Statcounter

viernes, 11 de septiembre de 2009

Eran los indirectos, estúpidos (con emotiva addenda: Salvador, Presente)

…¿Y los ricos? No hay ricos amigas y amigos; tú eres el rico. ¿Y las rentas altas de verdad? No hay rentas altas de verdad; no entendiste a Pepiño. La pela hay que sacarla de los bolsillos de la mayoría (ley de los rendimientos sociales decrecientes de los gobiernos socialdemócratas: cuando la pintan calva no molesten a los ricos). 

Ya os advertí el dos de  septiembre: “¿Porqué cuando hablan de subir impuestos me pongo a temblar?” En la playa os creísteis a Pepiño cuando dijo que “hay que elevar determinados tipos impositivos a las rentas más altas”. Lo que no sabías, querido, querida, es que esa renta era la tuya. Incluso el 4 de septiembre me atrevía a sugerir que José Luís “redoblaba esfuerzos” para que ”pareciera que subía los impuestos sin que ninguno subiera”.

Ya sé que queda mal citarse a uno mismo (los del Meneamé me castigarían por reiterado spam). Pero es que como me tacháis de desconfiado estos son los momentos en los que uno tiene que deciros: ya os lo dije yo. 

Haced cuentas: el IVA; el tabaco de picadura ese que os tomáis para ahorrar; los alcoholes que bebéis en botellón o en vuestra casa; las gasolinas: un 1,5% del PIB (la más alta subida de la historia) la pagaremos los consumidores. Ergo, Pepiño dijo: los consumidores que bebemos, fumamos (yo ya hace cinco años que no), vais en coche, compramos libros, comida, pagamos servicios, tenemos rentas altas. 

Dice la Ministra que lo importante no es de donde sale la pela sino en que se lo gastan. O sea: no le subimos los impuestos a Botín; le ponemos dinero a su banco y tu lo pagas. Eso se llama eficiencia. Botín encantado, faltaría más. Pandilla de estúpidos: eran los impuestos indirectos de los que hablaban; los que pagamos todos; los regresivos. Ala, Diputados al Congreso a votar que la caña, la gasolina, los libros, suban: hay que recaudar. 

Este magnífico gobierno (faltan 111 días para que cambie, dijo Leire, la conjunción planetaria) se ha empeñado en que se reduzca nuestra renta disponible. 

La cosa es que esa parte de la renta es la que el conjunto de las familias españolas tenía destinada a disminuir su deuda, para poder aumentar su consumo, inducir a las empresas a endeudarse e invertir para satisfacer ese consumo y volver a empezar…Pues no; ser eficiente es que la mayoría nos quedemos sin pelas. Exactamente lo que dijo Pepiño: que las rentas altas iban a pagar más. Pandilla de estúpidos que entendisteis mal a Pepe.

Addenda emotiva:mi Diada es de 1973. Estaba yo en el Rectorado de la Complutense matriculándome. Ahí se rumoreó que un general con nombre de muñeco atacaba la Moneda....En fin, mi Diada...al fin y al cabo, siempre estamos celebrando derrotas… (los libres siempre caminarán por grandes alamedas; Salvador Allende y todos los chilenos masacrados hace tanto: están presentes).

No hay comentarios:

Publicar un comentario