Statcounter

viernes, 4 de septiembre de 2009

Estoy desolado: soy un soviético y José Luis redoblará esfuerzos.

Ahora soy un soviético…por dios, decirme a mi esto, …vosotros que me conocéis, me entendéis.

Me avisa Lidia de que Iñaki ha “rajado” ( Iñaki sólo hay dos: el de los chistes y el de la Prisa… y los dos son vascos). Afirma que el Gobierno está KO (ya me parecía a mí que lo de la TDT había dolido); inmediatamente señala que la culpa de lo que ocurre no se le puede echar al gobierno porque eso sería como cosa soviética y aquí es culpable hasta el “registrador de la propiedad” (sic).

O sea, que, a estas alturas me han convertido en soviético y me han puesto a preguntarme si esto de los registradores es como lo de los sastres y el País. Joroba, no se si os pasa a vosotros y vosotras, eso de no tener sastre ni registrador propio…es como si no fueras nada…claro, soviético.

Inmediatamente, busco reacciones ante tamaño desafuero de la cadena editora de el faro y guía de occidente y encuentro una declaración del Gobierno.

No tiene que ver ni con la realidad, ni con que la cadena haya declarado que ya somos una potencia de tercer nivel (y yo creyendo que estábamos llamados a encuentros planetarios como me anunció Leire), ni con el desempleo. No; José Luis ha llamado a Gallardón y dice que “redoblará esfuerzos” para apoyar la candidatura de Madrid a las olimpiadas.

Afirmación de la que colijo tres cosas: que Alberto puede darse por jodido; que aquí nos van a hacer análisis sorpresa de orina a todos (por que nadie como José Luis para combatir el dopaje) y, naturalmente, que nos quedamos sin olimpiadas.

Cuando no era soviético, tenía yo la impresión de que si el gobierno se ponía lo empeoraba. La cosa del talante, en esencia, consistía en no hacer nada y que la Vicepresidenta pareciera estresada y, naturalmente, enfadada. Ahora que soy soviético tengo más razones para estar desolado: van a redoblar esfuerzos.

¿Para meter a dos o tres ciclistas más en la cárcel, ya que como todo el mundo sabe son los únicos que se dopan? ¿Para rebajar los salarios y que las cuentas lleguen a final de año? ¿ Para que parezca que se suben los impuestos sin que ninguno suba y ganar el disputado voto del diputado Herrera? ¿Para que no se note que andan muñendo en el Constitucional un arreglo para que el estropicio catalán no sea muy allá? ¿Para que no se sepa lo que pasa en Afganistán?

En fin; antes cuando yo no era soviético se hacía política. Ahora, simplemente, se redoblan esfuerzos. Ministros silentes y ausentes se pasean por sus despachos sin que el personal sepa que hacen, dicen o piensan; claro que casi es mejor no sea que se pongan a decir y destrocen lo que queda sin destrozar.

O sea queridos y queridas lectores que entre periodistas de cámara convertidos en lideres de la oposición y gobiernos que redoblarán probablemente su silencio tiene uno razón para estar preocupado y, encima, soy un soviético…por dios, decirme a mi esto, …vosotros que me conocéis…

No hay comentarios:

Publicar un comentario