en un pozo: la chica se ha ido a Cuba, no se si a explicar lo del cambio planetario o lo de hacer elecciones, y ha dejado el patio socialista hecho unos zorros.

Hay que agradecer las primarias porque nos ha dado notables informaciones sobre el cambio de modelo que nos viene. Por ejemplo: el socialismo es autobús para todos (y todas, y todas). Nada de renovar parques de vehículos; gastar enloquecidamente en coches innecesarios. Tu y yo queremos un autobús como el “Mocito de Parla”. Así lo ha dicho la impulsora, inspiradora, de José Luís y si ella lo dice, así habrá de ser. Autobús para todos ( y todas, naturalmente).

Estas son las cosas importantes. Mientras debatimos del autobús no decimos nada de los 500.000 personas en paro en Madrid; de las becas no concedidas; de los costes de los libros escolares (un sueldo por niño) y cosas de estas, como la Huelga General, que pertenecen a preocupaciones de ociosos como tengo dicho. Lo importante es lo importante: el combate de titanes.

Pero no sólo en Madrid; también en Valencia retorna una voz del pasado para ponerse en lugar del que manda y leo que en Canarias, Murcia y alguna que otra parte se apuntan a la reflexión pasada por las bases, donde Pepiño pasará los sondeos. Lo ha dicho Trini: “lo importante no es trabajar sino tener cartel electoral”. Bien, ahí está la cosa: se avecina el gran debate, amigas y amigos, que las bases decidan, ayudadas por Pepiño eso sí, quien se pone y quien se quita. ¿Leire? En Cuba naturalmente.

En fin, mientras en el PSOE haya debate hay Esperanza, ya me entendéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario