Statcounter

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Pa un rato …y pa un descosido.

Un escándalo; un escándalo, que un político, Ex - vicepresidente del Gobierno, se meta a dirigir una entidad financiera; donde vamos a parar. ¡Ah! Que hay un Ex - vicepresidente del Gobierno socialista presidiendo Caixa Catalunya. Bueno, veamos, esto…pero es que Rato estaba a favor de la Guerra….uff, que apuro, tú, que me borran de la lista progresista en seguida si no encuentro el argumento.

Aquí lo mismo se gestiona un banco mundial que una cajita de provincias; se deja uno aplaudir por el líder o por la lideresa; hay que estar disponible para lo que las bases reclamen y los Comités propongan. Que sea un par de días o hasta las elecciones ya es cosa que señalará el altísimo; quiero decir si las bases, naturalmente, quieren cambiar a Mariano de destino final…

Cuando uno vale lo que vale Rodrigo no es de extrañar que sea reclamado para cualquier cosa. Fíjate si vale que hasta José Luís estará de acuerdo (eso si; a cambio de darle una Vicepresidencia al tal Gómez, que es una vergüenza que la lideresa le haya dado una a los “desarrapaos” de la IU, que cualquier día proponen la nacionalización).

Así que allá va nuestro afamado Rodrigo: a poner orden en las huestes capitalinas algo alborotadas. Eso si; en nombre de Mariano que ha puesto orden. Mariano ha estado duro: ha dicho nueve veces, nueve, “inadmisible”. Han temblado los cimientos del partido; su voz ha tronado en el universo y un nuevo Big Ben ha sido anunciado: ya tiene liderazgo …pa un rato.

Un ejemplo de gestión de las organizaciones y de la resistencia de los Líderes(esa) a los cambios: nadie dijo nunca no a Rodrigo, faltaría más; si no se está en los sitios donde se decide es porque, naturalmente el Lider(esa) siempre está de acuerdo con lo que se decide…incluso ya se le había ocurrido antes; el Lider(esa) espera que se carguen al portavoz de la coalición opositora (cosa que se lograra si Mariano vuelve a tronar de nuevo).

El descosido ha sido cubierto temporalmente por la atronadora decisión de Mariano que, en realidad, no ha decidido nada como puede deducirse de las abundantes crónicas periodísticas, ávidas de contar óbitos de algún romanos y algún cartaginés y que no han tenido un mal herido que llevarse al coleto. O quizá si; porque siendo Mariano como es, tras nueve “inadmisibles” igual se ha lesionado y nos enteraremos un día de estos.

Grandes; que grandes los partidos políticos siempre atentos a lo que de verdad, de verdad, importa a los ciudadanos: quien se quita y quien se pone. Grandes; que grandes los dirigentes siempre atentos a lo que importa: la agenda electoral. Grandes, que grandes los candidatables esperando que el jefe los nombre o ponerse a montar bulla.

Grandes, grandes, esas bases para aguantar a esta tropa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario