Statcounter

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿...Y si los griegos especulan con los especuladores?

¿Por qué nuestros banqueros visten sus rojas togas, de finos brocados? Porque hoy llegan los griegos (Kavafis lo habría escrito)

“El especulador adivina la sicología del mercado. Lo escribió Keynes en la Teoría General, creo. Frase sutil pero es que Jhon – los diletantes pequeñoburgueses siempre nos tuteamos- era, entre otras cosas, coleccionista de pintura.

Los especuladores de hoy en día carecen hasta de la finura del jugador de póquer. Son más bien matones de barrio cuyo poder les permite hacer que sus profecías se cumplan. El problema es cuando tocan las pelotas a mucha gente, y durante tanto tiempo que impiden la recuperación económica. Entonces siempre surge alguien que cree entender algo de economía (uno, por un poner) que sugiere la idea de que los acreedores deben participar en los sacrificios de los deudores.

Para ello, hasta le fecha, teníamos dos técnicas conocidas: la inflación y la represión fiscal. Efectivamente, las políticas expansivas que mejoran la situación económica elevan los precios y deterioran el valor del capital invertido por los acreedores. La represión consiste en aquellos impuestos y tasas que gravan las transacciones para ayudar a los ingresos públicos y poner arena en el engranaje especulativo.

¿Y si hubiera una tercera? Dicho en términos grosero: “que te pague tu padre”. O sea; olvidarse del “bail out” y que el que no haya comprado seguros que se apañe ( si no fueran secretos...). “Hacer un griego” puede tener un nuevo significado. Por ejemplo, un tío del Egeo se planta en París , en el Paribas por ejemplo, y le dice a un francés: “que la deuda que tienes en el balance vale cero patatero”. El francés entra en pánico y así, sucesivamente.

Y a mí me parece que siendo esto ficción (casi un deseo para ver que pasa) está cerca de ocurrir. Veo en la Sintagma gente que grita “no pagamos” y escucho al ministro griego de la cosa cabreado por el insulto a la soberanía de su país que perpetra diariamente el incompetente liderazgo europeo.

Dice el FMI que la banca europea tiene en sus balances 200.000 euros de deuda periférica de escaso valor. Los europeos reducen esa cifra a la mitad. Hay dos razones para ello. La primera es que el Banco Central, para soslayar la negativa alemana a comprar deuda, les vino a decir que podrían comprar deuda a coste cero. La otra, no lo duden, es que la lista de bancos a capitalizar coincide con la de entidades que juegan (especulan) en el mercado financiero. O sea, dicen los griegos y pienso yo: ¿por qué no van a pagar algo los que nos metieron en el lío?

Los balances de los bancos europeos pueden estar más contaminados que el Lehman Brothers la víspera de la quiebra que lo empezó todo. Sin patrimonio para pedir los dólares que necesitan. Los griegos opinan que si los incompetentes líderes europeos no tienen prisa para pagar, ellos tampoco. ¿Y si estuvieran especulando con los especuladores?

A golpe de solidaridad europea vamos a joder a tres generaciones de griegos. Esa gente forma(ba) parte de nuestro club...pero claro, salvar a los especuladores franceses y alemanes es más importante que el porvenir de unos pocos bárbaros en realidad. Es lo que hay.

"¿Por qué de pronto esa inquietud y movimiento? (Cuánta gravedad en los rostros.)
Porque la noche cae y no llegan los griegos"
(Kavafis lo habría escrito)

No hay comentarios:

Publicar un comentario