Statcounter

viernes, 22 de enero de 2016

Sobrados de estupor…pero tenemos a Draghi

Estupefactos, día tras día, se lo digo yo.  Por ejemplo, el periodismo avanza hacia la calidad al mismo ritmo que la nueva política. Por un poner, una cadena le hace la campaña a un candidato, mientras otra del mismo grupo le acusa de venderse a patria ajena.

Otra modernísima radio, se pone a falsear a un Presidente para ver si pilla en falta a otro Presidente, sin que parezca que, en realidad, haya mucha diferencia con una escucha ilegal. Naturalmente, si Usted suplanta la identidad de otro estará cometiendo delito pero si lo hace un medio será libertad de prensa.

El tal Ferreras, portavoz de todas las causas que convengan al convento de La Secta, publica un fotomontaje de gobierno futuro en el mismo momento en que el prócer de lo nuevo se está proponiendo de Vicepresidente, lo que anuncia una operación publicitaria más, preparada para humillar al PSOE y torcer la llegada del líder socialista a la entrevista  con el Jefe del Estado.

Es muy nuevo, nuevo, proponerse de Vicepresidente, porque eso de que el Jefe del Estado propone candidatos a Presidente y este elije el Gobierno es cosa de Constitución vieja. Naturalmente, aquello de que solo estaré en un Gobierno que presida era tontuna electoralera. Puestos, ya se pide unos cuantos ministerios, por supuesto ninguno de carácter social o de empleo que eso era importante antes de que Ustedes votaran. Ahora da mucho trabajo

Es muy nuevo, novísimo, proponer como negociación de gobierno un debate en televisión, con Evole o Pastor, naturalmente fuego amigo o transmitir las negociaciones en streaming, como dice el socialisto. En realidad, les importa poco lo que se gobierne sino empezar ganando la nueva campaña electoral.

Ahora, lo que importa no es el programa de gobierno ni los contenidos, eso son tonterías. Lo que importa es un ministerio de la multinacionalidad, que ya me dirán Ustedes para que sirve salvo para colocar a un amiguete; o de defensa, para colocar a un prestigioso desplazado por la ciudadanía.

Estupefactos andamos, viendo como la pluralidad y el cambio se desvanecen en operaciones de publicitarias, en estrategias de comunicación donde aún no hemos oído una palabra de programa de gobierno. 
Estupefactos, viendo que un tipo que ha sacado dos diputados permita que el prócer de lo nuevo que destrozó su partido, ahora le administre las siglas y lo proponga de Ministro como agradecimiento a los servicios prestados, cabe suponer.

Estupor, pero aguantamos. Aguantamos gracias a que Dragui se ha empeñado en salvar la Unión Europea, la moneda única, las bolsas y la actividad económica. Ya ven, podemos estar meses sin gobierno y jugando a las casitas en las televisiones. Hay gente seria que se ocupa de lo nuestro. Luego le llamaremos criminal, por un poner. Estupor, sobrados de estupor, andamos, se lo digo yo.