Statcounter

martes, 16 de junio de 2009

La Ronda Negra

La idea de Europa se desvanece; la idea de respeto a la diversidad se esfuma y sólo queda el infinito sabor del asco que producen los paramilitares fascistas paseando en el centro de Europa

Uno imagina a los que sufrieron y todo el esfuerzo por construir una Europa de derechos, de convivencia, volatilizada por la imagen de un fantoche en la televisión y en las páginas de los periódicos, por una patrulla fascista en las calles de Milán y no puede sentir sino rabia.

Mira que me jode ser un agorero y citarme a mí mismo. Esto fue escrito el pasado 21 de Febrero en este rincón: con motivo de la ley de patrullas aprobada por Berlusconi. “Las falanges mussolinianas que recorrían las calles; las patrullas nazis, buscaban la paz urbana de los atemorizados burgueses. En un país que se descompone; en una Europa que se desvanece, la Ronda es expresión de la rendición de la democracia”.

Las ideas fascistas de la Guardia Nacional Italiana han sido resucitadas. Esto hijos de puta dicen ser 2100 y se han presentado antes de ayer en Milán en el Congreso de los fascistas del MSI. Apenas ha entrado en vigor la Ley y ya están aquí sus efectos.

Los judíos amenazan con organizar sus contramedidas y algunos de la izquierda extraparlamentaria ya han llamado a la creación de la Milizia Comunista Italiana. Fantástico, la patrulla ciudadana del puñetero fascista rampante ya ha conseguido que cada cual sueñe con su propia ejército.

Ahora, que politólogos, sociólogos y analistas escriban páginas enteras y hagan tertulias en televisión.

Ahora que la foto está en los periódicos, que el escándalo se ha producido, ahora que ya es tarde, empezará el griterío de los que le han reído las gracias al Presidente del Milán, incapaces de parar lo que en Europa debiera ser imposible.


Pues nada, a gritar. Aquí hace tiempo identifiqué a mis culpables: el fascista rampante de Berlusconi y toda esa clase de gente que apesta la tierra y que cree que todo sale gratis.

Ya sé que no está de moda decirlo; pero cuando llaméis fascista a alguien; cuando digáis que la democracia es una mierda: imaginad a la Ronda Negra y preguntaros si estáis siendo rigurosos.

Ya sé que no está de moda decirlo; pero esta vieja, incompleta y siempre débil democracia merece ser defendida y respetada con más pasión o la puta Ronda Negra acabará con ella.

2 comentarios:

  1. esto empieza a tener un color muy negro... que paren esta Europa, que yo me bajo.

    ResponderEliminar
  2. Ya están aquíiiiií.
    Pues parece que sí, que vuelven, los camisas negras, los camisas pardas,... la extrema izquierda, los sionistas, vaya yo que soy apasionado de la historia esto me suena a algo.
    Me suena a burguesía protegida, consentidora, una socialdemocracia acojonada y una derecha que lo apoya aunque luego diga que eso no eran lo que querían (E.Frei), total que poco a poco nos vamos quedando en casa porque para qué votar si "todos son iguales" y el día menos pensado te ves con una camisa negra, un brazalete nazi, y denunciando a tus progenitores ante los paramilitares.
    Espero que esto no ocurra nunca, pero son malos tiempos para la lírica, y para los que nos dedicamos a interiorizar debates más.

    ResponderEliminar