Statcounter

jueves, 6 de agosto de 2009

Leire es valenciana, te lo juro, y debe ser senadora (que alguien monte un grupo en el “feisbuk”, por favor).

Dicen los medios, que los el PP han inventado la cosa de investigar la valencianidad de Leire Pajín, para retrasar su nombramiento como senadora. Asunto asaz injusto porque estas cosas nunca se le han exigido a nadie. Si ella aspira a ser senadora hay que darle el gusto; total ¿por qué evitar que la muchacha se pasee por tan inútil institución si a ella le gusta?

Los del PP nunca valoran el trabajo democrático del personal. He ahí a la chica esforzándose en….bueno, veamos, en…eso es: prever la conjunción planetaria el día que se junten Obama y su jefe en la dirigencia universal. Ante tal encomienda, por supuesto siempre en el interés de “paña”, quiero decir España, como vamos a exigirle tonterías provincianas como investigar su valencianidad.

Tengo que dar fe: Leire es totalmente valenciana. ¿Por qué lo digo con tanta rotundidad?¿Cómo puedo asegurar con tamaña firmeza que la chica responde perfectamente al perfil de valenciana?

Sencillo: cuando la conocí (aquella semana juntos; tranquilos, que siempre pensáis en los mismo: hace mucho, allí en El Escorial, en un curso de verano que uno modestamente coordinaba) se paso el tiempo conspirando, por teléfono – entonces lo de las redes no funcionaba mucho-, contra Cipriá Ciscar, pope del socialismo valenciano de la época (y caballero muy apreciado por uno; cosa que confieso con orgullo y, probablemente, para lesión de su imagen).

¿Qué hay más valenciano que un (una) socialista conspirando contra otro socialista valenciano? Absolutamente nada; ni la horchata. Estos del PP no sólo es que no se enteran de nada sino que no valoran en absoluto la riqueza de la cultura política de su país (nación, región, o lo que toque, que uno no quiere ofender).

Propongo que, por aclamación popular y de forma inmediata, Leire sea nombrada Senadora (organicemos un grupo de esos en el “feisbuk”). Liberémosla de cuita tan vulgar para que pueda dedicarse a las cuestiones planetarias que el mundo le ha encomendado porque, con toda seguridad, no habrá otra valenciana que pueda orbitar alrededor de Obama y José Luis como ella.

Dirán lo que quieran los del PP pero es más valenciana una responsable de la ley de la gravedad planetaria que uno con bigotes; tan valenciana será, digo yo, una mujer cuyo trabajo es huir de la sombra de Pepiño que una a la que le regalan bolsitos.

La venganza, la quema del adversario es, en política, mala cosa. Supongo que los populares están hasta los mismísimos de que algunos dirigentes del socialismo valenciano, el día que Zaplana les barre en elecciones, le recuerdan, con notabilísimo acierto sociológico, que está imputado. Los de la derecha nunca han entendido que en democracia la forma es parte del contenido. Los socialistas valencianos tampoco; pero eso no es culpa de Leire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario