Statcounter

domingo, 27 de enero de 2013

¿Observas o cenas?

Esa es la pregunta correcta cuando Usted se encuentre con alguien en una manifestación, encuentro solidario o cualquiera de esas cosas que Ustedes practican.

Yo siempre les he ofrecido ideas solventes para responder a arduas cuestiones como las que hoy se les plantea. Antaño les propuse, y mejor les hubiera ido, hacerse piratas o verdaderos finlandeses. Hoy, les abriré los ojos sobre nuevas formas de cambiar el mundo. 

Abandonen chalecos reivindicativos, coloreadas camisas sudadas, mareas y demás tontunas en las que se vienen ocupando. Lo que de verdad empujará la historia será una módica cenita en el Barrio Salamanca u ofrecerle alguna idea al Sr. Caldera. Elijan Ustedes el campo en que ocupar sus energías y dispóngase a ser señalados en la calle como verdaderos sostenedores del cambio.

Quién no tiene 250 euros para gastárselos en una cena solidaria, donde podrá mandarle unos eurillos a algún banco de alimentos de lejanísimos países. O, más aún, quien no tiene una idea para salvar el mundo por módicos tres mil euritos que paguen los sociatas necesitados de producir ideas.

Los consumidores de comida de lujo y moda más de lujo del Barrio de Salamanca han organizado un evento solidario y chick: una cena donde los chefs de moda repartirán comida a módico precio, que los ricos tienen cash, y no como vosotros y vosotras que os arrastráis fúnebres hacia el final de mes.

Y mientras consumen una velouté de cava, por un poner, pensaran en los pobres del mundo de forma fina y educada y no como vosotros y vosotras que os arrastráis con groseros paquetes de legumbres a los comedores de Cáritas. Entendéis por qué a los ricos no se les puede subir los impuestos: porque necesitan el cash necesario para eventos solidarios de calidad que “alimenten el Alma”.

Si os parece en exceso pijo el asunto, el mercado os ofrece novedosas posibilidades: ser “observadores globales” para una fundación socialista. Cualquier relato sobre el cine nepalí en la transición post-china (es que os tengo que dar hasta la idea), puede propiciaros tres mil euritos de nada al tiempo que alimentáis el extenuado acervo socialdemócrata.

Debéis entender que, desde que Leire anunciara el cambio planetario que, sin duda impulsarían Obama y ZP, este debió cambiar de Gobierno y Caldera se quedó sin otro trabajo que producir ideas. Que no se conozca ninguna es solo producto de vuestra falta de formación global.

Es ahí, ahí, es donde tenéis un campo de creatividad porque, ante la cruda situación del socialismo existente, nada como suministrar ideas globales, a fundaciones globlales, para líderes globales en crisis absolutamente globales. Si Amy puede, Ustedes también
 
Ahora que hasta las ONG´s hacen ERE´s y deben privarse de recursos humanos, nada como reciclarse en nuevos empleos solidarios como chefs en el barrio de Salamanca o proveedores de ideas para el PSOE.

Muchachos, muchachas no digáis que no alimento vuestro futuro. Yo seguiré por aquí, cocinando mis afamados platos para los amiguetes y observando globalmente este peregrino mundo para Ustedes, sin que sean capaces de pasarme un eurillo por mi esfuerzo, ya les vale lo poco solidarios que Ustedes los pobres son.