Statcounter

martes, 17 de noviembre de 2009

La Roja en el mismo Bilbao.

No confundirse, que no es que mi suegra, por un poner, o alguna revolucionaria de esas que conocéis en cualquier manifestación semanal a las que acudís tenga que irse al norte. Es mucho más serio: el Parlamento Vasco, siempre atento a lo importante como todos los parlamentos, ha aprobado pedir que la selección española de fútbol programe algún partidito por allí.

Valientes que son los chicos: ahora que no queda ninguno hasta después del mundial. Con lo bonito, multicultural y de alianza civilizatoria que hubiera sido un España – Turquía en el mismo Bilbao, presidido por Patxi y José Luis.

Pero la noticia tiene su enjundia y dará, lo anuncio, lo suficiente que hablar para llenar los programas de radio de Javier Vizcaíno. Ya que el Parlamento Vasco ha decidido poner en marcha la institución, aproximarla a España, sugiero rápidos acuerdos que permitan la grabación de Gran Hermano en Vitoria, la celebración del afamado certamen de mis España en la Playa de la Concha y la entera feria de San Isidro en la Monumental (oye, si cuela, y nos quitamos esto de aquí, cuela).

También han pedido una etapita de la Vuelta a España que, como casi nadie recordaba hasta que el Parlamento que está en todo nos lo ha recordado, por llamarse de España, no pasa por allí, aunque los vascos y vascas son los que más saben de la cosa, como todo el mundo sabe. La propuesta ha contado con el apoyo de socialistas y populares (donde no llegue Basagoiti) y la oposición del PNV y Aralar. Naturalmente, cabe reseñar que asunto de tal enjundia se ha discutido en la Comisión de Cultura del Parlamento Vasco.

Desde que yo tenía once añitos, y ya son, no van por allí las selecciones españolas de fútbol. Comprenderán, por lo tanto, que el asunto me tuviera tan notablemente preocupado que vivía yo en un sin vivir. El Parlamento ya ha encontrado una manera de tensar la cuerdita un poco en esta carrera de Patxi y Basagoiti por normalizar la cosa vasca a marchas forzadísimas.

Por supuesto, todo el mundo dirá que si, y el próximo España - Andorra lo jugamos en San Mamés o en Anoeta y nos vamos a contar silbidos al himno, insultos al Rey, inadecuados “goras” y cosas de estas que son las que nos molan en realidad.

Paréceme a mí que estas cosas icónicas (selecciones, desfiles, festivales de danza y así) deberían tratarse con cuidadito. Uno que es laico para todo no entiende la ausencia institucional en ninguna parte, siendo España lo que es, pero también entiende que mire “usté” ir “pa” un follón, como el que dice, pues viene a ser peor el remedio que la enfermedad.

Y no se porqué se me da que en la carrerita esta de Patxi y Basagoiti por españolizarse raudos, que uno ve desde aquí como carrerita electoralera para quedarse con el pedazo no nacionalista, van a crear más problemas que soluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario