Statcounter

jueves, 2 de diciembre de 2010

¿Y si el mercado fueran sus vecinos?

Resistiremos a los especuladores. Vamos; que resistiremos hasta la última gota de sangre de..del último parado que quede vivo. “Responderemos a los especuladores” ha dicho Trichet y yo he pensado: fácil colega, llama a los bancos franceses, por un poner.

Imagina que perteneces a un club gastronómico con otros 24 colegas,;bueno hay una otra, una chica, pero porque es rica no porque se lo merezca, como todo el mundo sabe. Imagina que a los postres de cada comida, siete de ellos se fuman un puro para decidir que tu banquero te suba los intereses de la hipoteca. ¿Jode, no? Vaya mierda de club tenemos y eso...Bueno, no se me embalen: estamos hablando de la Unión Europea.

Digámoslo claro. Sabemos quienes son los especuladores, los inversores globales esos. La verdad es que la zona euro está siendo atacada esencialmente no por el exterior o por misteriosos o malvados fondos especulativos americanos o chinos.

No; el ataque viene del interior. Son los propios bancos europeos, compañías de seguros, sus fondos de pensiones, sus gestores de patrimonios y los diversos establecimientos que gestionan los ahorros del personal, los que poseen en su mayor parte la deuda europea y son ellos los que están haciendo saltar los tipos de interés de la deuda.

Y es que los datos hablan por sí solos. La mayor tajada de la deuda española se la ha llevado Francia, le siguen muy de cerca Alemania y los países del Benelux, mientras que China es una potencia en ascenso.

En agosto del 2010, la última vez que hice la cuenta, los porcentajes de propiedad de la deuda española eran: Francia (25%); Alemania(7%); Italia (6%); Benelux (15%); resto de la UE (12%). O sea, 65%. Vamos, que los especuladores esos a los que tenemos qe resistir son el Paribas, el Deutche Bank y diez o doce instituciones europeas como esas. Genial: los mercados que han llevado a la ruina a Zapatero son los que desayunan con él una vez al mes.

Quiere esto decir que con un simple impuestito a los gestores de fondos que tomaran posiciones de capital a corto se hubiera arreglado el asunto. Pero claro; eso no es nada, pero nada, nada progresista. Porque lo progresista es que mientras los europeos salvamos a los bancos con dinero público, esos mismos bancos utilizan esos fondos para jorobarnos la deuda. Eso es progre, progre de la leche.

Eso si, mientras tanto, alrededor del 25% del fondo de reserva de la Seguridad Social está invertido en deuda alemana, francesa y de los países bajos.

A cuidarse de los mercados, son colegas europeos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario