Statcounter

lunes, 28 de febrero de 2011

¿La culpa es del petróleo libio?

De entrada, un consejillo: no protestéis mucho que, en cuento caigan en la cuenta, os devolverán la velocidad y os aumentarán los impuestos.

¿Justifican las convulsiones árabes la evolución de los pecios del petróleo? Veamos: resulta que Bharein, Maruecos, Jordania, Túnez, Yemen y Egipto no tienen campos petrolíferos importantes ¿Será Libia la causante del desmadre en el mercado?

Pues tampoco lo parece. Libia es, según las estadísticas que he mirado, el 18 productor mundial: 1 millón y medio de barriles al día, de un total de 85 millones. Lo único relevante de las cifras es que la ciudadanía Libia no ve un dólar de este petróleo.

La cosa es que los mayores productores son Rusia y Arabia Saudí (el 25% del petróleo mundial) donde no se conocen inestabilidades que justifiquen la evolución del precio.

Arabia Saudí y Abu Dhabi han anunciado que cubrirán la pérdida de producción Libia y la Banca europea y China ya han anunciado que evitarán una crisis de deuda pública en la región. Los saudíes han iniciado políticas de reformas económicas y políticas teniendo en cuenta que su población trabajadora es emigrante en un 25%. La estabilidad de Arabia Saudí sería, cierto , un problema de mercado; la Libia no.

¿Por qué una subida del 20% del precio del petróleo?

Especulación al hilo de las dramáticas y dramatizadas imágenes de televisión, pero no sólo Las materias primas, no sólo la energía, también las minerales y algunos alimentos, han subido desde hace tiempo debido a la reacción frente a la crisis de algunos segmentos de los mercados financieros.

La inversión en materias primas y petróleos es una inversión refugio ante la pérdida de valor de los bonos, las deudas soberanas, el sector inmobiliario, etcétera. O sea, que nos han fastidiado la vida antes y nos la fastidian ahora con subidas irracionales de precios.

La ingeniería financiera, los mercados de futuros, juegan un papel fundamental en esta elevación de precios. Los inversores necesitan que el precio suba para hacer su inversión más rentable. Los costes financieros de un barril de petróleo en el futuro superan en un 30% el valor de su coste real. O sea, que ya se sabe quien gana y quien hace subir el precio.

Menos milongas árabes que no cuelan. Eso si; andad despacito en las carreteras que es más fácil poneros una multita que meterse con los mercados. Por cierto; si la medida de ahorro es cierta, el estado dejará de ingresar alrededor de los 800 millones de euros de impuestos; o sea, la mitad del ahorro.

Así que, como os decía arriba, no protestéis mucho que, en cuento caigan en la cuenta, os devolverán la velocidad y os aumentarán los impuestos.

Naturalmente, dejarse llevar por el lobby eléctrico y dejar de subvencionar las renovables no tiene nada que ver con esto, faltaría más, siempre incordiando contra el gran prócer y mi Ministro de Industria favorito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario