Statcounter

jueves, 4 de febrero de 2010

Oremus…han perdido el oremus

Dice la Academia de la Lengua que perder el oremus es perder el juicio. Cosa que muchos afirmaremos ha ocurrido con nuestro gobierno. Ahora bien; buscarlo dónde una pandilla de fanáticos, fundamentalistas y reaccionarios queda más bien fatal, fatal, por mucho que suponga una fotito con el hacedor del nuevo alineamiento planetario, por Leire profetizado.

¿No decían que nuestro ZP abandonaba las raíces patrias? Falso: con la cruz conquistamos América y con la oración ganaremos nuestro espacio en la nueva cosmogonía por Leire anunciada. También, como se sabe, a punta de la espada y masacrando indios pero no es cosa de usar tamaños argumentos en casa del Nobel de la Paz; la espada es para Afganistán, ya se sabe.

¿No decían que nuestro ZP era un ateo descreído, asediado por los portavoces de Benedicto? Falso, ahí esta nuestro héroe recitando una oración , naturalmente laica, ante tan fervoroso auditorio que, enseguida, por supuesto, se convertirá al ateismo, tarea para la que Obama, sin duda, ha pedido ayuda a ZP.

Un grupo dedicado a la ética y el buen gobierno en Washington ha calificado a los organizadores del desayuno de oración de secta, organización secreta y fundamentalista. Han señalado los problemas éticos que afectan a muchos de sus líderes, resaltan su falta de transparencia o recuerdan que sus organizadores han ponderado las cualidades organizativas de Hitler y Bin Laden. En realidad, además, es una reunión de recaudación de fondos porque la oración bien pagada conduce al mejor estado…del alma, como es conocido.

O sea que nuestro Presidente que cruzará el charco para un desayuno breve con Obama,y el rezo, porque el Presidente de Europa no tiene, faltaría más, problemas de agenda, rezará con estas buenas piezas. Y yo ya me lo imagino…

Pater Noster, Leire pásame la mantequilla….qui es in caelis…Leire seguro que era esto lo de la conjunción planetaria…santificétur nomen…Garrido, sustituye el encuentro USA, Europa por una misa…tuum, adveniat …

Oremus nosotros, también, por si le viene en algún arrebato místico el juicio al Presidente y viene a hacer política un día de estos.

¡Oh qué bien que baila Gil! ¡Oh qué bien, el Oremus y el Amén! Le cantaba Alberti a uno que le bailaba el agua a la iglesia más carca de la Historia española. Oremus, acababa una de las necrológicas que Blas de Otero dedicó a nuestra patria. Pero claro estos eran rojos y pesimistas…y no estamos para ponerle velas al diablo…

Por eso, ZP se hace acompañar de acrisolados gestores de oraciones y no por cualquiera de vosotros y vosotras: entre otros, el jefe de el faro y guía de occidente, el de el Mundo y el de la cadena amiga, junto a muchos otros que serán testigos de la devoción de los planetarios próceres y de las risas de medio mundo.

Oremus, oremus, con el Premio Nobel de la Paz y ZP…total, cuando la razón abandona, es el tiempo de la magia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario