Statcounter

martes, 21 de septiembre de 2010

Huelga general, ¿ contra los mercados? No; contra los golfos.

No soy obrero y los sobrados motivos para la huelga se reducen en mi caso. Pero en realidad tengo los suficientes: dos. Uno, que me han engañado; dos, que me dejan (a mí y a los míos) sin futuro.

No soy obrero, trabajador es mas moderno, porque, en el desempleo, el INEM nunca me mandó una oferta (claro es que tenía más de 45 y economista o consultor con más de 45 es consultor desaparecido) y me hice empresario autónomo. O sea, un chollete, como todo el mundo sabe. No soy, en consecuencia, obrero pero el cabreo viene a ser similar.

No conozco a los mercados esos que han torcido el pulso de Zapatero que es de torcer fácil y generoso con los poderosos, desde Sarcozy a los banqueros. Son anónimos, desconocidos, esos mercados que a mí no me han hecho nada. Si conozco a los golfos que citan a los mercados para justificar felonías.

Ese ministro, socialista y de izquierdas, que dice como insulto que los trabajadores quieren trabajar menos y ganar más, es un golfo. Es un golfo el gobierno de izquierdas que le pasa las pelas a Alibaba para alicatar las cuevas de la banca y congela pensiones.

Golfo es el que nos amenaza con reducir pensiones. Es un golfo el de la patronal que quiebra empresas con fraude o el hostelero de la patronal que se queda con escuelas madrileñas. Son una pandilla de golfos los liberados políticos (la Espe y sus 1500 liberados a dedo) que satanizan a los liberados sindicales.

Pandilla de golfos, en fin, que nos privan de futuro. Les quitaron el futuro a los jóvenes formados; a los jóvenes con contrato precario. Una generación entera al carajo. Pero,ahora, nos toca a los que ya teníamos menos futuro: a los que caminamos hacia la pensión. Ladrones de tiempo, de futuro; de esperanzas.

Sobran motivos pero tengo dos: mucho golfo y mucho mentiroso.

Empezando por el que prometió nunca hacer lo que ha hecho; siguiendo por los y las que prometieron cambiar el planeta; siguiendo por los ministros que quieren subir la factura de la luz y del teléfono y por las ministras que nos quieren robar Internet.

Pandilla golfos; dicho queda; quedamos en el piquete, al fondo, a la izquierda.

Es que estoy cabreao, ustedes me disculpen el tono

No hay comentarios:

Publicar un comentario